Make your own free website on Tripod.com
Caballeros del Zodiaco

Home

Zonas Arqueológicas
Barrancas
Cascadas
Desiertos
Lagos
Arte y Cultura
Plantas Medicinales
Perro Chihuahua
Wallpapers
Links
Web Master
Caballeros del Zodiaco
http://hjgmaster.tripod.com.mx

cecytlogo1.jpg

cecytlogo1.jpg

Historia secreta excalibur
Resumen:
Shura es el Caballero dorado de Capricornio. Queriendo mejorar el poder de su cosmo, partío a las montañas de España a entrenar, finalmente regresando al santuario. Cuando se reúne con su amigo cercano a quien Shura considera como un hermano, Aiolos y tras visitar al Patriarca, se encuentra con el misterioso Caballero Dorado Géminis, Saga. Al encontrarlo, el repentinamente siente un extraño cosmo en algún lado que hace a Shura sentirse incómodo. Esa noche, un Caballero desconocido que genera ese mismo cosmo extraño llega y ataca al patriarca.

-------------------------------------------------------------------

Capítulo I
Encontrándose de nuevo.

Esto pasó el año en que Athena nació. El verano en Grecia tiene poca lluvia. Si en un mes llovía por tres dias, llovía mucho. Lejos en las monatañas de Atenas, es donde está construido el santuario, también ahí es muy seco, el viento barre el suelo, levantando mucho polvo.

En la ciudad, han llegado muchos turistas, hay mucha gente. Desde los tiempos de los mitos, siempre ha sido así, la ciudad ha atraído a mucha gente que quiere ver este misterioso lugar. Y cada ciertos años, un reportero trata de encontrar este lugar místico llamado Santuario pero regresan a casa sin recompensas. La verdad es que el Patriarca que evita que la gente invada el Santuario, ha creado varias niveles de campos de fuerza alrededor del Santuario. Algunos turistas que han llegado muy cerca al campo de fuerza, no pueden seguir. Si lo hacen son rebotados. Cuando se olvidan del incidente, ellos son llevados de regreso. Claro, todo esto es posible por el poderoso cosmo del Patriarca, quien puede poner estos campos de fuerza que bloquean todo el Santuario.

Este misterioso lugar genera un arcoíris al que la gente normal llama "El arcoíris de los dioses". Desde la época de los mitos, aún cuando la gente sentía que el Santuario era un lugar misterioso, tenían sentimientos buenos al respecto.

Un joven como el viento, ha entrado al Santuario con facilidad. En el brillante sol, el viento mueve el cabello del joven como si éste tuviera vida propia. Sus ojos no parecen reflejar su verdadera edad. Viendo su ropa, el no puede ser otra cosa que un caballero.

"Mi vieja casa, El Santuario... no cambió en absoluto"

El joven ve en el centro del Santuario el reloj de fuego. El reloj de fuego le da la cara a los 12 templos donde un Caballero Dorado se supone guarda cada uno de ellos. El sabe que los doce templos tienen una relación con cada uno de las constelaciones de los Caballeros Dorados.

"El décimo templo es Capricornio", dice el joven recordando. El joven cambia su mirada para ver el templo del maestro y la estatua de Athena. (Ya habrá nacido Athena...?)

Pensando en este importante asunto, vuelve su mirada al frente. Cuando aún estaba en entrenamiento, este es el lugar donde dió sudor y sangre, este es el sitio de entrenamiento, y a su lado, el sitio de Combate (El lugar donde Seiya pelea con Casios). El joven camina hacia el sitio de entrenamiento. Hace dos años este es el lugar donde consiguió la calificación como Caballero y su armadura, tras vencer al último oponente. Recuerda esto perfectamente. Cuando recuerda como ganó se emociona (esa vez tuve mucha suerte... pero si fuera ahora, ganaría basado en mi fuerza) Su confianza no es falsa. Durante estos dos años ha entrenado muy duro en las montañas de España.

Él ha empezado a creer en si mismo. El joven toma aire y lo sostiene. Se concentra y cierra los ojos. Deja salir el aire.

De todo su cuerpo emerge un cosmo, tan rápido como copos de hielo derritiéndose en agua, como caballos que salen en estampida de un corral. Todo el cosmo ha salido en un gran impulso. Los ojos del joven se abren lentamente. Decide que su objetivo será la cima de la montaña tras la estatua de Athena. Debe estar por lo menos a 3000 metros de distancia...

"Oah....!" En un instante, dirige el brazo derecho a la cima de la montaña. El poder del golpe corta el aire, produciendo un ruido al moverse a la velocidad de la luz. El poder no se frena. Finalmente le pega a la casa del maestro en la montaña estrella. Se puede ver humo saliendo. El joven al ver esto tiene un mal presentimiento.

Repentinamente atrás de él hay un cosmo muy poderoso. (hmm, ese cosmo es...) Se voltea con una sonrisa en la cara. Es el Caballero de Sagitario Aiolos, sonriendo con afecto y cariño.

"Aiolos!"

"Shura! Cuando regresaste?"

El joven llamado Shura no contesta y abraza a Aiolos. Aiolos le regresa el abrazo y le dice, "Shura, elevaste tu nivel de cosmo no?"

"No se puede comparar con el de Aiolos"

"No, puede ser igual al mio"

"Oh... Igual que el de Aiolos..." Shura al fin se ve de su edad sonriendo.

"De los doce templos, el décimo templo, protegiendo el templo de Capricornio, El Caballero Dorado de Capricornio Shura finalmente ha regresado a casa. Felicidades Shura!" Aiolos le extiende la mano.

"Gracias Aiolos", Shura estrecha la mano de Aiolos con agradecimiento. Aiolos siente diferente la mano de Shura.

Con el entrenamiento, su mano parece de acero. (que... esta mano! no puedo creer que haya entrenado a este nivel... sobresaliente Shura...)

"Aiolos, que?" esto despierta a Aiolos de sus pensamientos.

"Shura, El templo de Capricornio está perfecto ahora!!"

"Aiolos!!" Aiolos mira a Shura como a su propio hermano y asiente.

"Habiendo oído eso de Aiolos me hace muy feliz. Siempre miré a Aiolos como mi meta. Sim importar el dolor, lo soporté..."

"Shura, ahora he olvidado por completo que eres 4 años menor que yo. Ven, vamos a visitar al Maestro. Esta noche tendremos una larga plática." Shura sonríe.

Ahora Shura está realmente feliz porque ha obtenido el reconocimiento del Caballero Dorado de Sagitario Aiolos.

El Maestro del Santuario es el líder de todos los Caballeros. En cada generación el Maestro escogerá a los sucesores de los doce Caballeros Dorados. Un Caballero que es benevolente, inteligente y valiente. Antes del comienzo de las guerras sagradas se lleva a cabo esta ceremenia de sucesión-

Las llamadas guerras sagradas son aquellas donde el dios del mar, el dueño de Atlantis, Poseidón, tratará de conquistar al mundo. Los dioses despiertan y comienzan las batallas.

Cuando las fuerzas del mal intentan apoderarse de la tierra, Athena nacerá. Antes de que empiecen las luchas, el Patriarca dará la orden a todos los Caballeros del mundo para que regresen al Santuario.

Las guerras sagradas ocurren cada 230 o 250 años. Las última guerra sagrada fué hace 229 años. En ese entonces 79 Caballeros estuvieron ahí para pelear. Tuvo la mayor cantidad de Caballeros en participar en una guerra. Solo unos pocos sobrevivieron, fué una lucha cruel.

Uno de ellos fué el maestro de Shiryu, quien ahora vive en los 5 viejos picos de Rozan, el Caballero Dorado de Libra Roshi (Dohko), y otra persona, que ahora es el Patriarca.

"Ah, Shura, al fin has regresado" El Patriarca dice dándole la bienvenida. Sentado en un trono, la cara y el cuerpo avejentados del Patriarca han sido escondidos por una máscara y una túnica.
"Saludos" Shura se arrodilla diciendo esto con mucho respeto.
"Esta noche, descansa"
"Si! Gracias por preocuparse"
"Shura, seguramente te has vuelto muy fuerte?" Dice Ares que está parado detras del trono del Patriarca y que es su hermano.
"Ares... Es por ti..." Ares es ayudante del viejo y enfermo Patriarca. El toma parte en los trabajos del Patriarca. Ares es un caballero de Plata. El no puede ser el próximo pero su personalidad leal le ha ganado la confianza de todos los Caballeros. El es respetado y obedecido. "Ahora, el Caballero Dorado de Capricornio ha regresado también"

"Ares, mañana dale su misión a Shura" Dice el Patriarca mientras se levanta lentamente.
"Si! Shura, te puedes ir ahora. Descansa" Ares sigue al Patriarca.
"Gracias" Cuando Shura esta a punto de salir, desde atrás de él siente un cosmo muy poderoso y retador. Todo su cuerpo se pone nervioso y se tensa (Qu... qué, ese cosmos?)

El Patriarca dice "Saga?!"
"Ah!!" Shura se voltea para ver.
El Caballero Dorado de Géminis Saga camina lentamente hacia adelante con una sonrisa fría.

"Saludos... Caballero Dorado de Géminis Saga, viene aquí respetuosamente a saludar al Patriarca" Saga sigue la etiqueta apropiada.

Shura tiene pensamientos profundos. Decide determinar si el extraño cosmo viene de Saga. Pero Shura solo siente un benevolente y poderoso cosmos como el de cualquier Caballero Dorado (Que raro... de quién era ese cosmos?! Tal vez un intruso ha entrado al Santuario...)
"Tu eres?"
Shura contesta "El Caballero Dorado de Capricornio Shura"
"Oh... eres tu..."
"Hace un momento, sentí un cosmos muy grande y retador, tu lo sentiste?"
"Ah... no lo sentí..."
"De verdad"

Los dos Caballeros se miran el uno al otro, directo a los ojos, creando pequeñas chispas (Qu... qué, en los ojos de Saga, hay una luz extraña) Los dos siguen mirándose.

El Patriarca por fin rompe esto, "Saga, como esta la situación de Poseidón?"
"No ha habido mucha actividad aún"
"Saga, cuidar a Poseidon es muy importante. No debes ser descuidado. La última guerra Sagrada fué hace 229 años, el día de la llegada de Athena esta cerca."
"Si!"
"Saga, esta noche quedate en el Santuario y descansa"
"Gracias"

Shura aún observa a Saga quién realiza la etiqueta correcta, pensando... (Saga, el hombre que debe ser cuidadoso con...)
Es de noche en el Santuario. El cielo está lleno de estrellas brillantes, hermoso como un angel. Deteniendo una vaso que refleja la luz de las estrellas, sentado en una silla en el porche, Shura le pregunta a Aiolos, "Aiolos, el Caballero Saga, que clase de hombre es?"

"Saga?... Bueno, es una persona que no habla mucho de si mismo... Nadie .... tal vez ni siquiere el Maestro sabe como es realmente Saga. Por eso es muy dificil conocer los pensamientos de Saga. Pero si puedo ver, que Saga esconde una especie de sombra..."

"Hmm..." En su mente, Shura ve los misteriosos ojos de Saga. Mientras piensa en esto, de nuevo, siente de algún lado un cosmo retador.

"Aiolos?!"

"Hmm!" Aiolos lo siente tambien.

"Es eso, Aiolos! El cosmo que acabo de sentir es eso!"

"Shura, Ve!" La cara de Aiolos ha cambiado, y se levanta de golpe.

"Ah?" Shura no sabe lo que esta pasando. Aiolos corre tan rápido como puede. "Shura, el Patriarca esta en peligro!!"
"Qué?!"

Aiolos corre en dirección al templo del Patriarca. (Rayos, aún no soy tan rápido como Aiolos.....) Usando la velocidad sobrehumana de los Caballeros Dorados los dos, en un instante, recorren todas las escaleras. Sin siquiera tomar aliento, llegan al cuarto del Maestro y ven a Ares utilizando su propio cuerpo como escudo para proteger al Maestro, recibiendo los golpes del asesino.

Ares es aún un Caballero de Plata. No es debil, pero todo su cuerpo está herido, lo que es sorprendente es que el asesino no tiene heridas. Será posible que el asesino sea mas poderoso que un Caballero de Plata? El asesino usa una máscara, que oculta su identidad.

"Ares!"

"Oh, Aiolos!"

Shura le grita al asesino, "Quién eres tu?! Tu idiota estúpido que te atreves a venir al templo de Maestro y atacarlo, di tu nombre!"

"............", el asesino no contesta.

En ese momento, Ares dice algo, "Tu, tu... eres...?!"

Shura le pregunta a Aiolos, "Has visto su armadura antes?"

"No, es la primera vez que veo algo como eso"

La armadura del asesino es totalmente diferente a las Armaduras de los Caballeros (Parecen escamas de pescado...), Shura piensa

El asesino aún no responde pero el Maestro contesta por él. "Esas son las escamas marinas de Poseidon"

"Escamas marinas?!" es la primera vez que Shura escucha sobre las Marinas.

"Estas escamas fueron creadas por el legendario Oburo"

"Eso signfica, que fuiste mandado aquí por Poseidón?!"

El asesino aún no le contesta a Shura. Repentinamente, el asesino lanza su ataque a la velocidad de la luz, amenazando a Ares. Sin embargo Ares no se mueve. "Ah!!" Ares se agarra el estómago. Está a punto de caer. El asesino brinca a la posición del Maestro.

"Oh, no..." Mientras Aiolos gritaba, el asesino ya estaba a distancia de ataque del Maestro. Aunque el maestro está viejo y enfermo, aún es un Caballero Dorado; no perderá facilmente. El Maestro evade el ataque facilmente.

Maestro! Aiolos grita mientras él y Shura corren y se colocan entre el Maestro y el asesino. Sin importar cuanta confianza tenga el asesino, no puede ser descuidado enfrentando a dos Caballeros Dorados. El asesino brinca y aterriza detrás del Maestro.

"Ah, No...!"
Aún el Maestro siente que el permitirle brincar atrás de él es un error. Aiolos y Shura no pueden atacar sin golpear al maestro. No pueden ver un punto por donde puedan atacar, pero sin embargo ambos toman posición de ataque. Ellos tendrán que esperar para ver si el asesino se equivoca y entonce atacar. Los dos estan muy nerviosos y sudando. El asesino tiene toda la ventaja. Es como si estuviera jugando al gato y al ratón con ellos.


Resumen

Shura y Aiolos sintieron un misterioso cosmo, y corrieron al templo del Patriara. Cuando llegaron, descubrieron una pelea entre Ares y un General Marina. Aiolos y Shura deciden unirse a la batalla pero la situación no está a su favor.
--------------------------------------------------------------------------------

Capítulo I
Nace Excalibur.

En ese momento, Shura sintió un cosmo retador y poderoso. Ese cosmo es el mismo que sintió en el templo de Patriarca mas temprano. (El mismo cosmo!!)

Aiolos también lo sintió (Esto, Este cosmos es?! Tal vez?!) Aiolos recuerda. Apunta al asesino con un dedo y dice, "Si quieres vivir, será mejor que dejes ir al Maestro!"

"ja ja..." la risa proviene de detrás de la máscara. Aiolos expande su cosmo y de su dedo dedo deja salir su cosmo que ataca al asesino. El asesino, sin embargo, no se asusta y evade el cosmo facilmente. Tras eso, apunta al Maestro con su mano derecha.

"Ah!!"

Shura no puede ni respirar. Ares que ha caido se levanta y grita "Aiolos, depende de ti!!"
Aiolos contesta, "Has visto a Saga?"
"Que?!" En un segundo la mano que esta apuntando al Maestro baja, y ven que el cabello del asesino tiembla.

El Maestro le ordena a Shura, "Shura, lanza tu mano cortante!" En un insante, Shura cambia su mano como si fuera un cuchillo, y apunta a la mano derecha del asesino y deja salir un rayo de luz.

"Whoaaaa?" Shura no tiene control de su mano cortante, solo movió su mano como se lo ordenaron. Mientras el poder fluye, el suelta su mano cortante. Sin embargo el poder fue enorme.

La muñeca del Asesino fue herida por Shura, "Ah!!" De la herida empiezan a salir gotas de sangre. "Qu. qué? qué fué eso!", Shura ve la herida del asesino y tiene miedo y no puede evitar gritar. Aiolos rápidamente suelta dos golpes a la velocidad de la luz que son como flechas para el asesino.

El asesino que deja ver una debilidad, no puede evitar el ataque. El hombro izquierdo de la escama fué golpeado por el ataque de Aiolos. Aunque no puede destruir las escamas creadas por Oburo, La pieza del hombro se rompe en pedazos.

"Ah!!", el asesino no tiene tiempo de ponerse en posición de ataque cuando Shura lo alcanza y el asesino tiene que brincar. Aiolos mientras protege al maestro, continua con la pelea. El asesino lanza un ataque girando contra Shura, pero mientras esta girando pierde el balance y Shura cae de pie facilmente. Ares trata de levantarse tambien, los tres confrontan al asesino.

Aiolos está frente al Maestro protegiéndolo, mientras su cosmo esta creciendo. El asesino se tiene que dar por vencido. Esta enfrentando a dos Caballeros Dorados y uno de Plata y uno que fué un Caballero Dorado. No puede pelear contra los cuarto, es muy estúpido.

El asesino corre y salta por la ventana. Con el ruido de cristal que se rompe, el asesino desaparece en la obscuridad. Shura esta a punto de salir a perseguirlo.

"Shura, olvídalo!"
"Qué?!"
"Esta obscuro afuera... Si lo persigues, podrías ser atacado y él ganaría."
"Ares tiene razón", al oir las palabras del Maestro y viendo los ojos de Aiolos que le dicen que obedezca, Shura dice "Entiendo. Entonces, quién es el Asesino?"
"Yo creo que uno de los sirvientes de Poseidón, pero...", Aiolos se toca la cabeza mientras dice esto.

Ares no contesta.

"Aiolos, Shura, gracias a ambos", El Maestro asiente con la cabeza, dándoles las gracias.
"Maestro! No fué nada"
"Si, no fué nada"



Saga llega al salón del Maestro usando algo poco apropiado para ser Agosto en Grecia: mangas largas. Cuando entra, todo ha terminado.

"Saga, hace solo un momento, un asesino ha entrado a atacar al Maestro!!"
Al oir esto de Shura Saga se sorprende, "Qué? Un asesino atacando al Maestro? Quién era...?"

"Era una especie de Marina"
"Marina?"
"Saga, rápido, regresa y vigila a Poseidón!"
"Si!", Saga entonces lleva a cabo la etiqueta apropiada.

Ares piensa sobre algo. Continua vigilando cada movimiento de Saga. Justo entonces, Saga siente que Ares lo está viendo y lo voltea a ver con rudeza. En ese momento, El Maestro anuncia algo sumamente importante. Aiolos y los demás guardan silencio.

"Será muy pronto cuando le demos la bienvenida a la llegada de Athena."
"Ah!" Todos están muy emocionados.
(Athena finalmente llegará...), Shura se siente mas emocionado que cuando consiguió su armadura de oro. En ese momento la cara de Saga muestra una sonrisa fría sin embargo Ares lo nota, (Saga.......)

El Maestro continúa, "Igual que en el pasado, cuando recibimos a Athena, es justo antes de las Guerras Sagradas. No solo el dios del mar Poseidón quere atacar esta tierra sino que Hades del inframundo y también la diosa de la batalla Eris (diosa de la discordia) no han renunciado a la esperanza. Debemos prepararnos para la venida de las Guerras Sagradas."

Shura se muestra algo nervioso. El Maestro continua hablando, "Asi que, Saga debes usar toda tu energía para vigilar la actividad de Poseidón"
"Si!"
"Y Aiolos, tu responsabilidad es cuidar el Santuario"
"Si!"
"Shura, tu debes entrenar rápidamente a los Caballeros alrededor del mundo"
"Si!"
"Ahora comencemos!!"
"Si" El cosmo de los tres está ardiendo.

"Shura, tu mano cortante es muy poderosa"
"Si! Ni siquiera yo se como controlarla... es como si la mano se moviera por su propia voluntad."
"Eso es algo que no podemos ver pero es un regalo de Athena,"
"Oh, un regalo de Athena!"
No solo Shura, sino tambíen Aiolos, y Saga e inclusive Ares estan asombrados por estas palabras.
"Es la espada sagrada, a la que los dioses llaman Excalibur."
"Excalibur........?"
"Utilizando la Espada Sagrada con tus propios movimientos, esta es la recompensa de tu duro entrenamiento. Cuando Athena llegue, tu puedes protegerla estando a su lado..."
"Si! Estoy muy agradecido", Shura mira su mano derecha y lágrimas empiezan a correr por sus mejillas, "Athena..."
Al ver sus lágrimas, podemos ver una prueba de su devoción a la aún no vista Athena.
"Shura, esto es grandioso!", Aiolos felicita a Shura, tomando su mando derecha.
"Gracias Aiolos"
"Shura, felicidades!" Saga le da palmadas en el hombro a Shura. Los ojos de Ares centellean. En las mangas de Saga, hay sangre, (Podrá, podrá ser, ser Saga?...)

"Todos pueden retirarse" Aiolos hace la etiqueta adecuada.
"Saga, puedes venir a mi cuarto?"
"Ares, cuál es el problema?"
"Quiero hablar contigo..."

Saga demuestra que no está agusto y sale. Ares está en su cuarto pensando en el asesino, (El Santuario está rodeado por campos de fuerza. A excepción de los Caballeros Dorados, ningún otro Caballero puede pasar. Si el asesino fuera una marina de verdad, y también pasara el campo de fuerza.... pero, si fuera un Caballero Dorado... y Saga llegó tan tarde. Y también su manga... tenia sangre, o no vi bien?......)

Justo entonces tocan la puerta. Saga entra al cuarto de Ares. En los ojos de Saga hay una extraña luz, Ares no lo nota cuando Saga se pone frente a él, "Qué es esto...?"

Repentinamente Ares interrumpe a Saga deteniendo su mano derecha. Levanta la manga.

"Qué, que haces?", Saga se espanta con esto. Ares ve, que el brazo izquierdo de Saga está herido por la Espada Sagrada Excalibur, "Esto es.... Saga, solo to sé sobre esto. Si tienes pensamientos malignos ahora, te sugiero que los olvides."

"Wooo woooo..... Ares, si no fueras tan ruidos, tuvieras una vida mas larga..."
"Qué?"

El color de los ojos de Saga cambia a rojo despiadado. Su personalidad es la de una persona completamente diferente, "Que no tenga pensamientos malvados? Esto es por el Caballero de Géminis Saga que tomará el lugar de Athena y reinará en el mundo. Yo acabo de matar a un General Marina y tomé sus Escamas.... Suficiente, este es el ataque mas poderoso de Saga, Explosión de Galaxias!!!!!!!!"

Saga lanza su movimiento y Ares muere. Saga ve el cuerpo de Ares y se rie friamente, "Ja ja.... desde ahroa en adelante, yo seré Ares!" Saga se pone la máscara de Ares, (El Caballero dorado de Géminis ya se ha ido.... Lo que sigue es esperar al momento adecuado para deshacerme del Maestro, si Athena muere también, El Santuario será mio! Ja ja ja ja ja!!!!!"



Un año despúes, en el lugar de la Estatua de Athena, Athena llegó. Llendo a desearle bien a la diosa, Shura regresó al Santuario tras un año. Después de que el Patriarca murió, y dado que aún no se ha elegido un nuevo patriarca, en lugar del patriarca, Ares está en el poder. Realmente es Saga.

Ares le dice a Shura suavemente, "Aiolos planea matar a Athena. Shura, quiero que lo detengas."

"Qu.. qué? Es imposible! Aiolos no es ese tipo de persona."

"Entonces no importa lo que le pase a Athena?"

"Claro que no. Somos Caballeros que juramos proteer a Athena y deshacernos del mal en la tierra."

"Claro, no pienses en eso! Shura"

Shura está indeciso, No lo puede creer. Aiolos haría algo tan estúpido.

"El Caballero dorado de Sagitario puede reemplazarse, Athena no! Shura!"

"Entonces porqué no le preguntamos a Aiolos?"

"Estúpido....."

"Qué?"

"Le preguntarías, 'Quieres matar a Athena?', tu cres que alguien contestaría, 'Si'?"

".........", el corazón de Shira es como un espejo que se acaba de romper por las palabras de Ares.

Esa noche la bebé Athena esta dormida junto a la estatua de Athena. Una sombra se le aproxima. La joven bebé no sabe que está en peligro. La sombra lleva una pequeña daga y lleva un yelmo. Con la poca luz que hay ahí, vemos a Ares (que de hecho es Saga).

Ares se acerca a la canasta. sujeta la daga. Athena no sabe nada y está dormida. En la luz la daga brilla.

"Muere! Athena!"

La daga se aproxima a Athena. Justo antes de que apuñale a Athena, la mano de Ares es detenida por alguien.

"Ah, tu, Aiolos!"

"Ares, su alteza, que hace? Esta despierto?"

"Maldición, suéltame!"

Ares da un paso atrás de Aiolos y trata de matar a Athena de nuevo! pero esta vez, Aiolos toma a Athena en sus brazos. Athena no llora.

"Ares, su alteza, esta niña es la reencarnación de Athena que nos es dada por Dios sólo una vez en varios cientos de años! Porqué?!"

"No interfieras, Aiolos!"

"Porfavor, deténgase!"

Aioros golpea a Ares. El golpe le pega a Ares en la mano y la daga cae al suelo al igual que la máscara que lleva.

"Como puede ser?" Aiolos ve la cara de Ares y queda en shock.

"Saga, cómo......?"

"Wooo wooooo..... tu viste, Aiolos..... la gente que ve mi verdadera cara nunca vivirán. Muere con Athena.....!!!", Saga lanza un ataque con su puño derecho. Su golpe que es del nivel de un Caballero Dorado, va directamente a Aiolos. Él que sostiene a la infanta Athena apenaslogra esquivar el golpe. El ataque de Saga pega en la pared.

"Vengan! Aiolos es un traidor!" Aiolos corre por su vida.

Saga pretende de nuevo ser Ares. Reune a todos los Caballeros y a los guardias. Frente a ellos, Saga les dice que Aiolos ha tratado de matar a Athena, y los ordena que busquen a Aiolos y lo maten,

Shura tras oir esto cree que todo lo que le dijo Ares es cierto. El también comienza a buscar rápidamente, "Aiolos, porqué hiciste esto?" Shura persigue a Aiolos. En la mente de Shura, la idea de que Aiolos es su hermano desaparece.

Aiolos está sosteniendo a Athena. Tambien va cargando la caja de la Armadura Dorada de Sagitario y sale corriendo del Santuario. Aiolos se detiene. Shura sale al encuentro de Aiolos.

"Aiolos, creiste que habias escapado sin peligro?"

"Espera! Shura, escúchame!"

"Hemos llegado a esto y quieres explicar? No eres tu. Tendré que matarte. Usando el regalo sagrado de Athena, la espada Excalibur!!"

El joven que amaba a Aiolos como a un hermano ya no existe. Excalibur está llena de las lágrimas de Shura y el suelo quedó con algunos rasguños......

FIN
Torneo galactico



Resumen:
Hace 17 años Shura de Capricornio regresó al Santuario después de entrenar en España. Su deseo era ser tan poderoso como su gran amigo Aioros de Sagitario. Se presenta ante el Patriarca, Shion quien era el Santo Dorado de Aries y es uno de los sobrevivientes de la Guerra Santa contra Hades. Junto a él se encuentra Arles quien es un Santo de Plata que lo ayuda en las tareas del Santuario. Arles posee el respeto ,confianza y obediencia de todos los caballeros debido a su personalidad leal. De pronto aparece Saga el Santo Dorado de Géminis que perturba a Shura con su cosmos agresivo y poderoso. Saga era el encargado de vigilar la venida de Poseidón a la Tierra.


Esa misma noche el Patriarca es víctima de un atentado, del cual sólo es salvado gracias a Arles y a la intervención de Aioros y Shura, quien hiere al agresor en la muñeca. El asesino poseía una Escama o armadura de los Generales que sirven a Poseidón. Sólo el nacimiento del poder de Excalibur en la mano de Shura pudo salvarlos.

Luego del atentado el Patriarca delega responsabilidades. Saga cuidará de la venida de Poseidón. Aioros cuidará del santuario (y próximamente de Atena) y Shura debe entrenar rápidamente caballeros alrededor de todo el mundo.

Sin embargo Arles posee dudas acerca de Saga y lo relaciona con el ataque al Patriarca por lo cual lo llama a dialogar. Cuando Arles toma la mano de Saga nota la herida que Shura provocó en el agresor. Dice a Saga que olvide sus planes malignos pero este cambia el color de sus ojos y su rostro se vuelve maligno. Saga le cuenta que asesinó a un General Marino y así pudo atentar contra el Maestro. "Ahora debo asesinar al Patriarca, a Atena y luego el Santuario será mío" explica Saga y asesina a Arles tomando su máscara y personalidad.

Un año después Atena llega en el lugar de la estatua de Atena. Tras la muerte del Maestro Arles (Saga) toma su lugar ya que aún no se elige a un nuevo Patriarca. Arles le comenta a Shura, quien venía llegando, sobre el complot que Aioros planea sobre la vida de la diosa Atena. Shura cae en el juego y cree la historia.


Esa misma noche un desconocido portando un cuchillo intenta asesinar a la pequeña Atena pero su puñalada es intervenida por Aioros quien reconoce a Arles y le pide explicaciones. Arles lanza un nuevo golpe hacia Atena pero Aioros reacciona a tiempo derribando la mascara de Arles y revelando la verdadera identidad tras la máscara.

Saga no puede permitir que se revele su identidad, así que es necesario matar a Aioros atacándolo, pero este logra escapar junto a la pequeña Atena.

Saga llama a los guardias diciéndoles que Aioros intentó asesinar a la pequeña Atena ordenándoles que asesinen al traidor. Aioros se enfrenta con Shura y el combate deja en mal estado a Aioros. Aioros llega a unas ruinas, donde lo encuentra Mitsumasa Kido,líder del consorcio financiero más grande de Asia.

Aioros le dice quién es la niña y le da la armadura de oro para que la herede a su sucesor, el cual deberá ser un Caballero digno de merecerla. Después de decir esto, Aioros muere y Mitsumasa Kido adopta a la niña y para protegerla y guardar su verdadera identidad le hace llamar Saori Kido.

Mientras tanto Arles (Saga) toma el lugar del Maestro del Santuario y, dice al resto de los Caballeros del Santuario que Aioros de Sagitario intentó matar a Atena, que fue eliminado por traición y que Atena sigue a salvo en su cámara. Con sus engaños, Arles controla a la mayoría de los Caballeros del Santuario y nueve de las doce armaduras doradas. Saori posee la armadura de Sagitario, Mu de Aries y Dohko, el maestro de Libra, sospechaban que algo raro había sucedido y se negaron a obedecer al Maestro Arles.

Mitsumasa Kiddo, que es un gran entusiasta de las artes marciales, decide entrenar guerreros y financiar una competencia de lucha internacional denominada el Torneo Galáctico, cuyo vencedor tendrá como premio la armadura dorada de Sagitario. La Fundación se da a la tarea de entrenar a varios huérfanos de todo el mundo, selecciona alrededor de 25 y los manda a completar su entrenamiento a diferentes partes del mundo. El entrenamiento es duro y difícil y únicamente una docena de los niños sobreviven y obtiene su armadura de Bronce.

De acuerdo con la jerarquía de los Caballeros: existen 88 Caballeros en total, cada uno representado por una constelación. El 75% de ellos son Caballeros de Bronce; el 20% son Caballeros de Plata, y hay solamente 12 Caballeros Dorados, cada uno de los cuales representa una constelación del Zodiaco.

Ahora con sus armaduras, los Caballeros tiene que volver a la fundación, para participar en el Torneo Galáctico. Varios Caballeros ya han llegado a la Fundación y el Torneo Galáctico ha empezado en el coliseo de la Fundación. Este evento es muy parecido a la lucha libre ya que el público en general tiene acceso al coliseo para ver las peleas, a parte que las peleas son televisadas para todo el público. Saori observa los combates un poco preocupada ya que Seiya no ha llegado aun.

Seiya, uno de los huérfanos de la Fundación, aun esta en Grecia peleando con Cassios para obtener la armadura de Pegaso. En este combate también están presentes Marin, entrenadora de Seiya, y Shaina, entrenadora de Cassios. Cassios es un oponente muy fuerte, pero Seiya sabe lo importante que es ganar esa armadura. Seiya utiliza el poder que había estado perfeccionando; el Golpe de Meteoro del Pegaso, cuya fuerza equivale a cien golpes en un segundo. Utilizando toda su cosmo energía, Seiya vence a Cassios.

El dominio de la cosmo energía o cosmos es parte de ser un Caballero. El cosmos es la energía que habita en todas las personas y que, al ser debidamente enfocada, es lo que le da a los Caballeros la habilidad de hacer cosas superhumanas. Un buen Caballero es aquel que puede estallar su cosmo energía hasta el infinito, sin importar que tan dañado está su cuerpo.

Seiya recibe la armadura del Patriarca del Santuario, no sin antes escuchar que la armadura se debe usar para defender la causa de la justicia, nunca para beneficio personal o por interés propio. Seiya deja el Santuario, pero Shaina, la entrenadora de Cassios, lo ataca para quitarle la armadura. Seiya y Shaina sostienen una lucha muy difícil, por lo que Seiya viste la armadura del Pegaso; al principio es muy difícil para Seiya adaptarse a la armadura pero rápidamente logra romper la máscara que protege el rostro de Shaina. Shaina jura venganza, pero Seiya no le presta atención y parte hacia Japón.

Al principio, solamente los hombres del Santuario podían proteger a Atena y convertirse en Caballeros. Poco después se les permitía también a las mujeres proteger a Atena. Estos Caballeros Femeninos tienen que usar una máscara de metal en su rostro, con el fin de ocultar su feminidad en la batalla. El que un Caballero Femenino sea vista sin su máscara es una ofensa.

Al día siguiente día, Seiya llega a la Mansión Kiddo buscando a Mitsumasa Kiddo para que cumpla su promesa. Cuando la fundación reclutó a los huérfanos, Seiya fue separado de su hermana Seika; Mitsumasa Kiddo le prometió que si conseguía la armadura de Pegaso en Grecia, podría volver a ver a su hermana. Saori le explica que su abuelo murió un año después de que fueron mandados los Caballeros a sus campos de entrenamiento y que ni ella ni su mayordomo Tatsumi sabían de la hermana de Seiya.

Decepcionado, Seiya se quiere irse a buscar a su hermana, pero Saori le dice que tiene que participar en el Torneo Galáctico. Obviamente, Seiya no le interesa participar en el torneo y Jabu, Caballero del Unicornio, lo ataca. Saori los detiene y le sugiere a Seiya que, si él es el ganador del Torneo Galáctico, la Fundación hará todo lo que este a su alcance para encontrar a Seika; a parte que si participa en el torneo, como es televisado a todo el mundo, seguramente su hermana lo vería. Seiya, el Caballero de Pegaso acepta participar.

En el Torneo Galáctico; Seiya, Caballero de Pegaso se enfrenta contra Jeki, Caballero del Oso. Debido a la fuerza de Jeki, Seiya casi muere asfixiado, pero al final vence. Mientras tanto, Saori está preocupada por Hyoga y por Ikki, ya que ninguno de los dos ha llegado a la Fundación.


Hyoga, en ese momento, aun se encuentra en Siberia visitando el lago congelado donde descansa la madre de Hyoga y el barco en el cual viajaban antes de que se hundiera. Hyoga rompe el hielo y se sumerge para despedirse de su madre antes de volver a Japón. Después de esto, Hyoga se dirige al glaciar donde está enterrada la armadura del Cisne, por la cual fue enviado a Siberia. Invocando todo su poder, Hyoga rompe el glaciar y gana su armadura.


En Tokio, el torneo continúa. La pelea programada para este día está a punto de ser cancelada ya que el Caballero del Cisne aun no había llegado, pero en ese momento aparece Hyoga, Caballero del Cisne, listo para pelear contra Ichi, Caballero de la Hidra. Hyoga está muy confiado y no ataca a Ichi; pero Ichi, más astuto, clava sus garras con veneno en Hyoga. Ichi le dice que el veneno lo matará en poco tiempo, pero no es así ya que Hyoga puede congelar el aire lo suficiente para congelar el veneno. El Cisne congela el brazo de Hidra y utiliza su poder Polvo de Diamantes. La armadura de Ichi se congela y se destruye, Hyoga es el ganador y está seguro que él será el que se lleve la armadura dorada.


Ahora es el turno del Pegaso contra Shiryu, el Caballero del Dragón. Seiya se sorprende al ver que Shiryu tiene una cosmo energía que transmite calma y serenidad. La lucha empieza y Dragón manda a la lona a Pegaso; en eso llega al coliseo Sunrei, la hermana adoptiva de Shiryu, para darle un mensaje. El maestro de Shiryu está muy enfermo, así que Dragón tiene que ir lo más rápido posible a su lado. Shiryu le dice a Sunrei que terminará con el Pegaso muy pronto. Seiya se levanta y golpea a Shiryu, quien enojado utiliza su ataque La Cólera del Dragón. Todos los espectadores se asombran ante tal poder que puede revertir el fluido del agua en una cascada. Shiryu piensa que ya terminó, pero Seiya se vuelve a levantar y utiliza su Golpe de Meteoro del Pegaso, pero Dragón usa su escudo para evitarlos.


Para sorpresa del Pegaso, el escudo del Dragón no sufre ni un rasguño, ya que está formado por la caída de miles de estrellas. Dragón ataca a Pegaso y destruye parte de su armadura.

Shiryu posee el puño más fuerte y el escudo más sólido del mundo, así que Seiya utiliza una táctica desesperada. En un ataque del Pegaso, el escudo del Dragón se destruye, pero Seiya quede muy dañado. En la repetición en cámara lenta se ve que Seiya se lanza contra el escudo y, en un intento de aprisionar la cabeza de Seiya con su puño, Shiryu es quien destruye su propio escudo. Shiryu se da cuenta que Seiya no se dará por vencido hasta la muerte y le dice a Sunrei que lo espere.

Sin su escudo, Shiryu decide pelear sin su armadura. El orgullo de Seiya le impide enfrentarse a él en mejores condiciones y también se quita su armadura. Shun, el Caballero de Andrómeda, protesta ya que sin las armaduras los golpes son letales, pero no le hacen caso. En la espalda de Shiryu, aparece un dragón y Seiya lanza su Golpe de Meteoro, sabiendo que ahora Shiryu no puede evitarlos con su escudo; pero Shiryu logra evitarlos y se prepara para utilizar la Cólera del Dragón, cuando se da cuenta que uno de los meteoros de Seiya lo ha golpeado.

Pegaso lo vuelve a atacar y Dragón vuelve a ser alcanzado, cerca de su corazón, por un meteoro. Seiya le dice que al fin ha descubierto su punto débil; Shiryu se queda inmóvil y recuerda lo que le enseñó su maestro.

Cuando estaba entrenando, Shiryu logró aprender la técnica de la Cólera del Dragón. Con un golpe, Shiryu puede hacer que la cascada de Rozan en los antiguos Cinco Picos de China fluya hacia arriba. Su maestro le explica que debe de tener cuidado, ya que la técnica tiene un defecto. En el momento de ejecutarla, la mano izquierda de Shiryu baja la guardia, mostrando su corazón, en una milésima de segundo. Un golpe en ese momento sería mortal.

Shiryu esta consciente de que sin su armadura, su punto débil está desprotegido, pero vuelve a utilizar su Cólera del Dragón. Seiya ve el punto cuando baja la defensa y ataca. Aun en el aire, ambos peleadores caen, Shiryu fuera del ring y Seiya en el centro; las reglas del torne dicen que si un peleador sale del ring, queda descalificado. Seiya ha ganado. Los doctores se acercan a Shiryu y se dan cuenta que su corazón se ha detenido. Seiya sale en camilla del coliseo, cuando Sunrei le pide que le ayude a revivir a Shiryu. La única forma de salvarlo es darle un golpe en la espalda tan fuerte como el que hizo que se detuviera su corazón. Seiya, aun herido se levanta y ve como el dragón en la espalda de Shiryu empieza a desaparecer.

El Caballero de Andrómeda sujeta a Shiryu y Seiya lanza su golpe, con el cual Shiryu y Shun son lanzados con fuerza contra una pared. El golpe funcionó y el corazón de Shiryu vuelve a latir y su tatuaje de dragón en la espalda vuelve a aparecer. Cargado en hombros, Seiya sale del coliseo para que atiendan sus heridas. Mientras tanto, la cadena de Andrómeda se agita al sentir la presencia de un enemigo.

Nota: La Cadena de Andrómeda es parte de la armadura del Caballero de Andrómeda. Esta cadena tiene un gran poder defensivo al estar colocada como la nebulosa que le da su nombre. La cadena se divide en cadena de círculos, que es para la defensa, y triángulos, que es para el ataque. La cadena de triángulos tiene la habilidad de tensarse al detectar una presencia hostil hacia su portador y puede localizar a su enemigo en cualquier parte que se encuentre. La cadena no puede ser tocada por nadie que no sea el portador de la armadura de Andrómeda, ya que descarga más de 500 voltios a cualquiera que la tome por la fuerza.

Después de varios días, Shiryu y Sunrei van a visitar a Seiya al hospital para agradecerle lo que hizo para salvar la vida de Shiryu. Dragón le cuenta a Pegaso que se dio cuenta que la cadena de Andrómeda se agitó el día que pelearon. Seiya recuerda que aún se encuentra perdido el hermano mayor de Shun, Ikki. Ikki fue enviado a entrenar a la Isla de la Reina Muerte en lugar de su hermano Shun. Preocupados, Seiya y Shiryu deciden ir al coliseo, a pesar de que Seiya aún no puede levantarse.

Mientras tanto, las mujeres que asistieron a la pelea del Torneo Galáctico hacen vibrar a todo el coliseo con sus gritos; ya que el día de hoy, Shun, el Caballero de Andrómeda (y favorito de todas las mujeres) peleará contra Jabu, el Caballero de Unicornio. La batalla empieza, pero Andrómeda simplemente esquiva los ataques de Unicornio. Como no puede evitar la pelea, Shun despliega su Cadena de Andrómeda sobre el suelo, formando la nebulosa de Andrómeda. Jabu ataca y las cadenas lo atacan para que no que toque a Shun. Jabu intenta atacar por arriba, pero las cadenas se levantan y destruyen su armadura. En ese momento, la cadena de Andrómeda empieza a agitarse y a señalar la caja de la armadura dorada.


De pronto, la caja se abre y surge Fénix, el Caballero de Bronce que faltaba. La multitud le aplaude, mientras que Seiya y Shiryu se dan cuenta de quien es el Fénix.


Las cadenas de Andrómeda se lanzan contra Fénix, quien las atrapa. Seiya le grita a Shun que el Caballero Fénix es su hermano mayor. Shun se alegra al ver que su hermano volvió como se lo había prometido, pero Fénix lanza su poder Ave Fénix contra Andrómeda. Ikki le dice a Shun que está cansado de oír sus gemidos y lo ataca, esta vez tirándolo en el ring. Jabu de Unicornio trata de detener a Ikki de Fénix, pero es Fénix lo derrota. En ese momento, aparece el Caballero del Lobo y contrincante del Caballero Fénix en el Torneo Galáctico. Ikki dice que no está interesado en participar en el torneo, ya que él sólo volvió para tomar venganza. El Caballero del Lobo duda de la capacidad de Ikki, pero Ikki ataca con su poder el Golpe Fantasma. Con este poder, el Caballero del Lobo ve su peor pesadilla y cae en estado de shock.


El Caballero Fénix lanza un golpe a Tatsumi, que se encuentra en el balcón, ya que él lo golpeó hasta cansarse cuando era niño. Fénix ataca a todos los Caballeros presentes y se da cuenta que ninguno es rival para él. En ese momento, las sombras del Fénix aparecen para ayudar a su líder. Fénix se va del coliseo, pero se lleva con él la armadura dorada. Seiya no puede permitir eso y se lanza a buscarlos.

Las sombras del Fénix son guerreros (no Caballeros) que visten armaduras negras y que ayudan, por miedo, a los Caballeros Negros. Los Caballeros Negros son las contrapartes de los cinco Caballeros de Bronce principales (Pegaso, Dragón, Andrómeda, Cisne y Fénix). Estos Caballeros Negros visten las mismas armaduras que los Caballeros de Bronce, sólo que de color negro y sólo se dedican a causar destrucción y muerte.

Los Caballeros de Bronce y la policía de Tokio salen a las calles a buscar al Fénix y a sus sombras que se han llevado las piezas de la armadura dorada. En el enfrentamiento con las sombras del Fénix, los Caballeros de Bronce recuperan la mitad de las partes de la armadura y se enteran de la existencia de los cuatro Caballeros Negros que ayudan a Fénix en su venganza.

Seiya y Shiryu se dan cuenta que no podrán pelear contra Ikki si sus armaduras están dañadas. Por suerte, el maestro de Shiryu le había comentado que existía alguien que podía componer las armaduras de los Caballeros. Así que Shiryu parte a los Antiguos Cinco Picos de China para buscar a esa persona. Al mismo tiempo, en la mansión Graude se realiza una conferencia de prensa, convocada por Saori y Tatsumi, para informar acerca del robo de la armadura dorada. Seiya trata de encontrar el rastro del Caballero Fénix con la ayuda de un perro policía.

Por su parte, Shun de Andrómeda llega hasta el árbol donde entrenaban Ikki y él cuando eran niños. Sin previo aviso, Shun es atacado por el Polvo de Diamantes del Cisne Negro. En ese momento Hyoga llega a ayudarlo, enfrentándose a su doble. Guiado por el perro policía, Seiya llega. El Cisne Negro está a punto de ser derrotado cuando Andrómeda Negro ataca a Hyoga para distraerlo; en ese momento llegan los Caballeros Negros para llevarse al Cisne Negro con ellos.

Pasan varios días y por fin hay noticias del Caballero Fénix. Saori visita a Seiya para llevarle éstas noticias. Se trata de un combate entre los Caballeros de Bronce, y Fénix y los Caballeros Negros. El ganador tomará todas las piezas de la armadura dorada. Saori se preocupa por Seiya ya que, sin su armadura de Pegaso, es muy probable que salga lastimado.


Mientras tanto, Shiryu llega a Cinco Picos y ve con asombro que su maestro esta muy bien de salud. El maestro le explica que le dijo a Sunrei que fuera a buscar a Shiryu para decirle que estaba enfermo. Esto, con el fin de probar si Shiryu podía mantener su concentración en la pelea. Shiryu le pregunta sobre la persona que puede repara las armaduras de los Caballeros y el maestro le dice que en la montaña de Jamir vive Mu, él es la única persona que puede repara las armaduras de los Caballeros.


Librando varios obstáculos, Shiryu llega al palacio de Mu y es atacado por la telequinesis de Kiki, un alumno de Mu. Shiryu se acerca a Kiki y le pide que repare las armaduras, confundiéndolo con Mu, pero Kiki responde que él no es Mu y que Mu está parado junto a él. Shiryu se da cuenta que ni siquiera había sentido su presencia y le pide que repare las armaduras del Pegaso y del Dragón. Mu le dice a Shiryu que no puede repararlas ya que sus armaduras están muertas.


Todas las armaduras de los Caballeros tienen la habilidad, como la piel humana, de regenerarse (limitadamente) de heridas leves. Cuando una armadura es seriamente dañada, ésta no puede reconstruirse así misma. En esos caso se necesita de la ayuda del control sobre la materia y espacio del Caballero Dorado Mu de Aries.

Shiryu le insiste a Mu, ya que con la batalla de los Caballeros Negros próxima, sin sus armaduras no tendrían ninguna oportunidad de vencer. Mu lo entiende, pero para repara las armaduras, Shiryu tiene que derramar la mitad de su sangre sobre cada una de ellas. El peligro es mucho, pero Shiryu le debe su vida a Seiya y corre el riesgo. Al borde de la muerte, Shiryu se desploma pero Mu lo sostiene y hace que deje de sangrar. Pero su sacrificio no es en vano, ya que con la sangre que ha derramado y el polvo estelar de Mu, las armaduras de bronce pueden ser reparadas.


Para reparar una armadura dañada, Mu de Aries necesita de una hora aproximadamente usando su cosmo energía, pero si la armadura está muerta (máximo daño), Mu no puede repararla solamente con su cosmo energía. Cuando una armadura esta muerta, la única forma de revivirla es dándole nueva vida con la mitad de la sangre de un Caballero. Al principio, Shiryu intentó bañar ambas armaduras con su sangre, pero al darse cuenta que posiblemente no volvería a usar su armadura, decide utilizar toda su sangre en la armadura de Seiya.

Después de varios días, los Caballeros de Bronce llegan a las montañas del Valle de la Muerte, donde tendrá lugar el combate contra Fénix y los Caballeros Negros. Seiya sigue confiado en que Shiryu llegará con su armadura para ayudarlos a pelear. En ese momento, Seiya ve que Shiryu está corriendo hacia él con la caja de la armadura de Pegaso sobre sus hombros. Al acercarse, Shiryu desaparece y Seiya ve a Kiki, quien le cuenta como Shiryu se sacrificó para reparar la armadura de Pegaso.

Seiya, Caballero de Pegaso se enfrenta ante su doble, el Caballero del Pegaso Negro. Ambos utilizan su poder Golpe de Meteoro; Seiya es alcanzado por un golpe del Pegaso Negro, pero éste último muere por el poder de Seiya, quien ahora ha conseguido más piezas de la armadura dorada. Hyoga, Caballero del Cisne vence al Caballero del Cisne Negro con su poder Trueno de la Aurora y se dirige contra Ikki.

El Cisne ataca al Fénix con el Trueno de la Aurora, pero Ikki lo detiene fácilmente. Ahora Fénix utiliza su Golpe Fantasma y hace que Hyoga tenga una pesadilla sobre su madre. Dejando inmóvil a Hyoga, Ikki le atraviesa el corazón. Mientras tanto, Seiya comienza a sentirse mal, ya que el golpe del Pegaso Negro desató una enfermedad en su sangre, y se desmaya. Shun de Andrómeda escucha que alguien se queja y ve a Seiya en un acantilado.

Utilizando su cadena, Shun intenta sacar a Seiya, pero lo atacan las cadenas negras del Caballero de Andrómeda Negro. Junto con el Dragón Negro, Andrómeda Negro aprovecha que Shun de Andrómeda está ocupado tratando de salvar a su amigo. Mientras tanto, Kiki decide ir a ver los combates para aprender, cuando se aparece Shiryu frente a él con su armadura de Dragón. Aunque las heridas del Dragón aún no han sanado completamente, Shiryu está listo para pelear.

Mientras tanto, Shun logra vencer a Andrómeda Negro y se prepara para enfrentarse al Dragón Negro, cuando Shiryu llega. El Caballero del Dragón le dice a Andrómeda que vaya a ayudar al Pegaso mientras él se encarga del Dragón Negro. Shun lo obedece y la batalla entre los dragones empieza. Por la gravedad de sus heridas, Shiryu comienza a sangrar mucho, pero aún así no deja de pelear.

El Dragón Negro se extraña y le pregunta por qué lo hace, a lo que Shiryu le responde que es por la amistad. Aún débil, Shiryu utiliza su poder Dragón Naciente contra el Dragón Negro, pero no logra vencerlo. El Dragón Negro se acerca a Shiryu y con su dedo golpea el centro sanguíneo de Shiryu para detener el sangrado. Cuando Shiryu le pregunta el por qué lo hizo, el Dragón Negro le contesta que por un momento, quiso creer en aquello que Shiryu llamaba amistad.

Shun sube con Seiya, cuya piel se ha tornado negra. Para salvarlo, Shiryu golpea los puntos estelares de Seiya para que la sangre infectada salga. Andrómeda y Dragón lo dejan y se dirigen a pelear con el Fénix.

Todos nacemos protegidos por un signo del Zodiaco. Los Caballeros, a parte, están protegidos por una constelación del cielo. Así como la constelación está formada por estrellas, los Caballeros tienen puntos estelares (la misma cantidad y ubicación que las estrellas de su constelación guardiana). Estos puntos, si son tocados apropiadamente pueden sanar cualquier enfermedad o herida, pero si son golpeados con agresión pueden causar la muerte.

Shiryu y Shun llegan a donde está Ikki, pero para evitar que Shiryu dañe a Ikki, Shun lo golpea con su cadena, dejándolo inconsciente. Shun le ruega a Ikki que deje el camino del mal, pero Ikki lo ataca. De pronto aparece Seiya ya recuperado, pero aún está muy débil para enfrentar a Ikki.

También aparece Hyoga, quien sigue vivo a pesar de que Ikki le atravesó el corazón. Fénix vuelve a ejecutar su Golpe Fantasma, pero el Cisne conoce ya el movimiento y ejecuta su Polvo de Diamantes, pero lanzándolo hacia arriba, en forma de escudo. El ataque de Fénix se refleja en el escudo de hielo de Hyoga y lo ataca a él.

Un ataque especial no puede ser usado dos veces sobre el mismo Caballero. Los ataques especiales de los Caballeros son armas de dos filos. Si un Caballero abusa al usar su ataque especial se arriesga a que su contrario pueda descubrir algún punto débil en su ataque. En sí, los ataques especiales de los Caballeros tiene que sorprender al oponente para causar daño.
A pesar de la ilusión de su propio Golpe Fantasma, Fénix no cae y utiliza su ataque Alas del Fénix para acabar con sus enemigos. Todos los Caballeros de Bronce caen, menos Seiya. Seiya está parado junto a la armadura dorada, a la cual sólo le falta el casco que tiene Ikki. Fénix ataca de nuevo a Pegaso, pero él lo golpea destruyendo la armadura del Caballero Fénix. Seiya le explica a Ikki que es el espíritu de sus amigos y de la armadura dorada lo que está venciéndolo. En ese momento la armadura del Fénix vuelve a aparecer.

La armadura del Fénix tiene la propiedad de renacer de sus propias cenizas, al igual que el Ave que le da su nombre. Esta característica no la tiene ninguna otra armadura, ni siquiera las armaduras doradas.

Aún con su nueva armadura, Fénix es derrotado por Pegaso. Los Caballeros de Bronce no entienden el odio del Fénix y éste les cuenta de su entrenamiento en la Isla de la Reina Muerte. La isla era el infierno en la Tierra, la actividad volcánica hacía que todo el suelo estuviera siempre caliente, esto evitaba que creciera cualquier tipo de vegetación. Sin árboles, el sol golpeaba con toda su fuerza el suelo, tanto en el día como en la noche el calor era insoportable.

A su llegada, su entrenador le dice que si quiere ganar la armadura del Fénix, tendrá que vencerlo. Ikki le muestra respeto a su maestro, pero éste le patea diciéndole que no quiere su respeto, sino su odio. Durante días, Ikki entrenó contra su maestro y siempre quedaba muy lastimado. Para su suerte estaba Esmeralda, que era la hija de su maestro y se parecía mucho a su hermano Shun. Esmeralda curaba las heridas de Ikki cuando terminaba de entrenar con su maestro e Ikki estaba muy enamorado de ella.

Un día, Esmeralda llevó a Ikki al único lugar en la Isla de la Reina Muerte donde crecían flores. Ante toda la desolación de la isla, ese lugar era como un oasis. Pero el maestro de Ikki los encuentra y le dice a Ikki que no le dará más oportunidades de conseguir la armadura del Fénix. Ikki hace su mejor esfuerzo, pero no logra nada; en un ataque, Ikki esquiva un golpe de su maestro, pero éste golpe lo recibe Esmeralda. Ikki corre a su lado, pero ya es muy tarde y Esmeralda muere.

Aunque Esmeralda era su hija, el maestro de Ikki no muestra dolor por su muerte. Ikki se enfurece y ataca a su maestro, quien no puede defenderse, pero se alegra de haber despertado el odio de Ikki. Ikki atraviesa a su maestro y así ganó su armadura de Fénix, pero también perdió su alma.

En ese momento hay un terremoto en el Valle de la Muerte y unos soldados se roban las piezas de la armadura dorada. Los Caballeros de Bronce los enfrentan, pero no consiguen quitarles las piezas de la armadura dorada. Entonces aparece Dócrates, un Caballero del Santuario que fue enviado por Arles para que buscara al Fénix y le llevaran la armadura dorada. Fénix reconoce a Dócrates y les advierte a los Caballeros de Bronce que se cuiden de su poder.

Dócrates utiliza su golpe Meteoro de Herácles y hace dos enormes agujeros en el suelo. Dócrates le pide al Fénix que le entregue el casco de la armadura. Ikki saca el casco pero se lo avienta a Seiya. El Fénix utiliza su poder Alas del Fénix y destruye el pilar donde estaba Dócrates. Con su poder, Ikki provoca un derrumbe; los Caballeros de Bronce corren para ponerse a salvo, pero Ikki, completamente debilitado, no logra hacerlo y muere aplastado.

Los Caballeros dejan una cruz en el lugar; Hyoga cuelga el crucifijo que le regaló su madre antes de morir. Con el casco de la armadura dorada en sus manos, los Caballeros de Bronce tiene aún una ventaja sobre sus enemigos. Un poco más tarde, en el Valle de la Muerte, los soldados de Dócrates lo buscan entre los escombros. Dócrates se levanta de los escombros y se prepara para vengarse de Fénix por su osadía.

Dócrates llega a la fundación y secuestra a Saori y a Tatsumi. Los Caballeros de Bronce tiene que ir al coliseo donde se realizaba el Torneo Galáctico para cambiar el casco dorado por Saori y Tatsumi. En el coliseo, Dócrates engaña a Seiya y Shun; Dócrates se queda con Saori, y sus soldados se llevan el casco dorado fuera del coliseo. Afortunadamente, el Cisne está afuera esperando a los soldados de Dócrates.

En el interior del coliseo, Dócrates quiere matar a Seiya, porque venció a su hermano Cassios para conseguir la armadura del Pegaso. Shun y Seiya atacan a Dócrates pero éste es demasiado poderosos para que lo puedan derrotar. El Cisne llega con el casco dorado y utiliza en Dócrates una técnica que le enseñó su maestro para congelar sus piernas. Sin poder moverse, Dócrates es atacado por Seiya y por Shun, y cae derrotado. Seiya y sus amigos ahora saben que los guerreros del Santuario no se darán por vencidos hasta que obtengan el casco dorado.

Arles, el gran Patriarca del Santuario, está desesperado y manda a Giste y a sus Caballeros de los abismos a obtener el casco dorado de los Caballeros de Bronce. El antiguo Patriarca exilió del Santuario a Giste, Tiburón, Medusa y Serpiente Marina a la Isla Calavera, ya que eran más piratas que Caballeros. Si le llevan el casco dorado al Patriarca Arles, éste les perdonará.

Giste y sus Caballeros toman la acción ofensiva y roban uno de los buques petroleros de la Fundación Graude y mandan un ultimátum a los Caballeros de Bronce: si no se presentan con el casco dorado en 24 hrs., ellos hundirán el buque, contaminando por meses el océano y matando a todos sus tripulantes.

Seiya y sus amigos no tienen opción y van al buque donde los atacan los Caballeros de los abismos. Los Caballeros de Bronce logran salvar el buque, pero Giste y sus aliados escapan con el casco dorado. Para recuperarlo, los Caballeros de Bronce los persiguen hasta la Isla Calavera, donde los derrotan y recuperan el casco dorado.

Sin muchas claves sobre el enemigo del Santuario, Seiya, Shiryu e Hyoga deciden ir con sus maestros para preguntarles sobre el Santuario. Shun es comisionado para cuidar del casco dorado y de Saori. En los Cinco Picos de China, el maestro de Shiryu le explica que el nuevo Patriarca del Santuario dominó al Caballero Cristal. En Grecia, Seiya pelea contra Shaina y sus cómplices, pero aparece Marín y le da a entender que Hyoga está en problemas.

El maestro de Shiryu le explica a éste que el Caballero de Cristal, y maestro de Hyoga, se dio cuenta del mal que estaba haciendo el nuevo Patriarca y decidió ir a hablar con él. Pero el Patriarca utiliza su Golpe Fantasma para controlar la mente del Caballero Cristal y lo manda de regreso a Siberia. Hyoga llega a Siberia buscando a su maestro, pero ve que toda la gente del pueblo está construyendo una pirámide de hielo para el Caballero Cristal.

Hyoga no quiere creerlo y va a buscar a su maestro, quien lo recibe con un golpe. Hyoga no quiere pelear con la única persona a la que podía llamar "padre", pero el Caballero Cristal no le deja opción y Hyoga pelea con su maestro. El golpe del Patriarca empieza a debilitarse y al Caballero Cristal le empieza a doler la cabeza y lo distrae del combate y el ataque Trueno de la Aurora de Hyoga lo mata. Ya sin el control del Patriarca, el Caballero Cristal muere y Hyoga lo sepulta en un ataúd de cristal.

Sin pistas del casco dorado, Arles manda a Formax, el Caballero del Fuego a atacar el coliseo del Torneo Galáctico y la mansión Graude, todo esto con el fin de hacer que Saori saliera de su escondite para poder quitarle el casco dorado. Mientras tanto, en una cabaña en el bosque, Saori y Tatsumi ven como se incendia el coliseo y la mansión, pero Shun no los deja ir. Tatsumi ignora a Shun y va a la mansión, donde es capturado y torturado.

Sabiendo la ubicación de la cabaña, el Caballero de las Llamas llega y empieza a incendiar el bosque. El Caballero de Andrómeda intenta defender la cabaña del fuego, pero es inútil y queda envuelto en llamas. En ese momento, las llamas se elevan y en el cielo aparece la figura del Ave Fénix. El Caballero del Fénix aparece de entre las llamas con su hermano Andrómeda. El Caballero Fénix ataca al Caballero de las Flamas con su Golpe Fantasma para derrotarlo. Seiya y Hyoga llegan de Siberia y ven que su amigo Ikki ha vuelto de entre los muertos para pelear a su lado.

Mientras, Arles ya no tiene opción y manda a Misty, Caballero de Plata, a matar a Seiya. Junto con Misty, Arles manda a Marin, Caballero Femenino del Aguila y entrenadora de Seiya. Durante un paseo en la playa, Seiya se encuentra con Misty y con Marin. Kiki, quien acompañaba a Seiya, utiliza su poder para traer la armadura del Pegaso para que pudiera pelear.

Marin le explica a Seiya que Misty es un Caballero de Plata y que él nunca lo podrá derrotar; dicho esto, Marin atraviesa la armadura de Seiya. Seiya cae, pero Misty se sorprende al ver la facilidad con la que Marin lo mató, así que después de enterrar el cuerpo, Misty le dice a Marin que se vaya y desentierra el cuerpo de Seiya, dándose cuenta que sigue con vida.

La pelea entre Misty y Seiya se inclina hacia Seiya debido a que el caballero de plata nunca había sido tocado en combate, cosa que Seiya logró. Luego con el meteoro de pegaso rompe su barrera defensiva y termina derrotándolo. En eso aparecen Asterion, Caballero del Can Mayor y Moses, Caballero de la Ballena. Ambos son Caballeros de Plata y lastiman seriamente tanto a Marin como a Seiya, pero al final los derrotan. Seiya despierta en la playa y ve un mensaje que le dejó Marin. "Seiya: por favor, cuida de Atena".

Todos los Caballeros de Bronce se reúnen en el coliseo para descifrar el mensaje de Marin. En la antigüedad, los Caballeros protegían a la diosa Atena, pero en este momento no se habían encontrado con ella. Tatsumi les dice que están mal, ya que Atena siempre ha estado a su lado. Tatsumi les dice que Saori Kiddo es la diosa Atena. Ahora los Caballeros deben de protegerla del Patriarca del Santuario.

En un intento de ir al Santuario para ver que está pasando, Seiya, Shun y Shiryu quedan atrapados en una isla. En la isla, Shaina se enfrenta con Seiya, mientras que Shun enfrenta a Algol, Caballero de Perseo. En su ataque, Shun queda convertido en piedra para el asombro de Seiya y Shiryu. Algol es el poseedor del Escudo de Medusa, el cual tiene la habilidad de convertir en piedra a aquel que lo vea.

Sabiendo la ubicación de la cabaña, el Caballero de las Llamas llega y empieza a incendiar el bosque. El Caballero de Andrómeda intenta defender la cabaña del fuego, pero es inútil y queda envuelto en llamas. En ese momento, las llamas se elevan y en el cielo aparece la figura del Ave Fénix. El Caballero del Fénix aparece de entre las llamas con su hermano Andrómeda. El Caballero Fénix ataca al Caballero de las Flamas con su Golpe Fantasma para derrotarlo. Seiya y Hyoga llegan de Siberia y ven que su amigo Ikki ha vuelto de entre los muertos para pelear a su lado.

Mientras, Arles ya no tiene opción y manda a Misty, Caballero de Plata, a matar a Seiya. Junto con Misty, Arles manda a Marin, Caballero Femenino del Águila y entrenadora de Seiya. Durante un paseo en la playa, Seiya se encuentra con Misty y con Marin. Kiki, quien acompañaba a Seiya, utiliza su poder para traer la armadura del Pegaso para que pudiera pelear.

Marin le explica a Seiya que Misty es un Caballero de Plata y que él nunca lo podrá derrotar; dicho esto, Marin atraviesa la armadura de Seiya. Seiya cae, pero Misty se sorprende al ver la facilidad con la que Marin lo mató, así que después de enterrar el cuerpo, Misty le dice a Marin que se vaya y desentierra el cuerpo de Seiya, dándose cuenta que sigue con vida.

La pelea entre Misty y Seiya se inclina hacia Seiya debido a que el caballero de plata nunca había sido tocado en combate, cosa que Seiya logró. Luego con el meteoro de Pegaso rompe su barrera defensiva y termina derrotándolo. En eso aparecen Asterion, Caballero del Can Mayor y Moses, Caballero de la Ballena. Ambos son Caballeros de Plata y lastiman seriamente tanto a Marín como a Seiya, pero al final los derrotan. Seiya despierta en la playa y ve un mensaje que le dejó Marín. "Seiya: por favor, cuida de Atena".

Todos los Caballeros de Bronce se reúnen en el coliseo para descifrar el mensaje de Marín. En la antigüedad, los Caballeros protegían a la diosa Atena, pero en este momento no se habían encontrado con ella. Tatsumi les dice que están mal, ya que Atena siempre ha estado a su lado. Tatsumi les dice que Saori Kiddo es la diosa Atena. Ahora los Caballeros deben de protegerla del Patriarca del Santuario.

En un intento de ir al Santuario para ver que está pasando, Seiya, Shun y Shiryu quedan atrapados en una isla. En la isla, Shaina se enfrenta con Seiya, mientras que Shun enfrenta a Algol, Caballero de Perseo. En su ataque, Shun queda convertido en piedra para el asombro de Seiya y Shiryu. Algol es el poseedor del Escudo de Medusa, el cual tiene la habilidad de convertir en piedra a aquel que lo vea.

Seiya también es convertido en piedra y solo queda Shiryu para vencer a Algol. Para poder vencerlo, Shiryu tiene que golpearse los ojos y quedar ciego para evitar convertirse en piedra. Sin poder ver el escudo de Medusa, Shiryu mata a Algol y Seiya y Shun vuelven a la normalidad, pero los ojos de Shiryu no pueden sanar y no volverá a ver. Sin poder ver, Shiryu decide volver con su maestro a China. En el cuartel de los Caballeros, Ikki tiene diferencias con los demás Caballeros de Bronce y decide mejor andar sólo. En eso, Damian, Caballero de Plata del Cuervo y criador de cuervos, manda a sus mascotas para que secuestren a Saori. Seiya los persigue y salva a Saori, pero queda muy dañado de su mano izquierda y se encuentra en una parte muy peligrosa. Rodeado por Damián y por Shaina, Seiya decide lanzarse al vacío, pero no engaña a Shaina.

Al día siguiente, Shaina baja a buscar a Seiya y a la mujer que protegía (Saori). Abajo, Saori ve que Seiya está desmayado por la caída. Shaina intenta asustar a Saori, pero Saori usa su cosmo energía y Shaina la reconoce como la energía de Atena. Damián llega e intenta atacar a Saori, pero Hyoga y Shun llegan para evitarlo. Con Damián muerto y Atena del lado de los Caballeros de Bronce, Shaina decide huir. Después de eso, aparecen dos Caballeros de Plata frente a Saori, Seiya, Hyoga y Shun.

Estos Caballeros son Dante de Cerbero y Capella de Auriga, que vienen a matar a Seiya. Dante utiliza sus cadenas y lanza a Hyoga y a Shun a un abismo, pero gracias a la cadena de Andrómeda no se lastiman. El Caballero del Fénix aparece y vence a Capella con su Golpe Fantasma. Shun, por su parte, acaba con Dante.

Seiya no soporta que su amigo Shiryu esté ciego y decide ir a buscar a Mu para ver si tiene alguna cura. En Jamir, Seiya encuentra a Kiki, quien le dice que no ha visto a Mu desde varios días. Kiki le dice a Seiya que existe una agua sagrada que tal vez pueda sanar los ojos de Shiryu. Seiya sube la montaña donde se encuentra el agua y al regresar con Kiki se encuentra con Aracne, Caballero de Plata de Tarántula, pero con su armadura de Pegaso lo vence.

Un día, el casco dorado desaparece de las manos de los Caballeros de Bronce, mientras que las otras partes de la armadura dorada desaparecen del Santuario. En medio de un lago, ambas partes se encuentran y la armadura dorada se hunde en el agua. Cuando Saori se entera que la armadura no está en el Santuario, deciden prepara un viaje para atacar al Santuario.

Arles se desespera por la repentina pérdida de la armadura dorada. Si los Caballeros de Bronce la tienen, sus planes serán frustrados. Ya no puede esperar más; nunca pensó que fuera necesario, pero es hora de mandar a los Caballeros Dorados.

En el Santuario, Milo, Caballero Dorado de Escorpio, se presenta ante el Patriarca, quien le dice que debe de ir a matar a Seiya y recuperar la armadura dorada. Milo se prepara para partir, pero Aioria, Caballero Dorado de Leo lo impide. Aioria le pide al Patriarca que le permita ir para salvar el honor de su familia. Aioria es el hermano menor de Aioros, quien fuera acusado de matar a Atena y escapar con la armadura de Sagitario. Arles acepta y Aioria parte a buscar a Seiya.

Seiya se encuentra en el hospital por las heridas en batalla. Shaina lo encuentra y lo ataca, pero Seiya no pelea con ella. Seiya le pregunta el por qué lo quiere matar y Shaina le explica que es su destino por haber visto su rostro. Cuando están peleando, Shaina siente el cosmo de un Caballero y trata de huir con Seiya, pero Aioria de Leo aparece antes de que lo logren.

Seiya se sorprende al ver que existe otra armadura dorada y se prepara para pelear con él. Aioria le dice que sería inútil, ya que él es un Caballero Dorado mientras que Seiya sigue siendo un Caballero de Bronce. Shaina le dice a Seiya que escape mientras que ella lo distrae, pero Aioria la vence con un sólo dedo.

Los Caballeros tiene la habilidad de pelear a altas velocidades. Los Caballeros de Bronce pelean a la velocidad del sonido, los de Plata a la velocidad de Mach 2 a 5, y los Caballeros Dorados pelean a la velocidad de la luz. Por esto, los Caballeros de Bronce pueden golpear 100,000 veces por segundo, los de Plata golpean más de 1,000,000 veces por segundo y los Caballeros Dorados golpean más de 100,000,000 veces por segundo.

Aioria lanza su ataque a Seiya, pero Shaina se interpone y sale lastimada. Herida, Shaina le explica a Seiya que, cuando una persona ve el rostro de un Caballero Femenino, este Caballero Femenino debe o matar a la persona que la vio, o amarlo. Por el sacrificio de Shaina, Aioria decide perdonarle la vida a Seiya.

Seiya se enoja al ver que Aioria se dispone a partir como si nada, así que usa su Golpe de Meteoro y logra golpear a Aioria.

Este le pregunta a Seiya si ya se siente mejor y utiliza una técnica para sanar a Shaina. Cuando Aioria se prepara para irse, tres Caballeros de Plata aparecen y le preguntan el por qué se va si aún no ha cumplido la tarea que se le fue encomendada.

Aioria se aparta y deja que los Caballeros de Plata se encarguen de Seiya. Seiya, sin su armadura, está a la merced de ellos, hasta que la armadura dorada de Sagitario sale del lago donde se había hundido y aparece frente a Seiya. Aioria advierte a los Caballeros de Plata que escapen, pero Seiya los mata, Aioria deja a Shaina en el suelo y ataca a Seiya, quien evita el golpe y utiliza su Golpe de Meteoro. Aún así, Seiya cae ante el poder Colmillo de León de Aioria.

En ese momento aparece Saori y le revela a Aioria cómo su hermano Aioros la salvó de Arles y juntos escaparon del Santuario. Aioria no puede creer lo que le dice Saori y le pide una prueba: Si en verdad Saori es Atena, el golpe Colmillo de León de Aioria no debe hacerle daño. Saori acepta y Aioria lanza su ataque, pero Seiya se para y lo detiene con sus manos. En ese momento, el espíritu de Aioros reprocha a Aioria por haber atacado a Atena. El poder de Aioria regresa y lo golpea con más fuerza.

Aioria se levanta y pide perdón a Atena, le dice a Seiya que existen 12 armaduras doradas y se lleva a Shaina con él de vuelta al Santuario. Al partir Aioria, la armadura dorada de Sagitario se desprende de Seiya y apunta al Santuario. Saori y sus Caballeros de Bronce saben que la batalla final se acerca.

En los Cinco Picos de China, Shiryu ha decidido volver con sus amigos; cuando le va a contar esto a su maestro, de la cascada del Rozan aparece Máscara Mortal, Caballero Dorado de Cáncer que fue enviado por el Patriarca para matar al Caballero Dorado de Libra. Shiryu se sorprende al enterarse que su maestro es un Caballero Dorado que se negó a seguir las órdenes del Patriarca. Máscara Mortal ataca al maestro, pero Shiryu se interpone para pelear con Máscara Mortal.

A pesar de los esfuerzos de Shiryu, Máscara Mortal es más poderoso y se prepara para utilizar su técnica Ondas Infernales, cuando aparece Mu, Caballero Dorado de Aries y reta a Máscara Mortal a pelear con él. Máscara Mortal no está loco y decide mejor abandonar la pelea. El maestro de Libra le dice a Shiryu que es hora de defender a Atena. Aioria, Caballero Dorado de Leo llega al Santuario y entrega a Shaina a su alumno Cassios para que la cuide. Enseguida, Aioria se dirige con el Patriarca y pide hablar con Atena. Obviamente, Arles le dice que no puede molestar a Atena, aunque la verdad es que Atena no ha estado en el Santuario desde hace más de 16 años. Aioria lo acusa de traidor y lanza su poder contra él.

En ese momento, aparece otro Caballero Dorado diciéndole a Aioria que el atacar al Maestro del Santuario es un acto de traición. Este Caballero es Shaka de Virgo y Aioria le dice que no interfiera. Arles aprovecha y le dice a Shaka que acabe con Aioria por haberlo traicionado. Shaka y Aioria pelean, pero al estar en las mismas condiciones, ninguno de los dos ganaría. Cuando dos Caballeros Dorados pelean en las mismas condiciones, su pelea puede durar más de mil días sin que haya un ganador. Esta pelea continuaría hasta que la situación se inclinara en favor de alguno de los dos.

Arles aprovecha que Aioria está concentrado en el combate y utiliza su poder para controlar la mente de Aioria. Arles le ordena volver a su casa del Zodiaco y esperar ahí. Sólo saldrá del trance, hasta que mate a la persona que está frente a él.

Mientras tanto Saori decide que es hora de ir al Santuario a dialogar. Los santos de bronce no piensan lo mismo.
:::Las doce casas:::

Resumen:
Seiya y sus compañeros se dirigen al Santuario y al llegar se encuentran con Shiryu, quien va a pelear con ellos. Una persona se acerca al grupo y les dice que el Patriarca los estaba esperando. Saori explica que ya había mandado una carta diciéndole al Patriarca que le iban a hacer una visita

El guía de Seiya les explica que para llegar con el Patriarca, tienen que cruzar las doce casas del Zodiaco. Cada casa tiene por guardián un Caballero Dorado. Los Caballeros de Bronce se preparan para ir a la primera casa, cuando su guía revela su identidad como el Caballero de la Flecha y los ataca con su poder Flecha Fantasma. Seiya lo mata con su Golpe de Meteoro, pero el Caballero de la Flecha ha logrado su objetivo, Saori fue herida en el corazón por una de las flechas.

Antes de morir, el Caballero de la Flecha les explica que en 12 horas, la flecha dorada atravesará el corazón de Saori y la única persona que puede ayudarla es el Patriarca. Un gran reloj, con las figuras de cada signo zodiacal, marcará el tiempo y tendrán que llegar con el Patriarca antes de que los doce fuegos del reloj se extingan. En la primera casa, aparece frente a ellos Mu, Caballero Dorado de Aries. Todos piensan que Mu los va a dejar pasar, pero Mu les pregunta el por qué debía hacerlo. Shiryu se lanza contra Mu, quien se defiende con un sólo dedo y con ese mismo dedo golpea el escudo del Dragón. Con asombro, Seiya y los demás ven que el escudo del Dragón quedó hecho añicos. A pesar de que no se nota, las armaduras de los Caballeros de Bronce han sido muy dañadas por los combates con los Caballeros de Plata. Mu se ofrece a repara sus armaduras, pero se tardará una hora. Ya reparadas las armaduras, Mu les explica que si quieren ganar esta batalla, tienen que despertar su Séptimo Sentido. Mu les explica que la diferencia entre los Caballeros no es el color de su armadura, sino la facilidad con la que utilizan su Séptimo Sentido en la batalla. Este sentido no se los puede enseñar nadie, ya que tienen que aprenderlo con el tiempo. Mu los deja pasar y se queda con Kiki a cuidar de Atena.

Existen Cinco Sentidos que todos tenemos. Hay un Sexto que es la intuición. Sólo los Caballeros Dorados están más allá de estos sentidos. El Séptimo Sentido hace que los Caballeros Dorados puedan luchar a la velocidad de la luz, ya que en ese momento, tanto el cuerpo como el alma están en perfecta sincronización.
En la siguiente casa, Aldebarán de Tauro los ataca con su poder Gran Cuerno. Hyoga, Shiryu y Shun caen vencidos, pero Seiya se niega a darse por vencido. Gracias al cálido cosmo de Atena y a las enseñanzas de Marin, Seiya logra romper la postura de Aldebarán, y lo amenaza con romper el cuerno dorado.

El poder Gran Cuerno de Aldebarán, Caballero Dorado de Tauro, es muy parecido a un viejo truco de ataque con espada. La fuerza de la espada consiste en la postura. Esta postura debe ser tanto de defensa como de ataque. Cuando se defiende o se ataca, se debe de volver a envainar la espada lo más pronto posible para esperar el próximo ataque. Cuando se rompe esta postura, cuando la espada permanece afuera de la vaina, la efectividad del ataque disminuye.

Aldebarán no puede creerlo y vuelve a ejecutar el poder Gran Cuerno. Seiya es lanzado varias veces contra las paredes de la casa de Tauro, hasta que logra ver la técnica de Aldebarán y detiene el Gran Cuerno. Después de esto, Seiya rompe uno de los cuernos de la armadura de Aldebarán. Este se enoja, pero al final deja pasar a Seiya a la siguiente casa, pero Hyoga, Shiryu y Shun deben quedarse.

Seiya se adelanta a la siguiente casa, mientras Dragón, Andrómeda y Cisne combaten al Caballero Dorado de Tauro. Con una combinación del Dragón Naciente de Shiryu, las cadenas de Andrómeda y el Trueno de la Aurora de Hyoga, Aldebarán rompe su postura y le congelan sus manos. Aldebarán acepta su derrota y deja pasar a Hyoga, Shiryu y a Shun a la siguiente casa.

Enfrente de la casa de Géminis, Dragón, Cisne y Andrómeda ven que alguien sale de la casa. Esta persona es Seiya, quien se sorprende al ver que de nuevo está donde empezó. Según Seiya, él entró a la casa y la recorrió toda con la esperanza de salir de ella, pero en lugar de eso, salió de nuevo a la entrada. Seiya sugiere que ahora entren todos juntos, pero pasa lo mismo.

Mientras tanto, Mu aparece frente a Aldebarán y le pregunta el por qué dejo pasar a los Caballeros de Bronce. Aldebarán le contesta que sintió el cosmo de Atena cuando peleó con Seiya. Mu confirma sus sospechas: Saori Kiddo es la diosa Atena. Tanto Aldebarán como Mu saben que desde hace varios días, la casa de Géminis ha estado vacía, o al menos nunca han visto a su guardián. En ese momento Mu y Aldebarán siente una gran cosmo energía: el Caballero Dorado de Géminis ha llegado.

Enfrente de la casa de Géminis, Seiya y sus amigos ven como la casa se divide en dos casas iguales. Seiya y Shiryu deciden ir por la izquierda, mientras que Hyoga y Shun van por la derecha. Al entrar, Hyoga y Shun escuchan los pasos y ven al Caballero Dorado de Géminis enfrente de ellos. Hyoga utiliza el Polvo de Diamantes y el Trueno de la Aurora, pero ambos poderes se regresan a él y a Shun.

Seiya ve también al Caballero Dorado de Géminis, pero Shiryu no logra sentirlo. Cuando Seiya va a atacar al Caballero Dorado, Shiryu lo detiene y le dice que si lo hace, su propia fuerza se le regresará. Confiando en sus otros sentidos, Shiryu descubre en donde está la salida y lleva a Seiya hacia ella. Cuando Seiya abre los ojos, ve la luz del día y se da cuenta que han salido de la casa de Géminis. Ahora se dirigen a la casa de Cáncer.

En la cámara del Patriarca, Arles está meditando y ve como Seiya y Shiryu escapan de su trampa, así que concentra su atención en Hyoga y Shun. Shun atiende a Hyoga cuando oye hablar al Caballero Dorado de Géminis. Antes pensaba que posiblemente era una ilusión, pero ahora Shun estaba seguro que ese Caballero Dorado sí estaba ahí. Géminis utiliza su poder y manda a Shun y a Hyoga a otra dimensión. Gracias a las cadenas de Andrómeda, Shun puede sujetarse de un pilar de la casa de Géminis, pero Hyoga se pierde en la dimensión que abrió el Caballero de Géminis. Géminis se prepara para cortar las cadenas de Andrómeda, pero la cosmo energía del Caballero Fénix llega para salvar a su hermano. Ikki le explica a Shun que está en el cráter de un volcán sagrado curando sus heridas de batalla, pero pronto se unirá a ellos. Con la repentina aparición de la cosmo energía del Fénix, Arles pierde la concentración y de pronto Shun puede ver la salida de la casa de Géminis, pero poco después vuelve a aparecer el Caballero de Géminis. Shun sabe que el Caballero de Géminis está usando una ilusión para ocultar la salida de la casa de Géminis, así que ataca a Géminis con su cadena nebular y atraviesa la máscara del Caballero Géminis, hasta llegar al cuarto del Patriarca para atacarlo (recordando que la cadena de Andrómeda puede encontrar a su enemigo sin importar a que distancia se encuentre).

Sin la concentración del Patriarca, el Caballero de Géminis cae y desaparece la ilusión que creó para ocultar la salida de la casa de Géminis. Mientras tanto, Hyoga (que había sido mandado a otra dimensión por Géminis), aparece en una de las doce casas del Zodiaco y junto a él se encuentra un Caballero Dorado. Este Caballero es Camus de Acuario, pero se encuentran en la casa de Libra. Hyoga recuerda que su maestro, el Caballero Cristal, fue entrenado por el Caballero Dorado de Acuario. Camus le dice a Hyoga que no puede permitir que siga avanzando por las doce casas ya que nunca podría vencer a los Caballeros Dorados.
Hyoga se niega a creer eso y ataca a Camus con el Polvo de Diamantes. Camus le dice que nunca podra derrotar a su maestro con una técnica tan básica y con un cosmos tan débil como el suyo. Hyoga no hace caso y continua atacando a Camus que contraataca lanzandolo contra las paredes del templo.Para provocar a Hyoga Camus, usando su poder, hunde el barco donde descansaba el cuerpo de la madre de Hyoga a un lugar inaccesible en el fondo del mar. Hyoga se desespera y ya no puede pelear.
Al ver esto, Camus decide matar a Hyoga con todo su poder utilizando su máxima técnica, Ejecución de Aurora.

Ante el poder de Camus, Hyoga cae muerto y Camus, lamentandose no haber conseguido despertar el séptimo sentido de Hyoga lo congela en un bloque de hielo. Este bloque de Hielo no podrá ser destruido por ningún Caballero.

En otra parte, Seiya y Shiryu se dirigen a la casa de Cáncer. Para ganar tiempo, Shiryu peleará con el Caballero Dorado de Cáncer, mientras que Seiya se dirige a la casa de Leo. Dentro de la casa de Cáncer, Seiya y Shiryu ven que todo el piso y las paredes están tapizadas de rostros humanos. Estos rostros son todos los guerreros que Máscara Mortal de Cáncer ha matado. Cuando Máscara Mortal aparece, Shiryu utiliza su poder para distraerlo y que Seiya continúe a la siguiente casa zodiacal.

La pelea entre Máscara Mortal de Cáncer y Shiryu del Dragón empieza. Cáncer utiliza su poder Ondas Infernales y manda a Shiryu a un lugar donde las almas caen al infierno. Shiryu ve a Hyoga en la fila de las almas que se dirigen a ese lugar, trata de llamarlo, pero aparece Atena y le dice que no vaya allá. Con el poder de Atena, Shiryu vuelve a la casa de Cáncer. Una vez más, Máscara Mortal envía a Shiryu allá, pero ahora Shiryu es apoyado por las oraciones de Sunrei, que se encuentra en China.

Máscara Mortal se da cuenta de esto, y ataca a Shiryu dentro de las Ondas Infernales y lo intenta aventar al abismo. Pero a Máscara Mortal le molesta la energía que desprende Sunrei con su oración, así que la lanza a la cascada de Rosan. Shiryu se enoja y golpea a Máscara Mortal, pero mientras tenga puesta la armadura dorada, Shiryu nunca podrá vencerlo. En un golpe de Shiryu, la armadura de Máscara Mortal desaparece pieza por pieza. Shiryu se quita también su armadura y lanza con su poder a Máscara Mortal al abismo.

Shun llega a la casa de Cáncer y encuentra el cuerpo de Shiryu, que se levanta y ve que los rostros en la casa de Cáncer han desaparecido del suelo y las paredes. El maestro de Libra le dice telepáticamente a Shiryu que Sunrei está a salvo. En ese momento Shiryu se da cuenta que puede ver de nuevo gracias al agua sagrada que le trajo Seiya y al haber despertado su Séptimo Sentido contra Máscara Mortal. Ahora Shun y Shiryu se dirigen a la casa de Leo. Seiya llega a la casa de Leo y ve a Aioria parado frente a él. Seiya intenta pasar, pero Aioria le dice que no puede dejar que nadie pase por su casa, así que empiezan a pelear. Mientras tanto, en su casa, Cassios cura a Shaina de sus heridas. Shaina despierta y le pregunta a Cassios que es lo que ha pasado. Cassios le explica que los Caballeros de Bronce han decidido recorrer las doce casa del Zodiaco y todo el Santuario está emocionado porque Seiya ha llegado a la casa de Leo.

Shaina se tranquiliza, porque sabe que Aioria le ha jurado lealtad a Atena. Pero la siguiente casa es la de Shaka de Virgo, así que decide ir a avisarle a Seiya sobre esto. Cassios le dice que no se preocupe, ya que Seiya no pasará de la casa de Leo. Cassios le explica a Shaina cómo el Patriarca del Santuario controló la mente de Aioria para que estuviera bajo trance hasta que alguien muriera frente a él. Shaina intenta ir a ayudar a Seiya, pero Cassios la detiene, y decide ir él. En la casa de Leo, Aioria rompe una pierna de Seiya al lanzarlo contra un pilar. Cuando Aioria está a punto de matar a Seiya, Cassios aparece para detener a Aioria. Cassios se pone en medio de Aioria y le dice a Seiya que estuvo esperando mucho tiempo este momento. De pronto, Cassios voltea y lanza un golpe a Aioria, quien lo detiene fácilmente. Cassios lucha contra Aioria hasta que éste lo tira de un golpe.
Aioria lanza su último ataque a Seiya, pero Cassios se levanta y cubre a Seiya. Cassios, al borde de la muerte, le dice a Seiya que no lo hizo por él, sino porque Shaina se iba a poner muy triste si Seiya moría. Con Cassios muerto, el trance que le impusieron a Aioria empieza a debilitarse y Seiya logra vencerlo. Shiryu y Shun llegan a la casa de Leo y ven el cuerpo de Cassios y a Aioria y a Seiya inclinados frente a él.

Aioria cubre con su capa a Cassios y le dice a Seiya y a sus amigos que se cuiden de su siguiente rival. Aioria les dice que su siguiente rival es Shaka de Virgo, el Caballero más cercano a Dios, si Shaka abre sus ojos, todo lo que esté a su alrededor debe morir. Seiya, Shiryu y Shun salen de la casa de Leo y se dirigen a la casa de Virgo. Mientras tanto, Aioria lleva el cuerpo de Cassios con Shaina.

Dentro de la casa de Virgo, Seiya y compañía ven a Shaka meditando. Seiya se desespera y lo ataca, pero Shaka lo derriba sin dejar su posición. Shaka se levanta y les dice a los Caballeros de Bronce que no pasarán de esta casa. Shun lanza su cadena de Andrómeda sobre Shaka, quien con una palabra la detiene y con otra hace que la cadena ataque a Shun. Shiryu lanza su golpe Dragón Naciente y Shaka lo detiene con una sola mano.

Shaka decide matarlos rápidamente y utiliza su poder La Bendición del Señor de las Tinieblas contra Seiya y sus amigos, quienes caen vencidos. Shaka se pregunta cómo fue posible que semejantes Caballeros de tan bajo nivel hayan llegado hasta la casa de Virgo. Shun aun no se rinde y Shaka se prepara para cortarle la cabeza, cuando una pluma de Fénix le lastima su mano. Ikki, Caballero del Fénix ha llegado para ayudar a sus amigos. Shaka le dice que ha cometido un enorme error al lastimarlo y ahora debe pagar las consecuencias. De la sangre de Shaka se forma un lago enorme de sangre en el que se encuentra atrapado Ikki; Shaka le dice que si quiere salvarse debe de ponerse de rodillas y adorarlo. Ikki se niega y, con su cosmo energía, evapora la sangre. Shaka utiliza su poder para mandar a Ikki a un de los seis mundos. Los seis mundos son los lugares a los que van las almas de los cuerpos que han muerto. El primero es el infierno, montaña de agujas y lago de azufre, todos los que caen ahí sufren por toda la eternidad; el segundo es el infierno de la hambruna, los que caen ahí viven en los huesos y con el estómago hinchado; el tercero es el infierno de las bestias, donde todos se convierten en bestias y son tanto cazadores como presas de sus iguales.

El cuarto es el infierno de la guerra, donde vivirán la eternidad peleando durante todo el día; el quinto es el mundo de los humanos y el sexto es el cielo, donde pueden llegar como hombre o como bestia, o caer al infierno con un sólo pensamiento.

Shaka se acerca a Ikki, seguro de que el Fénix cayó en el infierno de la hambruna o en el de las bestias. Cuando está lo suficientemente cerca, Ikki se levanta y utiliza su Golpe Fantasma sobre Shaka. Shaka no puede creer que Ikki siga con vida, a lo que Ikki le dice que ya ha visto el infierno y lo han echado a patadas de él. Shaka hace que la ilusión del golpe fantasma la vea Ikki en lugar de él. Shaka utiliza su poder Seim Samsara y destruye la armadura del Fénix; Shaka vuelve a ejecutar el Seim Samsara e Ikki trata de escapar de él, pero no lo logra y desaparece por el poder de Shaka de Virgo. Shaka piensa que ya terminó con Ikki, pero el Fénix vuelve una vez más con todo y su armadura. Shaka entiende que no puede acabar con Ikki de una forma violenta, así que decide utilizar su poder el Tesoro del Cielo. Shaka abre sus ojos y desaparece la armadura de Ikki.
Con el Tesoro del Cielo, Shaka deja inmóvil a Ikki. Shaka explica que ahora va a perder sus cinco sentidos, ahora no puede moverse porque ha perdido su sentido del tacto. Shaka le quita a Ikki su sentido del olfato y le pregunta cual sentido quiere perder ahora. Ikki le pregunta a Shaka el por qué ayuda al Patriarca; ya que, si en verdad es el Caballero más cercano a Dios, ¿cómo es posible que no se haya dado cuenta del plan de Arles?. Enojado, Shaka levanta su mano y hace que Ikki pierda el sentido del gusto, y así, Ikki pierde el habla.

Shaka le quita a Ikki el sentido de la vista y antes de quitarle el del oído le explica que, según su visión, no hay maldad perfecta ni justicia perfecta, por lo tanto, para Shaka el Maestro del Santuario es justicia. Después de esto, Shaka le quita a Ikki su último sentido y Fénix desaparece. Seiya, Shiryu y Shun despiertan y ven que Shaka venció a Ikki; Shun se prepara para pelear con Shaka, cuando Ikki vuelve a aparecer y ataca a Shaka.

Ahora sin sus cinco sentidos, Ikki puede despertar su Séptimo Sentido y ataca a Shaka con todo su poder. Shaka no puede entender por qué Ikki piensa dar su vida con tal de vencer. Ikki le explica que lo hace por Atena y ambos explotan. En la casa de Virgo sólo queda la armadura dorada de Virgo y Shun logra oír a su hermano decirle que debe pelear como hombre. Shun seca sus lágrimas y alcanza a Seiya y a Shiryu para ir a la casa de Libra. En la casa de Libra, Seiya, Shiryu y Shun encuentran el ataúd de hielo de Hyoga. Inútilmente, Seiya trata de romper el hielo con su Golpe de Meteoro. Shiryu recuerda que su maestro le dijo que existía un Caballero Dorado que podía crear bloques de hielo que ni todos los Caballeros Dorados podrían romper. En ese momento, del suelo de la casa aparece la armadura dorada del Caballero de Libra. Shiryu reconoce la armadura de su maestro y se prepara para utilizar las armas de Libra para romper el ataúd de Hyoga.

Desde tiempos inmemorables, los Caballeros han defendido a Atena de sus agresores. Siempre han peleado con sus manos desnudas, sin armas. Sólo el Caballero de Libra tenía armas en su armadura, y él era el único que podía autorizar a los Caballeros el uso de armas en los combates.

Doce armas doradas, una para cada Caballeros Dorado; Shiryu escogió una de las espadas y con ella destruyó el ataúd que encerraba a Hyoga. Aunque Hyoga seguía con vida, estaba entre la vida y la muerte, así que Shun se ofrece a ayudar a Hyoga usando su cosmo energía para salvar su vida. Seiya y Shiryu se adelantan a la casa de Escorpio. En la casa de Escorpio, Seiya y Shiryu se enfrentan a Milo, Caballero Dorado de Escorpio. Milo los inmoviliza con su técnica llamada restricción y luego los ataca con su poder Aguja Escarlata. Seiya y Shiryu están en el suelo cuando aparece Hyoga con Shun en sus brazos. Hyoga le dice a Seiya y a Shiryu que se dirijan a la casa de Sagitario con Shun, mientras él pelea con Milo. Milo pelea con Hyoga y, utilizando su poder Aguja Escarlata, golpea los puntos estelares de Hyoga, haciendo que éste se desangre.
Gota a gota de sangre, Hyoga empieza a perder sus sentidos. Milo le dice a Hyoga que Camus, el Caballero Dorado de Acuario que lo encerró en hielo, quería salvarlo de morir en manos de los Caballeros Dorados. La intención de Camus era que Hyoga despertara cien años después. En honor a Camus, Milo le dice a Hyoga que le devolverá sus cinco sentidos en cien años, pero Hyoga le dice que se meta en sus propios asuntos y que pelee con todas sus fuerzas. Milo acepta y da el último ataque a Hyoga, quien cae al suelo. De pronto, Milo ve su armadura que se comienza a congelar; en el último momento, Hyoga despertó su Séptimo Sentido y con su Polvo de Diamantes golpeó los puntos estelares de su enemigo. A pesar de la pérdida de sangre, Hyoga aún se arrastra con la intención de seguir a Seiya. Milo al principio no entiende el por qué, pero se da cuenta que lo hace por Atena, así que se acerca a Hyoga y le golpea el centro sanguíneo de Hyoga para detener el sangrado. Así Hyoga sale a la siguiente casa zodiacal.
Por otro lado, Saori sigue en su predicamento cuando aparece la armadura dorada de Sagitario. Con la presencia de la armadura dorada de Sagitario, todas las armaduras doradas del Santuario brillan con intensidad al estar las doce juntas. Después de esto, la armadura dorada de Sagitario desaparece. Seiya, Shiryu y Shun llegan a la casa de Sagitario y no ven a nadie. De pronto, un Caballero empieza a caminar hacia ellos.
Este Caballero es Hyoga que llega de la casa de Escorpión. En ese momento, la armadura dorada de Sagitario aparece frente a ellos y apunta su flecha al corazón de Seiya. Seiya se mueve, pero la flecha sigue apuntando a su cuerpo, hasta que la armadura lanza la flecha, pero pega en la pared atrás de Seiya. La flecha de Sagitario abre una caverna por la cual entran Seiya, Shiryu, Hyoga y Shun, ahora recuperado. Dentro de la caverna se enfrentan a varios problemas y al final sólo Seiya llega al final.

De pronto, todos están de vuelta en la casa de Sagitario y se dan cuenta que todos los problemas que pasaron fueron una prueba. La flecha de Sagitario abre una parte donde Aioros escribió su testamento para los Caballeros que protegerían a Atena: "Amigos, les encomiendo la vida de Atena". Con una nueva esperanza, Seiya y sus amigos se dirigen a la casa de Capricornio.

Arles está desesperado, si los Caballeros de Bronce logran pasar por las Doce Casas, el honor de los Caballeros Dorados quedará en los suelos. Dentro de la casa de Capricornio, Seiya, Shiryu, Hyoga y Shun ven en el centro de una habitación la estatua de Atena, entregándole una espada a un Caballero hincado. Shiryu recuerda que en la antigüedad, al Caballero más fiel a Atena se le entregaba la espada sagrada Excalibur. Eso significa que el Caballero Dorado de Capricornio es el Caballero más fiel a Atena. Los Caballeros de Bronce corren y logran salir de la casa de Capricornio. Cuando se dirigen a la casa de Acuario, Shiryu percibe algo y empuja a sus amigos, mientras una ráfaga separa con una gran grieta la casa de Capricornio y la de Acuario. Seiya, Hyoga y Shun ven que Shiryu está atrapado aún en la casa de Capricornio. De pronto, aparece Shura, Caballero Dorado de Capricornio y le pregunta a Shiryu el por qué no saltó con sus compañeros. Shiryu le responde que si lo hubiera hecho, otro ataque de Shura los hubiera matado a todos.
Shiryu le pregunta a Shura el por qué no los atacó dentro de la casa de Capricornio. Shura le explica que no podía manchar el suelo donde está la estatua de Atena con su vulgar sangre. Shura ataca a Shiryu y corta su brazo y su pierna. Shiryu entiende que el poder de Shura es como una filosa espada. Shiryu utiliza su técnica Dragón Naciente, pero Shura usa su poder Piedras Saltarinas y hace que sea Shiryu quien reciba el golpe. Shura le explica que él es el Caballero más fiel a Atena porque fue él quien castigó al rebelde Aioros por haber intentado matar a Atena.
Shura le cuenta a Shiryu que él persiguió a Aioros y lo atacó hasta que lo tiró a un barranco, vio al bebé y pensaba matarlo, pero la dejó con vida. Shiryu le dice que Aioros escaló y salió del barranco y se llevó al pequeño bebé con él. Shura no le cree y vuelve a atacarlo, pero Shiryu pone su escudo. El poder Excalibur de Shura es demasiado poderoso y corta en dos el escudo del Dragón. A continuación, Shura parte toda la armadura del Dragón.

Shiryu se prepara y utiliza de nuevo su poder Dragón Naciente. Shura le explica que el problema con su Dragón Naciente es que tiene un punto débil. Shiryu sabe de su punto débil y aún así ataca a Shura con su Dragón Naciente. Shura usa su poder Excalibur y golpea con su mano el corazón de Shiryu. Aún con la mano de Shura golpeándolo, Shiryu logra golpear el brazo de Shura, lesionándolo. Shura no podrá usar su brazo, pero Shiryu morirá con la herida en el corazón.En el suelo, Shiryu le pide perdón a su maestro y se prepara a usar su última técnica. Shura ve que Shiryu se prepara para atacar de nuevo. Shura aún tiene su otro brazo y ambas piernas afiladas como una espada, así que espera el ataque y esta vez atraviesa el corazón de Shiryu; pero no puede sacar su mano del cuerpo de Shiryu. Shiryu le explica que acaba de usar la técnica prohibida del Último Dragón. El Último Dragón es la técnica que genera la acumulación de demasiado poder en la técnica Dragón Naciente. Toda esta energía puede destruir a cualquier enemigo, pero también destruye el cuerpo de la persona que la ejecute. Por ser una técnica mortal, no se le permite a ningún Caballero usarla. Con su poder, Shiryu corta el brazo de Shura y lo toma por la espalda para elevar el vuelo hacia las estrellas. Shura no entiende el por qué Shiryu arriesga su vida para derrotarlo. Shiryu le contesta que es por Atena, el bebé que intentó matar cuando perseguía a Aioros hace más de 16 años. Shura dejó vivir a ese bebé, no por compasión, sino porque no podía moverse por el cosmo de la pequeña niña. Shura por fin se da cuenta que fue él quien intentó matar a la diosa Atena, así que les pide perdón a ella y a Aioros mientras se siguen elevando.

Seiya y sus amigos ven como Shiryu se eleva hacia el cielo y lloran la pérdida de un gran amigo. Sunrei y el maestro de Libra sienten como el cosmo de Shiryu va desapareciendo y también se entristecen. Mientras en el cielo, Shiryu se ha desmayado y Shura se da cuenta que dentro de poco saldrán de la atmósfera, así que se concentra y le da su armadura dorada a Shiryu y lo patea para regresarlo a la Tierra. Shura, a punto de volverse polvo de estrellas le grita que debe de cuidar de Atena. En el Santuario nadie se da cuenta que cae un meteoro dorado en la casa de Capricornio; es Shiryu con la armadura del Caballero Dorado de Capricornio. Después de cumplir su misión, la armadura de Capricornio se arma frente al cuerpo inerte de Shiryu. Mientras tanto, Seiya, Hyoga y Shun llegan a la casa de Acuario, donde Camus los está esperando.

Hyoga le dice a Seiya y a Shun que sigan a la casa de Piscis, mientras él pelea con su maestro. Seiya y Shun obedecen y salen de la casa de Acuario. Camus ataca a Hyoga con su poder Ejecución Aurora hasta dejarlo casi inconsciente. Camus forma otro bloque de hielo y encierra a Hyoga en él, pero esta vez Hyoga despierta su Séptimo Sentido y rompe el bloque desde dentro. Muy herido, Hyoga intenta atacar a Camus con la Ejecución Aurora; Camus le dice que no puede copiar su poder y también se prepara para hacer la Ejecución Aurora. Ambos Caballeros disparan sus poderes y toda la casa de Acuario queda congelada.
Camus felicita a Hyoga por haber podido despertar su Séptimo Sentido y por lograr atacarlo con su misma técnica. Después de esto cae muerto por congelación. Hyoga le da las gracias a su maestro por haberle obligado a despertar su Séptimo Sentido y se despide de él; al igual que Camus, Hyoga cae muerto por congelación. Seiya y Shun siguen a la casa de Piscis y ven caer un copo de nieve, dándose cuenta que es la forma de Hyoga de despedirse.
En la casa de Piscis, Seiya y Shun son atacados por Afrodita, Caballero Dorado de Piscis. Shun distrae a Afrodita para que Seiya salga de la casa y vaya por el gran maestro del Santuario para que saque la flecha del pecho de Atena. Afrodita le dice a Shun que aunque Seiya salga de la casa de Piscis, tendrá que pasar por el campo de Rosas Rojas Sangrientas que se encuentran en todo el camino hacia la habitación del Santuario.
Shun decide vencer rápidamente a Afrodita para poder ayudar a Seiya. Afrodita ataca a Shun con sus Rosas Rojas Sangrientas, cuyo poder es matar al enemigo lenta y dulcemente. Shun es herido por el veneno de las rosas, pero no desiste; Shun intenta usar su cadena para atacar a Afrodita, pero con la ayuda de sus rosas, Afrodita logra esconderse del poder de la cadena. Utilizando su máximo esfuerzo, Shun logra golpear a Afrodita y cuando empieza a ganar ventaja, Afrodita saca una rosa negra.

Mientras tanto, Seiya ve que las escaleras hacia el cuarto del maestro están cubiertas por rosas. Sin darle mucha importancia, Seiya empieza a correr, pero el veneno de las rosas empieza a dañarlo hasta que cae desmayado en medio de las rosas. En el principio de las doce casa, Marin (entrenadora de Seiya) se enfrenta a un enemigo del Santuario cuando llega Shaina (enemiga de Seiya y Marin) y la ayuda.

Shaina le pregunta a Marin en donde se había metido todo este tiempo. Marin le dice que fue a Star Hill, un lugar sagrado donde esperaba encontrar las respuestas del por qué la actitud extraña del Patriarca y cuando llegó ahí, vio el cuerpo muerto del antiguo Patriarca. Lo que significa que alguien usurpó su lugar. Shaina se preocupa, quién puede ser más poderoso que el Patriarca que está por encima de los 88 Caballeros del Santuario?. En la casa de Piscis, la rosa negra que saca Afrodita en la casa de Piscis es la Rosa Piraña, que es tan mortal como la Rosa Roja Sangrienta; pero, a diferencia de la Rosa Roja, la Rosa Piraña mata al instante. Con sus Rosas Piraña, Afrodita destruye la armadura de Andrómeda y trata de matar a Shun. Ahora sin su armadura, Shun no tiene opción y decide usar su técnica secreta Tormenta Nebular. Con la Tormenta Nebular, Shun golpea a Afrodita y lo lastima.
Herido, Afrodita utiliza su última técnica: Rosa Sangrienta. La Rosa Sangrienta es una rosa blanca que se incrusta en el corazón del oponente y drena la sangre del enemigo mientras cambia de color blanco a rojo. Afrodita lanza su Rosa Sangrienta y logra clavarla en el corazón de Shun, pero Shun con sus últimas fuerzas aumenta la fuerza de su Tormenta Nebular y mata a Afrodita. Lentamente, la rosa blanca empieza a cambiar a rojo y Shun cae muerto.

Mientras tanto, Marin llega a donde se encuentra Seiya tirado y lo intenta ayudar para llegar a la cámara del maestro. Seiya despierta y con su Golpe de Meteoro acaba con todas las Rosas Rojas Sangrientas del camino. Corriendo, Seiya llega enfrente del gran Patriarca del Santuario, quien se encuentra sentado sobre su trono. Seiya le pregunta si él es el gran Patriarca del Santuario y éste le contesta que sí, mientras se quita su casco y máscara. Seiya le dice que debe de acompañarlo para que saque la flecha del pecho de Saori, a lo que el gran Patriarca le contesta que no puede. Seiya se enoja y golpea al Patriarca, quien comienza a llorar. El Patriarca le dice a Seiya que él no puede sacar la flecha del cuerpo de Atena, pero que existe una esperanza. Atrás del cuarto del maestro, se encuentra el cuarto de Atena. En este cuarto se encuentra el escudo que puede parar cualquier ataque. Si Seiya dirige ese escudo hacia Atena, seguramente podrá salvarse.

Para cumplir su misión de proteger a la Tierra, Atena cuenta con una pequeña estatua de la diosa de la victoria en su mano derecha y el escudo dorado en su mano izquierda. La estatua de la diosa de la victoria le da a Atena el poder de vencer a cualquier enemigo, y el escudo dorado puede detener cualquier ataque. El escudo dorado ha permanecido en el Santuario durante todos estos años, mientras que la diosa de la victoria se la llevó Aioros junto con Atena cuando escaparon del Santuario.

Seiya se dirige hacia el cuarto de Atena cuando el Patriarca le dice que se detenga. Seiya voltea y ve como el cabello del maestro cambia de color de azul a gris. Arles le dice que no lo dejará ir al cuarto de Atena y lo ataca. Seiya se da cuenta que el gran Patriarca tiene dos caras, bien y mal. En ese momento aparece la armadura dorada de Géminis y Arles se la pone. El secreto está revelado: el Caballero Dorado de Géminis mató y usurpó el lugar del Patriarca del Santuario.

Mientras tanto, Mu de Aries oye que alguien le está hablando; esa persona es Shaka, Caballero Dorado de la casa de Virgo. Shaka le dice a Mu que necesita su ayuda para salir del lugar donde se encontraba, un lugar sin sentido ni orden. Mu le dice que él (Shaka) debería ser capaz de salir de un lugar así, a lo que Shaka le contesta que es cierto, pero necesita también salvar a otra persona. Mu, con su control sobre materia y espacio, ayuda a Shaka a salir de ese lugar.

En la casa de Virgo, la armadura dorada de Virgo se une con Shaka, quien aparece junto con Ikki, el Caballero del Fénix. Shaka despierta a Ikki, quien se desorienta al estar de nuevo en la casa de Virgo. Shaka le explica que ambos se salvaron y que ahora debe ayudar a su amigo Seiya. Con un movimiento, Shaka regenera la armadura del Fénix; Ikki le pregunta a Shaka el por qué lo salvo, a lo que Shaka le contesta que fue porque hizo que Shaka dudara de su fidelidad al gran maestro.

En la cámara del maestro, Arles sigue golpeando a Seiya, ya que si lo mata, nadie podrá detener su ambición maligna. En ese momento empieza a llorar la parte buena de su máscara de Géminis. Arles no entiende, qué tiene de malo que una persona con poder quiera dominar el mundo?, si él no lo hace, la Tierra podría verse atacada por Zeus en el cielo, Poseidón en el mar, o Hades en la Tierra de los Muertos. Seiya sigue caminando hacia el cuarto de Atena y Arles lo comienza a golpear, quitándole sus cinco sentidos. Arles se prepara para matar a Seiya, cuando aparece Ikki, el Fénix y lo ataca. Ikki distrae a Arles mientras que Seiya se dirige al cuarto de Atena por el escudo dorado. Arles utiliza su poder de dimensiones para mandar a Ikki a otra dimensión, pero cuando Arles se prepara para seguir a Seiya, aparece de nuevo Ikki, quien escapó de su poder. Arles se da cuenta que sólo está perdiendo el tiempo y ataca con su poder a la velocidad de la luz, haciendo que todo el cuarto alrededor de Ikki se destruya y lo sepulte.

Seiya por fin llega y levanta el escudo dorado, pero cuando lo va a dirigir hacia Atena, Arles lo alcanza y lo golpea, haciendo que pierda el control. El reflejo toca a Atena poco antes que se apague el fuego de Piscis y Arles ve como Atena se comienza a levantar. El maestro de Libra se da cuenta y manda un mensaje telepático a todos los Caballeros Dorados que quedan, explicándoles la verdad.

El Caballero que mató y usurpó el lugar del Patriarca del Santuario es Saga, el Caballero Dorado de Géminis. Después de matar al maestro del Santuario, su siguiente objetivo era la nueva reencarnación de Atena, pero Aioros de Sagitario lo evitó y fue el primero en descubrir que Saga era el maestro del Santuario. Durante todo este tiempo, Saga mintió a los Caballeros del Santuario diciéndoles que Atena seguía viva y en su cámara, pero la verdad es que Saori Kiddo es la diosa Atena y ahora es su deber como Caballeros Dorados protegerla.

Desilusionado, Saga golpea sin misericordia a Seiya; Ikki vuelve a aparecer, pero es vencido por Saga. Mientras tanto, Atena va pasando por las casas del Zodiaco y reviviendo a Shiryu, Hyoga y Shun de las heridas de la batalla. Al llegar al cuarto, Atena le dice a Saga que se detenga, pero Saga quiere venganza por haber arruinado sus planes. Los Caballeros Dorados se preparan para pelear con Saga, pero Atena los detiene y piensa enfrentar ella sola a Saga.

La armadura dorada de Géminis se separa del cuerpo de Saga, pero Saga ataca a Atena y en el último momento, la propia mano de Saga hace que se golpee contra el cetro de Atena. Saga cae al suelo, mientras su pelo cambia de color gris a azul y le pide perdón, antes de morir. Seiya y los Caballeros de Bronce están muy heridos, pero Atena piensa que pronto se compondrán. La paz llega a la Tierra.... pero no por mucho tiempo. :::Natasha:::

Resumen:
Una entrada de mar en plena tempestad de nieve. Siberia Oriental

Hyoga, pensativo, es sorprendido por la llegada de cuatro hombres misteriosos.

Hombre : Ah, al fin te encuentro, Hyoga...
Hombre : Empezábamos a creer que tenías miedo de enfrentarnos...
Hyoga : Quienes son ustedes, para osar venir a desafiarme en lo mas profundo de este desierto helado?
Hombre : Esta tierra es también nuestra. Nosotros venimos de Bluegrad...
Hyoga : Como? Blue Grad ? Ustedes hablan de esa ciudad donde todos los habitantes fueron muertos por una gran ola de frío hace ya muchos siglos?

Hombre : Exacto. Pero algunos habitantes lograron sobrevivir.
Hombre : Nosotros somos los legendarios guerreros de Bluegrad...
Los guerreros retiran sus capas para hacer aparecer sus armaduras brillantes

Alexer : Los guerreros de los hielos ! (Guerreros Azules)

Hyoga comenta que su madre ya le había hablado de ellos... Son una armada muy poderosa que reina en el polo Norte desde la mitología... Con sus puños, pueden rasgar el cielo y hundir la tierra... Hyoga se pregunta, si entonces estos guerreros existen todavía...?

Alexer : Hyoga, nosotros necesitamos de tu fuerza. Te uniras a nosotros?
Hyoga : Yo...?
Hyoga : Tu pareces olvidar que yo soy un Caballero de Athena!
Alexer : Si te rehusas, es la muerte lo que te espera...
Hyoga : Y tu esperas vencerme? Con estos guerrers tan decrépitos como tu?
Hombre : Maestro Alexer...
Alexer : No. Quédate donde estas.
Hyoga : Alexer, he comprendido tus intenciones! Tu quieres invadir las tierras del sur! Y tu sabes bien que los Caballeros de Athena te cortarán la ruta...

Hyoga : Asi que tu preferirías que yo este de tu lado!
El se prepara para el combate:

Alexer : Oh... Pero si parece que leyeras mis pensamientos! Yo no lo hubiera explicado mejor...

Hyoga utiliza su Polvo de diamantes

pero Alexer no es dañado...

Hyoga : Qu... Que ?! El ha resistido... a mi polvo de Diamante ! Pero es imposible !!
Alexer : Hyoga... Los Guerreros de los Hielos viven en estas tierras heladas desde la noche de los tiempos... Tu creíste que esa corriente de aire helado me mataría? Ahora, escoge: únetenos o muere!

Hyoga : Euh... Yo...

Hyoga se ve asustado

Alexer : Entonces? Dudas todavía? Entonces toma esto!! Impulso Azul!!

Alexer ataca a Hyoga que se ve envuelto en grandes vientos sonoros

Bluegrad

Hyoga esta profundamente dormido en un sombrío calabozo, cuando es despertado por una dama que abre la puerta
Hyoga : Ouh...
Muchacha : Ah... Al fin despiertas!
Hyoga : Qui... quien eres?
Muchacha : Yo soy Natasha, la hija del maestro de Bluegrad.
Hyoga : Como dices ? Natasha ?
Natasha : Si... Por que?
Hyoga : No... Por nada. Supongo que eres tu quien me ha cuidado... Gracias.
Natasha : No, no hay cuidado... Oh, por favor, perdona a mi hermano!
Hyoga : Tu hermano? Quieres decir... Alexer, El guerrero de los hielos?
Natasha : Si... Es mi hermano mayor. Hyoga, te suplico! Debes impedir que le haga daño a mi padre!
Hyoga : Qu... Que ?
Natasha : Mi hermano ha regresado a Bluegrad unicamente para matarlo!
Hyoga : Que es lo que dices?

Natasha le explica a Hyoga que su padre, Poitr, govierna a su pueblo siempre con prudencia. Pero Alexer, quería invadir los paises donde brilla el sol todos los días. Su padre decidió desterrarlo de por vida hace ya cinco años. Pero él ha terminado por regresar, y Natasha esta segura que es.... para matar a su padre, que es un obstáculo a sus ambiciones...

Natasha: Tu eres el único aquí que puedes resistir a mi hermano! Yo no quiero que mate a mi padre! Yo... yo no tendré la fuerza de sobrevivir... Yo te suplico...
Hyoga : Natasha...

En otra parte
Llegamos justo a tiempo para ver a Alexer acabar con su padre

Alexer : Viejo tonto... A causa de tu obstinación, la gente de Bluegrad acabará por desaparecer... A partir de este momento, yo les ofreceré la luz del sol. Todos los que quieran detenerme perecerán a manos de los Gerreros de los Hielos!
Un guardia : Maestro Alexer...
Alexer : Como? Hyoga se ha despertado?
El guardia : Si.
Alexer : Bien.

De regreso en la celda
Hyoga, ahora solo en su celda, se acuerda:

Natasha : Por favor, Hyoga... Salva a mi padre! Si mi hermano lo llegara a matar, yo no podré continuar viviendo... Yo te suplico...

Hyoga piensa: Tranquilízate. Jamas dejaré que alguien mate a su propio padre para realizar sus deseos! Y todavía menos a Alexer!

En eso, el pequeño Jacob hace un agujero en el muro y mete la cabeza

Jacob : Hyoga ! Hyoga, soy yo! Eheh...
Hyoga : Ja... Jacob!
Jacob : Aaaahh!!! (El se cae al suelo)
Hyoga : Jacob ! Pero qué haces aquí?
Jacob : Oh, Hyoga ! Si tu supieras como tenia miedo de no encontrarte! Escucha, nuestro pueblo esta en peligro!
Hyoga : Qué? Que es lo que ha pasado?

Jacob explica que unas gentes han llegado al pueblo que dicen llamarse "Gerreros del hielo" y han sembrado el pánico y tomado el control del pueblo!

Hyoga : Que es lo que dices?
Jacob : Yo tenía miedo de que mataran a todo el mundo, por eso yo salí a buscarte!
Hyoga : Oh no! Si tan solo tuviera mi armadura...
Jacob : Eh eh, yo pensé en eso! Te la traje...
Hyoga : Pero si es... La armadura del cisne!

En ese momento, Alexer entra en la celda; Jacob a penas tiene tiempo de salir por el pequeño hoyo que hizo en el muro... (Pregunta al aire: como le hizo para hacer pasar por ahí la armadura??)
Alexer : Hyoga... Veo que has recobrado el conocimiento. Te daré una última oportunidad. Te has decidido unirte a mis tropas?
Hyoga : Te repito que soy un Caballero de Athéna ! Prefiero morir que ayudarte a hacer el mal!
Alexer : Bien... Que pena perder un elemento tan prometedor como tu. Dice riendose

Hyoga : Espera, Alexer !
Alexer : Ah, has cambiado de opinión?
Hyoga : No. Quiero que sepas que tu hermana está muy inquieta. Te aconsejo que no pongas una mano sobre tu padre!
Alexer : Ja, ja, ja. Es demasiado tarde. Ya arregle cuentas con ese imbecil.
Hyoga : QUE?!
Alexer : Hmm ! No veo por que te sorprendes ... Después de todo tu correrás la misma suerte... En este momento!
Hyoga : Escuha, Alexer ! Si Natasha se entera ella intentara sin duda poner un fin a sus días! Ella tiene miedo por tí y por tu padre! Eh, Alexer !

En ese momento, los Guerreros de los Hielos intervienen para detener a Hyoga mientras que Alexer se aleja de la celda
Guerreros: Hyoga, vamos a arreglar cuentas contigo... Te llevaremos afuera, y como estas atado vas a tener que sufrir en pleno los latigos de nieve que rodean la ciudad... Y ninguna persona ha podido sobrevivir mas de tres minutos! No serás mas que un bloque de hielo! Ja ja!
Hyoga : Grrr...
Hyoga se enoja y rompe sus ataduras! Los Guerreros se preguntan cómo ha conseguido liberarse, mientras, Jacob interviene, atraído por el ruido
Jacob: Hyoga!


Hyoga se pone su armadura para sorpresa de los guerreros.


Guerreros: Pero de donde ha sacado su armadura?!
Guerreros: No importa! Vamos, acabémoslo!

Hyoga utiliza su Kholodnyi Smerch ! (Rayo de Aurora) y acaba con los guerreros.

Jacob : Hyoga !
Hyoga : Jacob ! Ve a buscar a Natasha, por favor!
Jacob : Hyoga !


Y Hyoga se va a buscar a Alexer.



En otro lado:

Hyoga por fin encuentra a Alexer. Los guerreros tratan de detenerlo pero Alexer no se los permite.

Hyoga: Escucha, Alexer !
Alexer : Hyoga... Tu piensas realmente que tu cosmos puede superar al mio?
Hyoga : Si... Si es para vencerte, entonces lo alcanzaré.
Alexer : De acuerdo. Esta vez será la definitiva.
Alexer : Muere, Hyoga !!

Hyoga eleva su cosmo y utiliza se Polvo de diamantes. Esta vez Alexer es herido gravemente. Los guerreros corren a asistirlo

Guerreros : Maestro Alexer !!
Alexer : Como...
Alexer : Pero... su cosmos... no es en nada como el de antes...

Alexer se recupera y ataca a Hyoga con su Impulso Azul. Esta vez Hyoga bloquea el ataque.

Alexer : Que?! El Impulso azul no le ha hecho nada? Es imposible!!
Hyoga : Alexer ! Yo no te perdonaré que hayas querido abusar de otras personas y de haber sido capaz de matar a tu propio padre! Implora perdón, Alexer!!

Entonces Hyoga utiliza la Ejecución de Aurora!

Guerreros : Maestroooo!!

Alexer cae herido, se da cuenta que el cosmo de Hyoga es mucho mas alto ahora, se pregunta su acaso es capaz de dominar el cero absoluto.

Hyoga le explica que su maestro Camus le ha enseñado a dominar la fuerza eterna y que mientras mas fuertes sean sus enemigos, su cosmo se hará mas grande...

Entonces llega Jacob. Éste les explica que Natasha ha salido del palacio.

Hyoga : Qué es lo que dices?! Oh no, no es posible! Ella no sobrevivirá mas de tres minutos!!

Alexer, a su lado, se ve igualmente asustado:

Alexer : Na... Natasha !!

Los dos se dirigen a buscar a Natasha. Una vez llegados al lugar, Hyoga y Alexer encuentran a la pobre Natasha encerrada en un hielo gigante

Alexer : Oh no! Si solamente hubiera llegado aquí un poco antes! Natasha !!
Hyoga : A un lado, Alexer !
Alexer : Hyoga...?

Hyoga utiliza su cosmos para romper el ataud de hielo y toma a la joven en sus brazos

Alexer : Natasha !!
Hyoga : Esta bien, ella aún respira. Esta sana y salva!

Alexer toma a Natasha, que esta inconsciente, en sus brazos

Alexer : Natasha... Yo he sido malo... Concédeme tu perdón...
Hyoga : Vamos Jacob, regresemos al pueblo!
Jacob : Si!

Ambos empiezan a alejarse pero los detiene Alexer.

Alexer : Espera, Hyoga! Respondeme! Porqué me has ayudado?
Hyoga : No es especialmente por ti que yo he querido salvarla. Yo sé que ahora tu vas a pasar el resto de tu vida expiando tus culpas. Además... si tu no estuvieras, Natasha perdería su razón de vivir.

Hyoga : Y... Mi madre se llamaba Natasha también...



:Asgard:::

Resumen:
Asgard es una fría región al norte de Europa. Esta tierra se encuentra siempre congelada y la mayoría de sus habitantes nunca ha visto o disfrutado la luz del sol. Pero este sacrificio lo hacen para evitar que los hielos eternos se derritan y destruyan al mundo.

Estas tierras son los dominios del dios Odín... y en ellas reina la noble Hilda de Polaris.


Hilda es la representante de Odín en las heladas tierras de Asgard y se encarga de rezar al dios Odín para que el hielo de los polos no se derrita.

Cuando Hilda estaba rezando, una voz de lo más profundo del océano congelado le habló. Le dijo sobre los cambios que se estaban dando en el Santuario y que era hora de que la gente de Asgard saliera del eterno frío. Para ayudarle en su misión, Hilda debería de despertar a los Dioses Guerreros y derrotar a Atena y sus Santos del Zodiaco. Hilda no puede hacerlo y le pregunta el nombre de la persona que le habla, como respuesta, el mar la levanta y le coloca a Hilda el Anillo de los Nibelungos para dominar su mente.

El Anillo dorado de los Nibelungos tiene la facultad de hacer que la persona que lo usa sea esclava de la persona que se lo puso. Este poderosos anillo no lo puede quitar nadie; aunque cuenta la leyenda que la espada Balmung del dios Odín tiene el suficiente poder para quitar y destruir el Anillo de los Nibelungos.

Con el Anillo de los Nibelungos en su mano y con el poder de su estrella guardiana Polaris, Hilda invoca a los Dioses Guerreros representados por las siete estrellas de la constelación de la Osa Mayor.
Siegfried, el legendario guerrero invencible y su armadura Dubhe de Alpha; Hagen, el caballo de seis piernas y su armadura Merak de Beta; Thor, el gigantesco guerrero y su armadura Phecda de Gamma; Alberich, el guerrero de la sabiduría y su armadura Megrez de Delta; Fenrir, el lobo solitario y su armadura Aliotho de Epsilon; Syd, el tigre vikingo y su armadura Mizar de Zeta; y Mime, el guerrero del arpa y su armadura Benetnasch de Eta.

Todos los Dioses Guerreros se presentan ante Hilda de Polaris. Es hora de salir de las frías tierras de Asgard para ir a una tierra donde brille el sol, y para ello hay que vencer a Atena y sus Santos del Zodiaco. En el Santuario, dentro de la casa de Tauro, el Santo Dorado Aldebarán siente una presencia hostil y al voltear lo ataca un dios guerrero. Aldebarán cae al suelo por el golpe.

En la mansión de la Fundación Kiddo, Jabu de Unicornio y sus Santos de Bronce le llevan la noticia a Saori, que se encuentra en el jardín. Aldebarán está con vida, pero ¿quién pudo haberlo derrotado de un sólo golpe?. En ese momento el aire se enfría y aparece Syd de Mizar ante Atena. Syd le dice a Atena que viene de Asgard con la misión de llevarle a Hilda de Polaris la cabeza de Atena. Jabu y los otros Santos lo intentan atacar, pero no son nada contra Syd.

Cuando Syd lanza su golpe para cortarle la cabeza a Atena, es detenido por una cadena. Al voltear, Syd ve a Shun, el Santo de Andrómeda en su nueva armadura y a Seiya, el Santo de Pegaso también con una nueva armadura. Seiya lanza su Golpe de Meteoro, pero Syd lo esquiva y responde con su Garra del Tigre Vikingo, la cual lastima a Seiya. Shun ataca con sus cadenas, pero Syd es más astuto y se prepara para golpearlo cuando llega Ikki, el Santo del Fénix con su nueva armadura para salvar a su hermano Shun. Ikki se prepara para pelear con Syd cuando lo detiene Seiya para que pueda pelear con él. Seiya lanza su Golpe de Meteoro y esta vez logra tirar a Syd, pero sin sentirlo, Seiya también recibe una de las garras de Syd. Syd se enfurece y se prepara para atacar a Seiya cuando Atena, Shiryu y Hyoga los detienen. Shiryu y Hyoga también portan nuevas armaduras. Ante esto Syd se da cuenta que si quiere la cabeza de Atena tendrá que matar a sus Santos y decide regresar a Asgard.

Las armaduras de los Santos de bronce fueron revividas de los daños sufridos en la batalla de las doce casas por la sangre de los Santos Dorados que sobrevivieron a la batalla.

Hyoga va a Asgard y se encuentra con la hermana de Hilda, Flher; poco después llegan Saori, Seiya y Shun para que Flher les cuente del peligro que asecha a todo el mundo. Sin las oraciones de Hilda, poco a poco el hielo que forma los polos norte y sur, se derrite y esto causará inundaciones en todo el mundo. Hilda fue poseída por el poder del Anillo Nibelungo y la única forma de salvarla es consiguiendo la espada Balmung. Para conseguir esta espada, tienen que juntar los Siete Zafiros de Odín, que se encuentran incrustados en las armaduras de los Dioses Guerreros.

Hilda de Polaris y sus Guerreros Sagrados aparecen frente a Seiya y sus amigos. Atena, para retrasar el deshielo, usa su cosmo y logra detenerlo un poco. Hilda les dice a los Santos que Atena no podrá soportar y morirá cuando el sol se ponga, Seiya se prepara para atacar, pero Hilda le dice que los estará esperando en el palacio Garumara y ella y sus Guerreros desaparecen. El palacio Garumara se encuentra en la parte más alta de Asgard, junto a la estatua de Odín, así que los Santos del Zodiaco tiene que vencer a los Dioses Guerreros, juntar los Zafiros de Odín y llegar al palacio Garumara para liberar a Hilda y salvar a Atena antes que el sol se ponga. Seiya, Shun y Hyoga avanzan hasta encontrar a Thor Phecda Gamma. Seiya decide quedarse a pelear con Thor, mientras Shun y Hyoga se dirigen al palacio Garumara, pero con sus martillos, Thor los desmaya. Seiya se enfrenta a Thor y su golpe Hércules Titánico. La victoria se inclina hacia Thor y cuando se prepara para matar a Seiya, aparece Shiryu y lo salva.

Seiya le explica la situación y le dice que se adelante mientras él derrota a Thor. No muy seguro, Shiryu avanza y Seiya sigue combatiendo con Thor.

Durante la pelea, Thor le cuenta a Seiya que un día él estaba cazando cerca del palacio Garumara y los guardias del palacio lo atacaron e hirieron con una flecha. Hilda apareció y curó la herida de Thor con su cosmo. Seiya le dice a Thor que Hilda ha sido poseída por el demonio, y Thor empieza a dudar de los motivos de Hilda. Al final, Seiya vence a Thor, quien le pide que salve a Hilda. Seiya tiene uno de los Zafiros de Odín y sigue su camino hacia el palacio Garumara.

Mientras tanto, Shiryu va caminando y recuerda como Shura, Santo Dorado de Capricornio sacrificó su vida por salvarlo. En ese momento, una manada de lobos lo rodean y lo atacan. Shiryu los vence fácilmente, pero aparece Fenrir de Aliotho y lo ataca con su golpe Garra de Lobo Asesino. Con su golpe, Fenrir lastima los ojos de Shiryu, quien tiene que guiarse por sus otros sentidos para vencerlo. Fenrir le cuenta la historia del por qué vive con lobos.

Fenrir era el hijo de una de las familias más importantes de Asgard. Siendo niño sus padres fueron atacados por un oso, mientras realizaban un paseo a caballo por los bosques. Fenrir pidió ayuda a los amigos de su padre, pero estos mejor escaparon. Cuando el oso iba a atacar a Fenrir, apareció una jauría de lobos, que furiosos se lanzaron contra el oso, salvando así a Fenrir. Al quedar huérfano, Fenrir se crió con los lobos y empezó a cazar y vivir como ellos.

Shiryu utiliza su poder Dragón Naciente y Fenrir lo esquiva y ataca a Shiryu con su Garra de Lobo Asesino, cortándole la piel al Dragón. Shiryu lanza su golpe contra la cascada congelada que se encuentra a su espalda y ocasiona una avalancha que sepulta a Fenrir. Ya con el Zafiro de Odín, Shiryu no puede mantenerse de pie por el cansancio y cae a la nieve.

En esos momentos, Hyoga fue atacado por la Fuerza Congelante de Hagen de Merak. Hyoga sigue a Hagen a una gruta donde corría un río de lava. Hagen atacó con su Rayo de Fuego y Hyoga lo evitó con su Trueno de la Aurora. El Cisne se da cuenta que Hagen de Merak puede atacar tanto con frío como con calor. Mientras tanto, Kiki siente el cosmo del Cisne y le avisa a Flher que Hagen está peleando con Hyoga. Flher no quiere dejar sola a Atena, pero decide ir con Kiki a buscarlos. En la gruta, Hagen va ganando la batalla contra Hyoga cuando llega Flher y se interpone entre ambos. Hagen le pide que se aparte pero Flher se niega. Con mucho dolor, Hagen lanza su Rayo de Fuego contra Hyoga, aunque su amada Flher saliera lastimada. Hyoga protege a Flher del poder de Hagen y luego, usando todo su cosmo lanza la ejecución de Aurora, derrotándolo y consiguiendo su Zafiro de Odín. Kiki se lleva a Flher a una cabaña para sanar sus heridas.

Mientras tanto Shun caminaba con dirección al palacio Garumara cuando escucha una melodía. Esta melodía proviene del arpa de Mime de Benetnasch. Mime atacó rápidamente a Shun, pero cuando Shun intentó devolver el ataque, la cadena de Andrómeda no reaccionaba ante la presencia de Mime. Shun se da cuenta que Mime escondía su presencia con la música que toca en su arpa, así que Shun decide no prestarle atención a la música para poder atacar a Mime. Aun así, Mime logra escapar de la cadena de Andrómeda. La cadena de Andrómeda reacciona ante una presencia hostil, que pueda dañar a Shun, pero Mime no emite un cosmo hostil al no sentir odio hacia su adversario. Aunque Shun parece derrotado, se quita la armadura de Andrómeda y ejecuta la Tormenta Nebular. Mime es lanzado, pero se salva al usar las cuerdas de su arpa. Shun no entiende cómo una persona que puede tocar tan bella canción, puede ser tan malo, a lo que Mime le confiesa que él es hijo adoptivo de Folker, un valiente guerrero de Asgard.

En una incursión a un país vecino, Folker accidentalmente mató a los padres de Mime. Al ver que Mime quedó desprotegido, Folker se lo llevó a Asgard. Folker quería que Mime se convirtiera en uno de los Dioses Guerreros y lo sometió a duras jornadas de entrenamiento, sin embargo, a Mime le gustaba más la música. Desesperado por despertar al guerrero que dormía en el alma de su hijo adoptivo, Folker le dijo a Mime que el verdugo de sus padres había sido él. Con odio, Mime atacó a Folker hasta matarlo.

Mime se prepara y ataca a Shun con su poder Réquiem de Cuerdas. Tocando su arpa, Mime aprisiona a Shun y comienza a cortarlo, pero cuando se prepara para matarlo, las cuerdas son cortadas por las plumas del Ave Fénix. Mime intenta ejecutar su poder Réquiem de Cuerdas, pero Ikki lo evade y lanza su Golpe Fantasma contra Mime. Mime recuerda como Folker, su padre adoptivo, lo cuidaba y protegía de todo, a pesar de ser muy rudo en el entrenamiento, Folker quería mucho a Mime.

Mime maldice al Fénix por haberle hecho recordar el amor de su padre adoptivo y se prepara para matarlo, pero el odio desatado de Mime hace que las cadenas de Andrómeda lo ataquen. Ikki le dice a Shun que no interfiera; Mime e Ikki se atacan con todo su poder. Mime felicita a Ikki ya que con su confianza y poder, seguramente podrán vencer al mal que se ha apoderado de Hilda; después de decir esto, Mime cae muerto. Ikki le dice a Shun que tome el Zafiro de Odín y que se adelante. Cuando Shun se ha ido, Ikki felicita a Mime, pero lamenta no poder cumplir con el último deseo de Mime; y después también cae Ikki en la nieve.

En el palacio Garumara, Syd de Mizar y Siegfried desconfían de Alberich, ya que al parecer, Alberich quiere juntar los Zafiros de Odín para él mismo y así conseguir la espada Balmung de Odín para vencer a Hilda de Polaris y coronarse como gobernante de todo Asgard. Mientras tanto, Marin (entrenadora de Seiya) llega a la cabaña donde se encuentran Flher y Kiki. Flher le cuenta a Marin sobre un peligro oculto y Marin decide ir a avisarles a los Santos.

En el bosque, Alberich espera a los Santos de Atena para eliminarlos, pero ve pasar una sombra y la ataca. Esta sombra es Marin, que se dirigía al palacio Garumara. Marin ataca a Alberich, pero su poder no es nada ante la Coraza Amatista de Alberich. Así, Marin queda encerrada en la coraza. Seiya llegó y al ver la prisión de Marin, atacó sin piedad a Alberich.

A punto de ser derrotado, Alberich le dice a Seiya que si lo mata, Marín nunca saldrá de la Coraza Amatista, la cual le quitará toda su energía hasta dejarla en los huesos. Seiya se distrae por un momento y Alberich lo aprovecha para encerrarlo en la Coraza Amatista. Ahora Alberich tiene su Zafiro de Odín y el Zafiro que Seiya le quitó al gigantesco Thor .

Hyoga llega al bosque y ve como están encerrados Marín y Seiya. Alberich invoca a la Espada de Fuego y ataca a Hyoga. Herido por la batalla con Hagen de Merak, Hyoga no puede con el poder de Alberich y cae. Cuando Alberich lanza su poder Coraza Amatista contra Hyoga, llega Shiryu y con su escudo evita el poder de Alberich. Sin fuerzas, Hyoga cae en el suelo y Alberich tiene dos de los siete Zafiros de Odín más el suyo.

Alberich ataca a Shiryu con la Espada de Fuego, pero Shiryu ejecuta su Dragón Naciente y logra quitarle la espada a Alberich. Shiryu le dice a Alberich que saque a sus amigos de las Corazas Amatistas, pero Alberich lo ataca con su técnica Fuerzas de la Naturaleza. De pronto, Shiryu es atacado por los árboles que lo rodeaban y aunque se intenta defender, es golpeado severamente.

Shiryu recuerda que su maestro le contó que varios años atrás, peleó con un Guerrero de Asgard. Este Guerrero lo atacó con el poder Fuerzas de la Naturaleza, pero su maestro se hizo uno con la naturaleza y evitó el ataque, derrotándolo. Shiryu hace lo mismo y evita el ataque de Alberich. Como su técnica Fuerzas de la Naturaleza no funcionó, Alberich usa la Coraza Amatista, pero el escudo del Dragón logra evitarla. Ambos peleadores se encuentran empatados.

Shiryu se quita la armadura del Dragón y Alberich lo ataca con la Coraza Amatista, pero Shiryu la esquiva y golpea con su Dragón Naciente a Alberich. Shiryu sabía que si se quitaba el escudo del Dragón, Alberich lo atacaría con la Coraza Amatista, poder que ya había visto en varias ocasiones Shiryu. Con Alberich muerto, Seiya y Marin salen de las corazas que los aprisionaban. Shiryu y Marin le dicen a Seiya que siga adelante y Sheena llega para ayudar a Marin. Así, Seiya y Hyoga avanzan al palacio Garumara con cinco Zafiros de Odín.

Seiya y Hyoga llegan al palacio Garumara y se encuentran frente a Syd de Mizar. Cuando Seiya se prepara para atacarlo llega Shun y les dice que sigan adelante mientras él pelea con Syd. Seiya y Hyoga avanzan mientras Andrómeda se queda peleando. Shun lanza sus cadenas contra Syd, quien las evita usan una ventisca de aire frío. Con sus cadenas congeladas, Shun se quita su armadura y se prepara para atacar con su Tormenta Nebular.

En otro lado, Marin le cuenta a Sheena sobre el secreto oculto de Syd de Mizar que le había contado Flher, la hermana de Hilda. Al enterarse, Sheena se dirige al palacio Guarumara para advertir a los Santos del Zodiaco. En el palacio, Shun ejecuta su Tormenta Nebular y Syd ataca con su Impulso Azul. A pesar de la fuerza del ataque de Syd, Shun comienza a tomar ventaja. De pronto alguien lanza su poder contra Shun, pero una sombra lo intercepta. Shun logra vencer a Syd, pero ve a Sheena herida en un brazo. De pronto, una voz le explica a Shun que si esa mujer no se hubiera atravesado, ya estaría muerto.



Sheena se da cuenta que lo que le dijo Marin era verdad, existe otro Guerrero Sagrado de Zeta a parte de Syd. Entonces aparece Bud, Guerrero Sagrado de Arkor de Zeta. Bud es el hermano gemelo de Syd y también fue convocado como Guerrero Sagrado de Zeta y sombra de Syd de Mizar.

Syd y Bud fueron los hijos de una de las familias nobles de Asgard. Por haber nacidos gemelos, sus padres se vieron obligados a escoger entre uno de los dos, pues se creía que los gemelos traían mala fortuna a la familia. Fue así como uno de los niños fue abandonado en la nieve, para que el frío le arrebatara la vida. Una pareja de campesinos lo encontró, le salvaron la vida y lo tomaron como su hijo. Como testigo de su origen, sólo quedó una fina daga con el nombre Bud en ella. Años más tarde, mientras Bud perseguía una presa, se encontró con sus padres y su hermano. Syd cambió a Bud la vida de un conejo, por una daga que llevaba en el cinto y que era igual a la que él usaba. Desde ese día, Bud decidió ser mejor que su hermano y entrenó mucho tiempo, pero cuando fue llamado para ser el Guerrero Sagrado de Arkor de Zeta, se dio cuenta que Syd había sido llamado antes, para ser el Guerrero Sagrado de Mizar de Zeta.

Cuando los Guerreros Sagrados se fueron, Bud habló con Hilda, quien le dijo que debería proteger a su hermano Syd como su sombra; pero si Syd moría, entonces Bud sería el único Guerrero Sagrado de Zeta. Ahora con Syd vencido, Bud era el nuevo Guerrero Sagrado de Zeta. Mientras tanto, Hilda le cuenta a Siegfried sobre Syd y su hermano gemelo Bud. Siegfried no puede entender como pudo permanecer desapercibido durante tanto tiempo.

Sheena intenta atacar a Bud, pero él utiliza su técnica Garra de la Sombra del Tigre Vikingo y la vence. Cuando Bud ataca a Shun, aparece el Fénix para defender a su hermano. Bud le cuenta como fue él quien venció a Aldebarán de Tauro en el Santuario. Cuando Syd lo atacó, Aldebarán pudo esquivar la Garra del Tigre Vikingo de Syd; pero Bud, quien miraba desde lo más alto de la casa de Tauro lo atacó por la espalda y Aldebarán no pudo esquivar ese golpe.



Bud se prepara para acabar con Shun, pero aparece el Fénix para salvar a su hermano. Bud se burla de ellos e Ikki lo ataca con el Golpe Fantasma del Fénix. Bud es dañado por el golpe del Fénix y recuerda que no odia a su hermano Syd, ya que siempre lo protegió como su sombra, incluso cuando Shun estaba a punto de vencerlo. Bud se prepara para atacar a Ikki, cuando Syd se levanta y sujeta al Fénix para que no esquive el golpe de Bud.

Syd le dice a Bud que lance su golpe, pero si Bud lo hace Syd morirá también. Syd le explica que no importa, ya que él merece ser el Guerrero Sagrado de Zeta. Bud lo piensa, y no lanza su golpe. Syd cae muerto y Bud levanta su cuerpo para llevárselo. Antes de salir del palacio, Bud le dice al Fénix que espera que logren sacar a Hilda del hechizo del Anillo de los Nibelungos, para poder vivir en un mundo donde los hermanos no tengan que odiarse.

Sentada en su trono, Hilda no puede creer que casi todos sus Guerreros Sagrados han sido vencidos por los Santos de Atena. De pronto, una canción inunda toda la sala y una voz le dice a Hilda que los Guerreros Sagrados son unos inútiles.

Afuera del palacio Garumara, frente a la estatua de Odín, Seiya y Hyoga se encuentran a Siegfried Dubhe de Alpha, el último Guerrero Sagrado de Asgard por vencer. Seiya y Hyoga atacan a Siegfried, pero sucumben ante el poder Espada de Odín de Siegfried. Seiya se levanta y vuelve a atacar, pero su poder no es nada contra la Ventisca de Dragón. Seiya no puede creer que Siegfried sea el legendario e inmortal guerrero.

Se cuenta que el legendario Siegfried derrotó al dragón de dos cabezas y al bañarse en la sangre del dragón, Siegfried se volvió inmortal. Cuando Siegfried peleaba con Seiya, apareció Shun y atacó con su cadena de Andrómeda, pero también cayó ante la Espada de Odín de Siegfried. Con todos los Santos de Atena casi muertos, Siegfried canta victoria cuando aparece Shiryu de Dragón para enfrentarlo.

Usando toda su fuerza, Shiryu logra ver el golpe Ventisca de Dragón de Siegfried y lanza su golpe contra el corazón de Siegfried. Shiryu le explica a Siegfried que sólo le marcó a Seiya su punto débil para que logre derrotarlo. Shiryu recuerda que, cuando el legendario Siegfried se bañó en la sangre del dragón de dos cabezas, una hoja cayó en su espalda al nivel del corazón. evitando que la sangre de la inmortalidad tocara ese lugar. Así, un día cuando el legendario Siegfried tomaba agua, uno de sus enemigos le clavó una lanza en esa zona y Siegfried murió.

Ya sin energía, Shiryu cae al suelo y Seiya se prepara para atacar a Siegfried. Siegfried ejecuta su Ventisca de Dragón y Seiya su Golpe de Meteoro. Siegfried es golpeado varias veces y cae derrotado. Seiya se prepara para quitarle a Siegfried su Zafiro de Odín, cuando escucha una melodía en flauta y aparece un nuevo guerrero.

Este guerrero es Sorrento de Sirene, uno de los Generales Marinos del Templo de Poseidón. Su misión era llevar a Hilda y a Siegfried con Poseidón. Los Santos de Atena se enteran que fue Poseidón quien le puso el Anillo de los Nibelungos a Hilda, en su plan para dominar el mundo de la superficie. Sorrento explica que esperaban que los Guerreros Sagrados vencieran a Atena, pero parece que no pudieron con sus Santos.

Seiya no puede dejar que Sorrento se lleve a Hilda, ya que sin ella no podrán salvar a Atena. Seiya ataca a Sorrento, pero él comienza a tocar la Melodía de la Muerte y hechiza a Seiya. Sin poderse defender, Seiya recibe el golpe de Sorrento con toda su fuerza. De pronto, Siegfried se levanta y se acerca a Seiya. Levantando su brazo, Siegfried golpea su armadura y se quita su Zafiro de Odín para entregárselo a Seiya. Siegfried voltea y se prepara para atacar a Sorrento y por fin salvar a su diosa Hilda.

La música de Sorrento también hechiza a Siegfried. Para evitar oírla, Siegfried se rompe los tímpanos, pero aún sordo puede oírla, ya que la Melodía de la Muerte entra directamente al cerebro. Sorrento se lanza contra Siegfried y lo atraviesa con su mano, pero cuando trata de sacarla no puede. Con una técnica muy parecida al Ultimo Dragón de Shiryu, Siegfried aprisiona a Sorrento y se lo lleva a las estrellas. Ahora con los Siete Zafiros de Odín, Seiya sólo tiene que llamar a la espada Balmung para quitarle a Hilda el Anillo de los Nibelungos y así salvar a Atena, pero Hilda de Polaris no se da por vencida tan fácilmente.

Usando el poder de su lanza, Hilda ataca a los Santos de Atena, pero Seiya de Pegaso logra ponerse de pie y se dirige hacia la estatua de Odín. Para evitarlo, Hilda usa su lanza contra Seiya, pero se atraviesa Ikki de Fénix y recibe el golpe de la lanza de Hilda para que Seiya invoque a Odín. Hilda usa el poder del Anillo de los Nibelungos para atacar a Seiya, justo cuando el Pegaso pedía ayuda a Odín. El golpe del Anillo de los Nibelungos empuja a Seiya al borde del abismo y lo tira, pero para sorpresa de Hilda de Polaris, Seiya sale del abismo con la misteriosa armadura de Odín y la espada Balmung en su mano.

Hilda trata de defenderse con el Anillo de los Nibelungos, pero la espada Balmung es mucho más poderosa. Seiya duda de blandir la espada contra Hilda, pero el mismo dios Odín le dice que no tema y que salve a Hilda del poder del Anillo de los Nibelungos. Con un sólo golpe, Seiya corta el Anillo de los Nibelungos e Hilda cae desmayada. Apenas recobró la conciencia, Hilda empezó a orar a Odín para que todo volviera a la normalidad y así salvar a Atena.

La batalla de Asgard ha terminado. Hilda, Flher, Kiki y los Santos de Atena corren al lugar donde Atena estaba evitando el deshielo de los polos. De pronto, el mar alrededor de Atena se agita y una ola enorme se lleva a Atena. No hay duda, Poseidón no se ha dado por vencido en su meta de dominar el mundo de la superficie y ahora los Santos del Zodiaco deben ir al Santuario del Mar para salvar a Atena y vencer a Poseidón, dios de los siete mares

Poseidon::

Resumen:

Luego de presenciar el secuestro de Atena a manos de Poseidón, los Santos de Bronce deben encontrar la entrada al reino marino del Dios de los Mares.

Hilda y su hermana Flher guían a Seiya y a Shun a la entrada al reino marino. En uno de los mares congelados de Asgard, se crea un remolino, el cual es la única entrada al reino de Poseidón. Seiya y Shun se lanzan al remolino y cruzan el mar hasta llegar al fondo del mar. Ahí se dan cuenta que pueden respirar, ya que el mar ha quedado arriba de ellos como si fuera el cielo. De pronto, Seiya y Shun escuchan una bella melodía y la siguen.

Siguiendo la música, Seiya y Shun se encuentran con Tittis de Sirena. Tittis les explica que ella se encargará de vencerlos y utiliza su técnica Trampa de Coral. El coral alrededor de Seiya y Shun empieza a crecer y a aprisionarlos, pero Seiya lanza su Golpe de Meteoro y destruye todo el coral. Cuando Seiya se prepara para atacar a Tittis, aparece Dragón de Mar, uno de los Generales Marinos del Santuario de Poseidón. Con sus guerreros, Dragón de Mar ataca a Seiya y a Shun.

En el Santuario del Mar, Atena despierta y se da cuenta que está acostada en una habitación. De pronto entra una persona que la saluda; Atena reconoce a esa persona como Julián Solo. Atena recuerda que la última vez que vio a Julián fue cuando Saori Kido (Atena) asistió a la fiesta de cumpleaños de Julián. Este le propuso matrimonio a Saori, pero ella con todo respeto se negó. Julián nunca entendió esto.

Ahora, así como Saori Kido es la reencarnación de Atena, Julián Solo es la reencarnación del dios Poseidón. Atena le pregunta a Poseidón si fue él quien puso el Anillo Nibelungo a Hilda de Polaris, a lo que Poseidón no responde. Poseidón explica que el mundo se ha manchado y que ahora piensa limpiarlo inundando todo lo de la superficie, pero quiere salvar a Atena ya que aun desea casarse con ella. Atena una vez más lo rechaza y le dice que peleará por su mundo. En respuesta, Poseidón encierra a Atena en el Soporte Principal y comienza a inundarlo.

Por otro lado, Seiya y Shun sienten el poder de Poseidón. Dragón Marino entiende lo que ha pasado y le dice a Tittis que les explique a los Caballeros de Atena qué deben hacer. Después de esto, Dragón marino se va. Seiya lo trata de seguir, pero Tittis lo detiene y los pone al tanto de la situación.

Atena ha sido encerrada dentro del Soporte Principal, el cual sostiene el mar que esta por encima de ellos. El Soporte se está inundando con el agua que debería estar cayendo en la superficie, este el sacrificio que está haciendo Atena por su mundo. La única forma de salvarla, es destruyendo el Soporte Principal; el problema es que el Soporte Principal es indestructible. La única forma de destruir el Soporte Principal es destruyendo los Siete Pilares de los siete mares; estos Pilares están protegidos por los Siete Generales Marinos de Poseidón. Destruir los Pilares es casi imposible y destruir el Soporte Principal (aun con los Siete Pilares destruidos) es totalmente imposible, así que los Caballeros de Atena tienen que apurarse antes de que se le acabe el aire a Atena.

Para ahorrar tiempo, Seiya y Shun deciden separarse. Seiya llega a uno de los pilares, pero cuando lanza su Golpe de Meteoro contra él, aparece uno de los Generales Marinos y lo sujeta. Este General Marino es Baian del Caballo Marino y le dice a Seiya de Pegaso que si quiere tirar este pilar debe vencerlo primero. Seiya ataca a Baian, pero sus meteoros rebotan antes de alcanzar su objetivo. Baian utiliza su técnica Vientos Huracanados contra Seiya.
De pronto, la armadura de bronce de Seiya comienza a brillar como una armadura dorada. Seiya explica que los sagrados Caballeros Dorados de Aries, Tauro, Leo, Virgo y Escorpio dieron parte de su sangre para repara sus armaduras de bronce y que ahora son más poderosas. Con su Golpe de Meteoro, Seiya empieza a debilitar la barrera protectora de Baian hasta que logra golpearlo. Seiya le dice a Baian que su técnica de defensa es muy parecida a la que usaba Misty, el Santo de Plata que enfrentó Seiya.

Con Baian derrotado, Seiya ataca al Pilar, pero sus golpes más fuertes no logran ni siquiera mellarlo. Cuando Seiya decide arriesgarse y lanzarse contra el Pilar, aparece Kiki con la caja de la armadura dorada de Libra, la cual había enviado el anciano maestro para ayudar a los Santos. Usando uno de los escudos dorados, Seiya logra destruir el Pilar y sigue su camino; Kiki también avanza ya que es el encargado de llevarles a todos los Santos los brazos de la armadura de Libra.

Por otro lado, Shun llega a uno de los Pilares y se enfrenta al General Marino Io de Scylla. Shun recuerda que según las leyendas, Scylla es un monstruo del mar con cuerpo de mujer que llama a los barcos con su dulce cantar, pero bajo su falda se encuentran seis bestias que atrapan a los marineros para que Scylla se los coma después. Io ataca a Shun con sus seis poderes (abeja, oso, águila, serpiente, murciélago y lobo), pero sus ataques son sólo de advertencia y cuando Io se prepara para acabar con Shun, éste se defiende con su cadena.

Io no puede entender como Shun logra evitarlo, a lo que Shun le contesta que, como ya vio todas sus técnicas, ahora no podrá vencerlo con ellas. Io se da cuenta de su error y trata de defenderse pero la armadura de bronce y las cadenas de Andrómeda comienzan a brillar como una armadura dorada. Io es atrapado ya que Shun no tiene intenciones de matarlo. Kiki con las armas de Libra y Shun toma un par de chacos dorados atacando al Pilar en un intento por proteger al pilar se interpone y muere. Dos de los siete pilares han caído y ahora el Cisne y el Dragón llegan para apoyar a sus amigos.

Shiryu llega a uno de los Pilares y enfrenta a Krishna de Chrysaor y su lanza dorada que puede cortar todo. Shiryu trata de defenderse con su escudo, pero la lanza de Krishna lo atraviesa. Muy herido, Shiryu oye la voz de Shura de Capricornio en su mente, quien le dice que esa lanza no es nada contra el Dragón, ya que el poder de la espada sagrada Excalibur habita en el brazo derecho de Shiryu.

Shiryu vuelve a atacar a Krishna y esta vez el escudo del Dragón detiene el ataque de la lanza de Krishna, ya que comienza a brillar como el oro. Shiryu sujeta la lanza dorada y trata de golpearla con el poder Excalibur, pero no la logra romper. Shiryu se da cuenta que confía demasiado en la armadura y por eso no puede despertar su séptimo sentido para poder usar el golpe Excalibur, así que se quita su armadura y evita todos los ataques de Krishna hasta llegar cerca de él. Shiryu sujeta la lanza dorada, levanta su mano y ejecuta el poder Excalibur, partiendo en dos la lanza dorada y la armadura de Krishna.

Sin su lanza, Krishna se sienta y ejecuta un nuevo poder para dejar a Shiryu sin sus cinco sentidos. Shiryu va perdiendo ventaja, ya que tiene que golpear siete puntos estratégicos para poder romper la posición de Krishna. Ahora ciego, Shiryu se concentra y logra ver que los puntos están en línea, así que ejecuta la técnica Excalibur y logra vencer a Krishna de Chrysaor. Kiki llega con la armadura de Libra y Shiryu utiliza una espada dorada para destruir el Pilar.

Son tres Pilares, pero aun faltan cuatro más. Hyoga va caminando y cree que se ha perdido porque no encuentra el Pilar. Cuando por fin llega, ve a su maestro Camus de Acuario enfrente del Pilar. Camus se alegra de ver a Hyoga, pero Hyoga sabe que su maestro murió en la batalla de las Doce Casas del Zodiaco y lo ataca. Camus esquiva el ataque y hace la Ejecución de Aurora para demostrarle a Hyoga que es el verdadero.

Hyoga cae ante el poder de Camus, pero se alegra al ver que su maestro está vivo. Cuando Hyoga tiene la guardia abajo, Camus lo golpea en el cuello y Hyoga se desmaya.

Seiya sigue buscando otro Pilar y cuando llega a uno de los Pilares, ve a Marin, su entrenadora en Grecia y posiblemente su hermana perdida. Marin le explica que ha venido por él, ya que Poseidón es demasiado poderoso para que lo puedan vencer. Seiya desconfía de ella y Marin se quita la máscara para decirle la "verdad" a Seiya.

Marin le dice a Seiya que se hizo pasar por su entrenadora, pero que en verdad ella es Seika, la hermana mayor de Seiya. Seiya se sorprende y cuando Seika lo abraza, Seiya reconoce a su hermana. Cuando Seiya tiene baja su guardia, Seika lo ataca y se transforma, pero Seiya ya no puede ver quien lo atacó. Shun llega a uno de los Pilares y ve a Seiya y a Hyoga tirados frente al Pilar. Shun se acerca y su cadena de Andrómeda indica la presencia del enemigo... precisamente atrás de Shun.

Shun voltea, pero en lugar de ver al guardián del Pilar, ve a su hermano Ikki del Fénix. Shun se alegra de ver a su hermano mayor, de pronto Ikki ataca a Shun, pero la cadena de Andrómeda lo salva del golpe. Shun no entiende el por qué su hermano lo atacó, y en ese momento "Ikki" se transforma. Entonces Shun se da cuenta que fue engañado (al igual que Seiya y Hyoga) por el General Marino Kaysa de Leugnades, quien tiene la capacidad de leer los pensamientos de sus enemigos y crear imágenes de las personas a las que quieren.

Ahora en su forma original, Shun ataca a Leugnades y lo aprisiona con su cadena. Pero Leugnades se vuelve a transformar en Ikki y Shun no puede atacar a su propio hermano. Ikki/Leugnades se acerca a Shun y se prepara para matarlo, cuando aparece el verdadero Caballero del Fénix. Leugnades se transforma en Shun y ataca a Ikki, quien lo detiene atravesándole el corazón. Leugnades acusa a Ikki de no tener corazón al atacar a su "hermano menor".

Ikki le contesta a Leugnades que como puede juzgarlo sin corazón, si él mismo usa los sentimientos de los demás como ventaja. Leugnades ve dentro de Ikki y ve que se ha equivocado, ya que la persona que más quiere Ikki es una muchacha llamada Esmeralda, la misma que murió durante su entrenamiento en la Isla de la Reina Muerte. Pero ahora Leugnades está demasiado dañado para poder usarla en su contra. Kiki llega y le da a Ikki una de las armas de Libra para destruir el Pilar.

Kiki está feliz porque ahora con Ikki podrán destruir los Pilares mucho más rápido, pero Ikki le dice que no tiene tiempo para destruir los Pilares y que se dirige al Templo del Mar por la cabeza de Poseidón. Hyoga se levanta y se pone en marcha para destruir los Pilares y así ayudarle a Ikki. Shun también se levanta para ir hacia otro Pilar.

Hyoga llega a uno de los Pilares restantes y se encuentra con Isaac, un viejo amigo suyo que ahora es el General Marino de Kraken. Hyoga recuerda que Isaac era su compañero y juntos entrenaban en Siberia con su maestro Cristal. Isaac le contaba a Hyoga sobre Kraken, un monstruo del mar que hundía los barcos de todas las personas que no eran inocentes y como Isaac quería tener ese poder.

Isaac quería convertirse en el Caballero del Cisne para hacer justicia en el planeta y se enojó mucho cuando Hyoga le confesó que él quería ser un Caballero para poder romper el hielo que aprisionaba la tumba de su madre. Cuando pudo romper el hielo del lago donde estaba hundido el barco de su madre, Hyoga se lanzó al mar y fue llevado por una corriente de agua. Isaac sabía que esto podía pasar y se lanzó a ayudar a su amigo. Usando todo su poder, Isaac pudo sacar a Hyoga pero él fue llevado por la misma corriente de agua.

Durante su recorrido, Isaac se lastimó su ojo y creyó ver a Kraken; al final despertó en el Santuario del Mar y se convirtió en un General Marino. En venganza, Isaac lastima el ojo de Hyoga y lo ataca con su poder Aurora Boreal. Hyoga soporta el ataque y lo contesta usando el poder Ejecución de Aurora de su maestro Camus de Acuario. Isaac cae derrotado, pero antes de morir le dice que el plan de dominar al mundo no es de Poseidón, sino de uno de los Generales Marinos. Hyoga no puede creer esto.

Kiki llega y le da a Hyoga un arma de Libra para que destruya el Pilar. Sólo faltan dos Pilares e Ikki se dirige al Templo de Poseidón, pero es interceptado por Dragón Marino. Ikki le pregunta el por qué no se encuentra custodiando su Pilar, a lo que contesta que no es necesario ya que los Caballeros de Atena nunca podrían destruirlos todos. El cosmo del Dragón de Mar se le hace conocido a Ikki e incluso cuando el Dragón Marino lo ataca reconoce el tipo de ataque.

Ikki le pregunta quien es en verdad y el Dragón Marino se quita su casco, revelando su identidad. Ikki lo reconoce como Saga, el Caballero Dorado de Géminis que murió al finalizar la batalla de las Doce Casas del Zodiaco. Dragón Marino le dice que no lo confunda con su estúpido hermano. Kanon es el General del Dragón Marino y hermano de Saga. Kanon explica a Ikki que su hermano Saga tiene dos caras (la buena y la mala), pero él sólo tiene una cara (la mala). Kanon ataca a Ikki con la Explosión de Galaxias y luego utiliza su técnica Triángulo Dorado para mandar a Fénix a otra dimensión.

Shun siente como el cosmo de su hermano Ikki desaparece y se levanta para ir a destruir los Pilares que faltan. Kanon está feliz porque los Caballeros de Atena están casi derrotados. De pronto, Kanon escucha la melodía de la flauta de Sorrento de Sirene . Sorrento le comenta a Kanon sobre su preocupación de que posiblemente el emperador Poseidón no había desatado la guerra contra el Santuario de Atena. Kanon le dice que se preocupa demasiado y Sorrento le pregunta directamente si es él quien quiere desatar la guerra con la superficie.

Kanon se acerca a Sorrento, quien empieza a temblar, y le dice que no sea curioso. En ese momento, Sorrento y Kanon siente un cosmo muy poderoso que se acerca a los últimos dos Pilares que ellos defienden, así que cada uno va a su Pilar. Shun llega a uno de los dos Pilares y escucha la flauta de Sorrento de Sirene. Shun se extraña, ya que el Guerrero Sagrado Sigfrid de Dube de Alfa de Asgard murió para matar al General Marino Sorrento de Sirene. Sorrento le explica a Shun que antes de que explotara Sigfrid, Sorrento logró liberar su mano aprisionada y hechizo a Sigfrid para que lo soltara y así salvarse.

Shun intenta atacar a Sorrento con su cadena, pero la Melodía de la Muerte de Sorrento de Sirene es muy poderosa y logra evitar el ataque de las cadenas de Andrómeda. Con la Melodía de la Muerte, Sorrento destruye la armadura de Shun. Shun usa su Tormenta Nebular para inmovilizar a Sorrento, pero Shun no quiere matarlo. Sorrento no planea tener compasión por Shun y cuando lo va a matar, escucha a Atena que está cantando aunque esta encerrada en el Soporte Principal. Sorrento entiende el sacrificio de Atena y deja que Shun destruya el Pilar con las armas de Libra.

Por otro lado, Kanon está custodiando su pilar cuando aparece Ikki de Fénix. Kanon se sorprende que haya sobrevivido a su poder Triángulo Dorado, a lo que Ikki le explica que una vez venció el poder A Otra Dimensión de Saga de Géminis, cuyo poder es más grande. Usando el poder del Golpe Fantasma del Fénix, Ikki golpea a Kanon y lo hace ver su peor pesadilla.

Kanon recuerda los días en los que entrenaba en el Santuario con su hermano Saga, hace más de 16 años. Un día, Kanon le comentó a Saga que debían matar a la reencarnación de Atena ahora que apenas había nacido y así dominar ellos el Santuario. Saga no estaba de acuerdo y lo encerró en una prisión a nivel del mar que se inundaría cuando subiera la marea. Kanon estuvo a punto de morir, pero un cosmo lo protegía para que siguiera vivo.

Un día, Kanon golpeó una pared de su prisión y encontró el un tridente con el sello de Atena. Al quitárselo, Kanon fue llevado al Santuario del Mar, a un cuarto donde estaban todas las armaduras de los Generales Marinos y ahí encontró un jarrón con el mismo sello de Atena. Kanon rompió el sello y el espíritu encerrado en el jarrón salió y se puso dentro de la armadura de Poseidón. El espíritu era del dios Poseidón y fue encerrado en el jarrón de Atena hace miles de años. Poseidón le preguntó a Kanon quién era y Kanon, viendo las armaduras a su alrededor, le dijo que era el Dragón Marino.

Poseidón estaba muy débil, por lo que se metió en el cuerpo de Julián Solo, quien en ese entonces era un niño, para dormir y le pidió a Dragón Marino que lo despertara cuando Julián tuviera 16 años. Kanon nunca despertó a Poseidón ya que así dominaría tanto el Santuario del Mar como el Santuario de Atena.

En el palacio de Poseidón, Sheena (Caballero Femenino de la Cobra; antes enemiga, ahora enamorada de Seiya) ataca a Poseidón con su técnica sin mucho éxito. Poseidón le quita su máscara y la mata. Seiya, Shiryu, Hyoga y Shun están muy dañados, pero aun así se dirigen al palacio de Poseidón. En el último Pilar que queda de pie, Kanon no quiere que ataquen a Poseidón, porque la pelea podría hacer que el dios Poseidón que duerme en el cuerpo de Julián Soto, despierte de su sueño.

Seiya y sus amigos llegan frente a Poseidón, pero cuando lo intentan atacar son fácilmente vencidos por el poder de Poseidón. Cuando Poseidón está por acabarlos, la armadura dorada de Sagitario aparece y se la pone Seiya.

Con su poder aumentado, Seiya utiliza su Golpe de Meteoro contra Poseidón, pero todos sus golpes se regresan contra de él. Seiya saca la flecha dorada de Sagitario y la apunta contra Poseidón, pero al dispararla Poseidón la regresa y se clava en el corazón de Seiya.

Poseidón piensa que ha ganado, pero la armadura dorada protegió a Seiya y se vuelve a poner de pie. Seiya vuelve a apuntar la flecha dorada y dispara. La flecha vuelve a regresar, pero Sheena se interpone entre Seiya y la flecha. Sheena le pide a Seiya que vuelva a intentarlo, ya que ella será su escudo. Seiya vuelve a lanzar la flecha y ésta vuelve a regresar pero ahora es Shiryu quien se interpone. Shiryu y Hyoga han llegado y le dicen a Seiya que ellos serán su escudo.

En el último Pilar, Ikki y Kanon siguen peleando hasta que aparece Sorrento de Sirene y ataca a Kanon con la Melodía de la Muerte para que Ikki pueda destruir el último Pilar. Sorrento está dispuesto a acabar con Kanon por haber traicionado a todos los Generales Marinos, pero Ikki lo detiene ya que todavía tiene una pregunta que hacerle a Kanon. El Fénix necesita saber la única forma de vencer al dios Poseidón y sólo Kanon la sabe.

En el palacio de Poseidón, Seiya usa toda la cosmo energía que le queda y la de sus amigos para volver a disparar la flecha dorada. Esta vez, aunque Poseidón la intenta controlar, la flecha golpea la corona de Poseidón y Julián Soto cae. Ya con todos los Pilares destruidos, Seiya y sus amigos se dirigen corriendo al Soporte Principal para destruirlo y salvar a Atena. En el camino, una ráfaga de energía los ataca por la espalda y sólo Seiya la resiste por la armadura dorada. Al voltear, Seiya ve a Poseidón, pero su energía ha crecido más de 40 veces. El verdadero dios Poseidón se ha despertado.

Kanon siente la enorme energía que sale del palacio y se da cuenta que al fin, Poseidón se ha despertado. Sin poder llevar acabo sus planes, Kanon golpea con fiereza a Ikki, pero Sorrento lo detiene. Una vez más, Ikki le pregunta a Kanon el lugar donde se encuentra el jarrón de Atena para poder encerrar de nuevo a Poseidón. Kanon le dice a Ikki que el jarrón se encuentra en el lugar más seguro de todo el Santuario del Mar. El jarrón de Atena se encuentra con Atena dentro del Soporte Principal.

En el palacio, Seiya ya no tiene oportunidad de ganarle al verdadero Poseidón. Poseidón levanta su tridente y se prepara para matar a Seiya cuando aparecen las armaduras doradas de Libra y Acuario para que Shiryu y Hyoga las usen. Shiryu y Hyoga utilizan sus poderes contra Poseidón, pero no logran nada. De pronto, Ikki llega y sujeta de la espalda a Poseidón para que Seiya, Shiryu y Hyoga fueran a salvar a Atena. Poseidón golpea al Fénix, pero también Shun de Andrómeda ataca a Poseidón

Frente al Soporte Principal, Seiya, Hyoga y Shiryu utilizan las armas de Libra, pero no pueden romper el Soporte Principal. Seiya decide usar su cuerpo impulsado por los poderes de Shiryu y Hyoga para romper el Soporte Principal. Shiryu ejecuta el Dragón Naciente y Hyoga usa el Trueno de la Aurora para lanzar a Seiya contra el Soporte Principal. Poseidón utiliza su poder para detenerlo, pero no lo logra y Seiya entra al Soporte Principal y lo destruye.

Tanto los Siete Pilares como el Soporte Principal sostenían a los siete mares y ahora que han sido destruidos, el mar que estaba en lo alto del Santuario del Mar comienza a colapsarse y destruir todo el templo de Poseidón.

Seiya sale con Atena del Soporte Principal, pero ha quedado muy débil para defenderse y Poseidón se prepara para atacarlo, cuando Atena se para frente a él y lo trata de obligar a volver al jarrón, pero Poseidón se niega y la ataca. Al principio los ataques de Poseidón lastimaban a Atena, pero con el poder de toda la energía de sus Santos, Atena logra encerrar de nuevo a Poseidón en el jarrón de Atena.

Con una enorme ola, Atena y todos sus Santos salen a la superficie. La lluvia por fin ha parado y el sol vuelve a salir. Atena sabe que tal vez no sea la última batalla que tenga que pelear.

::Hades::

Resumen:
Por Aaron(Ikki):

243 años atrás Hades el dios del "mas allá"vino a nuestro mundo y fue la mas grande amenaza a la que los caballeros se enfrentaron jamas.

De esa lucha solo los caballeros de oro Dohko de Libra y Shion de Aries lograron sobrevir.Ahora en el presente, Hades ha retornado, resucito a los muertos y les ofreció la vida eterna a cambio de que derroten al Santuario y traigan la cabeza de Atena.

Mu, Shaka, Milo, Aioria, Kanon, Aldebaran y Dohko deben enfrentarlos. Entre los resucitados a derrotar se encuentran Mascara Mortal, Afrodita, Saga, Shura y Kamus.

El santuario es atacado, la batalla entre ambos bandos es cruenta y los guerreros de la dos facciones van muriendo. Atena en busca de detener la batalla y evitar mas muertes de sus aliados se suicida. Hades aparenta haber ganado. Pero Seiya y los caballeros de bronce pronto comprenden que Hades no ha ganado. Atena posee el octavo sentido y eso le permite entrar ala mundo de los muertos libremente.

Lo cual indica que Atena no se suicido si no que simplemente fue a combatir a Hades en su propio reino. La misión de los caballeros ahora sera ir al mundo de los muertos y llevarle a Atena su armadura sagrada para que pueda combatir con todo su poder. Los caballeros llegan al otro mundo y van enfrentando diversos enemigos con gran esfuerzo pero con cierta ayuda inexplicable terror que la presencia de Shun les causa a sus rivales.

Mientras combaten se le suman otros aliados como Kanon de Geminis y orfeo, un ex sirviente de Hades. Orfeo esconde a Shun y a Seiya dentro de un baúl y entra al palacio de Hades diciendo que trae el baúl como regalo. Ante la presencia de Hades su hermana Pandora y barios generales, salen a combatir.

Orfeo es herido de muerte pero logra aniquilar a Hades antes de morir. Sin embargo la aparente victoria se convierte en la mayor tragedia. Pandora era la verdadera lider del ejercito y el reino de Hades, su hermano era una ilusión que ella misma generaba. Y no solo eso, Pandora estava guardando la llegada del verdadero Hades, que en ese momento descubrimos que es Shun el caballero de Andromeda.

Hades a reencarnoado en Shun, tras su muerte hace 243 años! Hades comienza a trabajar entonces en crear un gran eclipse a fin de exterminar la vida de la Tierra. Pero es detenido por Atena que aparece sorpresivamente y expulsa el alma de Hades del cuerpo de Shun. El espíritu de Hades contraataca inmediatamente y ambos desaparecen rodeados de fuego.

Shaka informa a los caballeros de bronce que el cuerpo real de Hades y Atena se encuentran en el Elisyon, la puerta final del infierno que conduce al paraiso. Con enormes sacrificios los caballeros dorados y sus aliados y tras derrotar a muchos enemigos los Santos de bronce consiguen llegar allí. Solo para descubrir que los aguarda Thanotos e Hypnos, dos aliados ultra poderosos de Hades.

En tanto en el santuario reaparece la verdadera hermana de Seiya :Seika. Thanatos trata de asecinarla y Seiya se enfurece. Tras derrotar a los caballeros ven que el cuerpo de Hades despierta y se preparan a combatirlo. Atena esta allí pero encerrada en una vasija. Cuando los caballeros están por ser derrotados,ella revive vistiendo su armadura, mientras que a los caballeros se les otorga armaduras divinas. En la batalla final Hades es derrotado por Atena, pero a costo de la vida de Seiya que cuando le lanzan una espada a Atena, el se pone en el medio para salvarla, siendo atravesando y muriendo enseguida.

Acontinuacion pongo las transcripciones del manga de la saga de Hades

Capítulo 1

¡Resurrección!

Los 108 MaSei (Demonios / Estrellas Malignas) de Hades


China - Rozan - 5 Picos.

El Antiguo Maestro siente que el momento que ha estado esperando por 243 años al fin se acerca. Está mirando, en espíritu, hacia el lugar remoto, 1,000 kilómetros al oeste de donde está.

- "Alli, la torre en donde Atena encerró al Mal en la anterior guerra sagrada, está
surgiendo. El tiempo en que el sello de Atena pierda su poder se acerca."

- "Ahora ese sello desaparecerá. Entonces los 108 MaSei que Hades dirige,
renacerán desde el fondo de la oscuridad."
- "Para dominar al mundo con terror y oscuridad. Pero mientras exista Atena y los
Caballeros para protegerla, Hades y sus guerreros nunca podrán vencer."

- "¡Una nueva batalla esta por comenzar!"

Santuario. Noche de primavera.

Unos guardias se encuentran durmiendo. Entonces Ichi de Hidra y Nachi de Lobo llegan. Ichi reclama a los guardias. Después de eso continúan su inspección.

- "Con respecto a Atena... Saori está bien, no es asi?" pregunta Ichi.
- "Hummm. Ahora está descansando en el cuarto del Patriarca en la cima de las 12 Casas" responde Nachi.

Ella está agotada debido a la batalla con Poseidón. De vuelta con los guardias, ellos se encuentran hablando, en ese instante una sombra que se aproxima.

De regreso a China.

El Antiguo Maestro lo percibe. Ahora entiende que lo que Hades hará será atacar el Santuario para tomar la vida de Atena. En el Santuario, Ichi y Nachi oyen un grito proveniente del lugar donde se encuentran los guardias. Estos están inconscientes.

Ichi y Nachi ven a un hombre con capa. Ellos lo atacan pero ni siquiera logran tocarlo. Su cara es horrenda y no tiene piel (como un muerto viviente).

Otros encapotados aparecen. Pero Jabú de Unicornio los golpea a todos.

Ellos desaparecen tan extrañamente como aparecieron.

Casa de Aries.

Otro hombre con capa aparece frente a Mu. Mu lo reconoce.

Este le ordena a Mu arrodillarse. Mu obedece. El sujeto le ordena que regrese aquí con la cabeza de Atena en 12 horas.

Pero Mu vacila en obedecer. Otros sujetos aparecen.

Mientras tanto, en el cementerio del Santuario...

Shaina y dos guardias se encuentran mirando hacia dos tumbas vacías. Ella nota que las tumbas fueron abiertas desde adentro y dice que sólo hay un ser que puede hacer tal cosa: ¡Aquél que representa a la Muerte!

De regreso a la Casa de Aries...

Los dos hombres que aparecieron, son, Afrodita de Piscis y Máscara de Muerte de Cáncer. Ellos juraron fidelidad a Hades quien les dio nueva vida. Ellos se quitan sus capas, revelando sus armaduras.

Mu piensa que son Armaduras Doradas pero luego nota que son más oscuras. Máscara de Muerte le dice que las armaduras de los espectros son llamadas Sapuris.

Máscara de Muerte y Afrodita ordenan a Mu quitarse del camino pero Mu les bloquea el paso con sus brazos y después con su Muro de Cristal.

Máscara de Muerte ataca con sus Ondas Infernales pero el Muro refleja su energía.

Así que Afrodita lanza sus rosas piraña. Pero una vez más, el Muro detiene el ataque y lo regresa hacia Afrodita.

Cinco Picos.

El Antiguo Maestro le dice a Shunrei que debe dejar Rozan. El no le quiere decirle a dónde va a ir debido a que los Caballeros de Bronce ya han peleado en dos ocasiones y merecen la oportunidad de vivir como jóvenes normales. El desea que ella y Shiryu vivan felices. El maestro se despide diciendo: "Adiós, Shunrei" y desaparece, dejando sola a Shunrei.

Casa de Aries.

El hombre que aun conserva su capa le pide a Mu retirar su Muro de Cristal. Como Mu vacila, él mismo lo destruye. Entonces le dice a los Caballeros Dorados Negros que vayan y regresen con la cabeza de Atena.

Mu se niega a dejarlos ir. Así que Máscara de Muerte lo golpea pero Mu le dice:

- La misión de Mu de Aries es la de proteger esta Casa de los enemigos.

Máscara de Muerte se prepara para dar el golpe final... pero alguien lo golpea antes de eso.

Capítulo 2

¡Lamentación! Lágrimas de sangre


Quien acaba de llegar es Seiya.

Se dirige hacia Mu y le pregunta porqué no se ha encagado de esos tipos. Entonces reconoce a Afrodita y Máscara de Muerte. El esta confundido .

- "¿Acaso son fantasmas, Mu?" pregunta Seiya.
- "No son fantasmas" responde Mu "ellos revivieron como espectros... los guerreros del Dios Hades".

- "¿Los espectros de Hades?"

Mu le explica que Hades es mucho mas peligroso que Saga y Poseidón.

Hades está una vez más tratando de conquistar el mundo, así que para evitarlo, tanto Atena como los Caballeros han vuelto y se han reunido en el Santuario. Seiya entiende ahora porqué los Caballeros Dorados se quedaron a proteger el Santuario mientras ellos pelearon contra Poseidón.

Entonces Mu le pregunta qué está haciendo el aquí. Seiya le explica que quería ver a Marín, así que fue a Grecia, y cuando estaba en el Santuario percibio un cosmos extraño, así que...

- "Por favor, vuelve por donde viniste" le pide Mu.
- "¿Ehh?" Seiya se extraña ante esta peticion.
- "Este ya no es lugar para ustedes. Por favor vete."

Cinco Picos.

Shiryu se entera de que el Antiguo Maestro ha desaparecido. El quiere ir al Santuario para ver qué sucede. Pero Shunrei no quiere que vaya.

Este de Siberia.

Hyoga se encuentra meditando en la tumba de su madre. Entonces percibe un cosmo inusual en dirección hacia el Santuario.

Tokyo. Mansión Kido.

Shun piensa acerca de su hermano Ikki y también en Seiya, quien fue a Grecia para encontrar noticias sobre su hermana Seika. Entonces también percibe un extraño cosmos proviniente del Santuario. Pero Tatsumi llega y le explica que ni él ni los otros Caballeros Bronce deben acercarse al Santuario, o de lo contrario, morirán.

Seiya está sorprendido por la revelación de Mu: "Atena ordenó a los Caballeros Dorados matar a los Caballeros de Bronce si no accedían a abandonar el Santuario. Como Seiya insiste en ir con Atena, Mu lo golpea. Máscara de Muerte aprovecha esto para golpearlo también.

Máscara Mortal quiere patear la cabeza de Seiya pero este toma su pie y lo lanza contra un pilar. Después de ello Seiya se coloca su Armadura de Pegaso.

Seiya usa su Centella Rodante de Pegaso para derribar a Máscara de Muerte. Se preparan para usar sus técnicas mas poderosas (Puño de Meteoro de Pegaso y Ondas Infernales), pero Mu golpea a Seiya antes de eso.

- "¿Mu... Mu?" pregunta Seiya "¿Por... porqué?"
- "Ya te lo dije, si no abandonas el Santuario tendré que matarte" le dice Mu.
- "Pero... como... Sa... Saori... Sa... Sa... ori..."

Seiya cae al suelo.

- "Saoriiiii !!!!! "

Su grito llega hasta la recámara de Atena, donde Saori duerme. Ella se despierta.

- "¿Seiya... ?" se pregunta Atena "Tengo la sensación de haber escuchado la voz de Seiya, pero... ¿Seiya aquí?"


- "Atena... ¿Estás despierta?" alguien le pregunta.
- "¡Eh!" Saori se sorprende "¡Tú! ¿Porqué, porque estás aquí?"

De vuerta a la Casa de Aries...

Seiya intenta levantarse y se pregunta si lo que le dijo Mu es verdad.

Máscara de Muerte aprovecha para patear a Seiya una y otra vez.

Sorpresivamente, Mu lo detiene y le dice que él se encargará de Seiya.

- "M... Mu..." dice Seiya.
- "Seiya... muereee..." le desea Mu.
- "E...espera. Mu... noo..."

Entonces Mu usa su Extinción de Estrellas.

- "Oh... Qué es eso..." se dice Máscara de Muerte.
- "Seiya está siendo rodeado por grandes aros de luz" exclama Afrodita.
- "Tal parece... tal parece como si se estuviera se estuviera desintegrando con esa luz."
- "El cuerpo de Seiya está desvaneciéndose."

Afrodita y Máscara de Muerte están atónitos. El espectro parece estar feliz y pregunta a Mu a dónde teletransportó a Seiya. En vista del silencio de Mu, decide olvidar la pregunta y ordenar a los Caballeros Dorados Negros que lleven a cabo su misión.

Pero Mu los repele.

- "¡Muu!!" se sorprende el espectro "Aun no lo entiendes... El hecho de que apuntes tu
poder hacia ellos dos quiere decir que te rebelas en mí contra, pero..."
- "Yo también te he dicho que tengo la misión de proteger o morir por esta Casa de
Aries. Y si eso significa rebelarme contra tí, yo, Mu, entonces tendre que perder la vida si es necesario. Pero antes de eso, no perdonaré a Máscara de Muerte y a Afrodita. Los enviaré de regreso a Hades con mis propias manos" les dice Mu.

-"¿El va a hacer qué... ?" preguntan Máscara de Muerte y Afrodita.
- "Oh... asi que finalmente... Mu... va a pelear" dice el espectro con un tono sarcastico.

Máscara de Muerte y Afrodita, se asustan y atacan a Mu. Pero, ni las Ondas Infernales ni las Rosas Sangrientas logran llegar hasta Mu.

Mu los acaba con su Revolución de Estrellas.

Tres espectros mas aparecen. Mu los reconoce.

En el cementerio...

Shaina y los guardias descubren que las tumbas de los Caballeros Dorados fueron abiertas. Pero no solo las de Máscara de Muerte y Afrodita, sino también las de Camus, Shura y Saga.

De regreso a la Casa de Aries...

Camus, Shura y Saga se quitan sus capas.

Shura ataca con su Excalibur. Mu la evita con la teletransportación, pero pierde un poco de su cabello.

Ahora es el turno de Camus con su Polvo de Diamantes.

Este ataque lanza a Mu contra el techo de su Casa, y luego cae, justo a los pies de Saga. Pero en vez de golpearlo, Saga comienza a lamentarse.

El no está solo. Camus y Shura también lloran, pero sus lágrimas son de sangre. Entonces, cuando Saga se prepara para atacar a Mu, Saga es paralizado por el espectro. El quiere acabar con Mu solo, mientras Saga y los otros van a tomar la cabeza de Atena.

El espectro les recuerda que sólo tienen doce horas para lograr su cometido. Mientras los tres Caballeros Dorados Negros dejan la Casa, el espectro se acerca a Mu, le dice "Adiós", y se prepara a acabarlo. Pero alguien lo detiene.

- "¿Qué? ¡El fuego del reloj de las doce Casas esta encendido!" ve el espectro
"¿Quién lo ha hecho?"

El Antiguo Maestro lo hizo. Se reune con ellos. El y el espectro se llaman por sus correspondientes nombres: Dohko y Shion. Dohko explica que Shion era el Patriarca y también un Caballero Dorado... Shion de Aries quien antes vestía la Armadura de Aries, ahora usa el Sapuri de Aries.



Capítulo 3

¡El reloj de fuego arde de nuevo!


Dohko revela que él y Shion tienen 261 años pero el aspecto de Shion es de cómo era hace 243 años. Shion explica que es debido al poder de Hades... quie le dió vida y juventud. Dohko replica que todo eso son cosas efimerias que desaparecerán junto con el fuego del reloj. Dohko le dice a Mu que vaya tras Saga y los otros.

Dohko libera a Mu, quien había sido paralizado por su Maestro.

- "Yo me encargaré de este lugar, ¡Ve Mu!" le dice Dohko.
- "Está bien" asiente Mu.

Shion trata de detener a Mu pero Dohko le ordena no moverse. Shion le advierte que si pelean, probablemente caerán en una batalla de mil días.

Castillo de Hades (en algún lugar de Alemania).

Afrodita y Máscara de Muerte imploran a un espectro que no los mate.

Pero el espectro cuyo nombre es Waiban Radamanthys, no quiere perdonar su fracaso. El los va a enviar de vuelta al Mundo de la Muerte. Tratan de escapar pero el poder de Radamanthys logra alcanzarlos.

Radamanthys los arroja en un hoyo que conduce al Mundo de la Muerte, de donde no se puede escapar dos veces. Mira hacia una torre del castillo.

Pandora se encuentra alli tocando el arpa. Radamanthys de dirige hacia ella.

Le pide permiso para ir al Santuario. Pero ella se rehúsa. El debe esperar con calma en el castillo. El trata de persuadirla, pero ella se rehúsa violentamente. Asi que se da por vencido.

De vuelta al Santuario...

Mu corre hacia la Casa de Tauro. Entra pero se pregunta porqué no percibe ningún cosmos.

Entonces encuentra a Aldebarán paralizado en su postura de ataque. Entonces se da cuenta de que Aldebarán está muerto.

Mu honra a Aldebarán. Entonces un aura aparece detrás de Aldebarán. Una voz le dice que Saga y los demás no eran los únicos espectros que llegaron al Santuario. El rompe al cuerpo de Aldebarán como si fuera un espejo junto con la armadura de Tauro.

Dip Niobe aparece.

De regreso al Castillo de Hades.

Radamanthys va con un hombre que gatea, Rana Zeros, en un corredor. Rana Zeros le informa de la ida de unos veinte espectros.

En la Casa de Tauro

Niobe usa su Profunda Fragancia .

Ondas de energía rodean a Mu. Esta energía despide una fragancia somnifera. Mu trata de no respirar. Pero es inútil porque esta fragancia actúa directamente en la piel. Niobe explica que Mu será arrastrado a un profundo hoyo de muerte en unos segundos. Entonces nota algo.

Hay algo similar a un enorme Muro de vidrio frente a él. Ve a Mu del otro lado. Entonces la pared explota. Mu explica que coloco su Muro de Cristal desde el inicio de la batalla para no recibir ningún ataque. Mu empieza a alejarse de la Casa y de Niobe. El le pregunta porqué no termina la pelea.

Mu le explica que no necesita pelear contra un hombre que ya está muerto. Contrario a lo que Niobe pensaba, Aldebarán logro golpearlo antes de morir, y Niobe comienza a sentir el poder que Aldebaran le había lanzado antes lo cual lo acabo. Como una bomba de tiempo, que explota solo en cierto momento, el cuerpo de Niobe explota.

Mu continúa hacia la Casa de Géminis. Entonces siente un poderoso cosmos de la Casa vacía. Nota que no es de un enemigo, así que se pregunta quién está protegiendo la Casa de Géminis.

Saga, Shura y Camus también están frente a un Caballero. Saga les dice a sus amigos que continúen solos. Obviamente Saga sabe quién es su adversario, aunque pensó que estaba muerto. Al fin, se ve que el Caballero desconocido ¡Está usando la Armadura Dorada de Géminis!


Capítulo 4

¡Géminis! La confesión sangrienta

La recámara de Atena.

Milo pregunta a Atena si sucede algo, porque sintió un cosmos como si alguien hubiera entrado en la recámara, aprovechándose que el Ejército de Hades está invadiendo al Santuario. Atena lo calma. El que entró en la recámara no es un enemigo. El vino para ayudarlos. Milo está asombrado de que este hombre siga vivo y quiera proteger la Casa de Géminis.

De regreso a la Casa de Géminis.

Camus pregunta a Saga si en verdad sabe quién es el hombre que lleva puesta su Armadura Dorada de Géminis. Saga le dice que este es el hombre que lo condujo al Mal.

- "¡Vamos, rápido! Este hombre, déjenmelo a mí. Y ustedes dos, ¡Sigan adelante!"
ordena Saga.
- "Está bien, entiendo" dice Camus.

Así que Camus y Shura se adelantan.

Saga y el Caballero de Géminis quedan solos. Ellos hablan acerca de sus errores que llevó a uno a ser encerrado en la Prisión de Piedra del Cabo Sunion, y al otro a la muerte.

- "¿Porqué usas la Armadura Dorada de Géminis, y porqué proteges a la Casa de
Géminis? ¿De quién obtuviste el permiso? ¡Quítate la máscara y responde,
hermano Kanon!" exije Saga.

- "Por supuesto que obtuve el permiso de Atena" responde Kanon.

Pero Saga no le cree debido a la hora que es. Kanon le explica a Saga que Atena lo salvó cuando estaba en la Prisión de Piedra del Cabo Sunion. El vio un Amor Supremo en su Gran Cosmos cuando ella estaba en el fondo del Oceano. Atena le quitó el mal de lo más profundo de su corazón. Kanon juró pelear por la Justicia, así que no va a dejar a Saga que continuar con su misión. Saga le pregunta porqué dejó ir a Camus y Shura. Kanon le explica que ellos aún no han dejado la Casa porque ha creado un Laberinto.

Saga entiende que si mata a Kanon, el Laberinto desaparecerá. El ataca a Kanon para remover su máscara y mostrar su rostro. La máscara cae, pero...

... no hay rostro debajo. Saga se niega a creerlo y golpea cada parte de la Armadura. Finalmente él se dá cuenta que no había nadie dentro. Después de pensar que Kanon estaba realmente muerto, pero sólo era su espíritu en la Armadura, Saga descubre que el hombre en la Armadura era una ilusión como la Casa Laberinto y que Kanon puede estar controlándolo desde lejos. Así que se pregunta dónde puede estar Kanon.

Habiéndolo encontrado, Saga dirige su ataque hacia allí: El cuarto del Patriarca.

En la recámara de Atena

Atena y Milo lo oyen caer en el cuarto contiguo. Milo entra en el cuarto del Papa y ve un hoyo en el suelo. El se dá cuenta que fue Saga el que lo envió y se pregunta si fue el cosmos de Saga y los demás el que sintió antes, pero ve a un hombre arrodillado y deduce que este es el hombre del que Atena habló.

El hermano de Saga, Kanon de Géminis. Kanon se lamenta de haber fallado. Milo le dice que debe irse del Santuario, porque, aunque Atena lo haya perdonado, los Caballeros Dorados nunca confiarán en él. Kanon se levanta y dice que no puede irse. Milo le responde que lo tiene que sacarlo a la fuerza.

Al mismo tiempo, Camus y Shura dejan a la Casa de Géminis. Ellos intercambian comentarios sobre la Casa de Géminis y acerca de haberse perdido en su Laberinto. Entonces Saga los alcanza. Camus le pregunta si se deshizo del misterioso Caballero que estaba protegiendo la Casa de Géminis. Saga responde que no. Ellos notan que Saga está llorando. Saga no esperaba que su hermano trataría de proteger su Casa en lugar de el.

De regreso al cuarto del Papa.

Milo pregunta otra vez a Kanon si no se ira. Kanon le responde que vino para proteger a Atena, pero Milo no confía en un hombre que usó a Poseidón para tratar de dominar al mundo. Milo le da una última oportunidad que Kanon rechaza.

Milo ataca con su Aguja Escarlata (1).

Milo lo golpea de nuevo (2 a 5) y otra vez (6 a 8).

Milo empieza a preguntarse porqué Kanon no se va. Kanon trata de levantarse otra vez y ¡Le pide a Milo que continúe! Milo lo hace (9 a 12) sólo para saber cuántas agujas puede soportar Kanon.

Entonces Atena entra en el cuarto. Ella intenta detener a Milo pero él se rehúsa. El le explica que aún con el perdón de Atena, todos los Caballero en el Santuario nunca confiarán en Kanon. Por culpa de él, se derramó mucha sangre. Golpea a Kanon otra vez (13 y 14).

De repente, las heridas de Kanon arrojan sangre. Y con ella, desaparecen los cinco sentidos de Kanon. Milo prepara su último ataque: El Antares. Kanon se prepara para recibirlo.

Milo golpea a Kanon con su dedo. Kanon se colapsa. Milo se arrodilla enfrente de Atena y le explica que tiene que regresar a su Casa porque el cosmos de los espectros se acerca. Kanon, levantándose con dificultad, le pregunta porqué deja sola a Atena con un enemigo como él.

- "Aquí, ya no hay enemigo. El que está aquí solamente se llama Kanon, Caballero Dorado de Géminis" le responde Milo.

Kanon llora. Milo deja el cuarto.

Kanon le dice a Atena (y también a sí mismo) que Milo detuvo el flujo de sangre en vez de usar el Antares. Milo lo hizo para reconocerlo como un verdadero Caballero. Atena le explica que sus corazones eran claros para ella, así que no tenía que intervenir.

Milo, bajando las escaleras, piensa que probablemente morirán en la batalla contra Hades. Así que dejó vivir a Kanon sólo unas horas más.


De regreso con Saga, Camus y Shura.

Cuando se acercan a la Casa de Cáncer, sienten un cosmos dentro de ella.



Capítulo 5

El Mundo de la Muerte dentro de la Casa de Cáncer


Saga, Camus y Shura entran a la Casa de Cáncer. En la entrada, ellos perciben una ambiente extraña.

Dentro, descubren a Yomotsu Hirasaka: La entrada al Mundo de la Muerte. Descubre que es una ilusión creada por alguien. Se preguntan quién lo ha hecho.

Justo en ese momento la ilusión cobra vida: Varios cadáveres los atacan.

Ellos hablan acerca de los espectros que los siguen. Camus hace notar que el cosmos de Aldebarán ha desaparecido. Así que propablemente uno de los lo mató.

Shura sugiere que se deshagan de todos los espectros pero Saga se rehusa. Tienen que llegar hasta donde se encuentra Atena.

En ese instante Saga deshace la ilusión con su Explosión de Galaxias.

Mientras tanto... cerca de la Casa de Aries.

Shion de Aries se sorprende de que Saga y los otros aun no han cruzado la Casa de Cáncer. Shion le dice a Dohko que los Espectros acabaran con todos los Caballeros.

De regreso a la Casa de Cáncer.

Saga y los otros siguen corriendo. Ven una luz y creen que es la salida.

Pero terminan en la palma de la mano de Buda. Así, Saga descubre quién está haciendo estas ilusiones. En el Santuario, sólo hay una persona que puede crear una ilusion que pueda llegar hasta aquí, el hombre que mas cercano al gran maestro:

Shaka de Virgo.

Saga les dice que Shaka será el siguiente Caballero Dorado en morir...asi que acaba con la ilusión del Buda. Shura sugiere dejar la Casa pero aún no es posible. Saga que no podran hacerlo hasta que acaben con Shaka.

En ese momento aparece una nueva ilusión... que conduce al ataque de Saga. Aioria, en la Casa de Leo, lo percibe... y trata de advertirle a Shaka.

Por supuesto, el ataque no logra llegar a Shaka porque está protegido por una barrera defensiva. Entonces, Shaka decide contraatacar. Empieza a elevar su cosmo...y ataca con su TenMaKouHuku (Tesoro del Cielo).

Shion se sorprende de lo que acaba de pasar. Ya no siente el cosmos de Saga y los otros. Como él es el último Caballero Dorado negro, tiene que continuar con su misión.

Pero Dohko no quiere dejarlo ir, por lo que se preparan para la batalla. Son interrumpidos por Shiryu, quien viene a pedir a su maestro permiso para ser el oponente de Shion.


Capítulo 6

La Resurrección de Dohko

Mu sigue corriendo hacia arriba. Se pregunta qué pasó en la Casa de Cáncer porque hace un momento los cosmos de Shaka, Saga y los otros chocaron y ahora no puede sentir nada. Entonces llega a la Casa y se sorprende al encontrarla casi en ruinas. Se preguntan dónde están Saga y los demás, puesto que no cree que se puedan destruir cuerpos sin dejar rastros.

Casa de Aries

Shiryu acaba de llegar y se quiere enfrentar con Shion aunque no lo conozca. Pero Dohko lo golpea. No entiende porqué Shiryu dejó China, ya que está ciego. Shiryu contesta que no entiende porqué él y sus amigos los Caballeros de Bronce, no pueden pelear cuando el Santuario está siendo invadido.

Dohko le dice que es la voluntad de Atena. Ella piensa que ya han peleado demasiado y han sido heridos demasiado. Quiere que vivan en paz.

Claro que, Shiryu no entiende cómo podrían vivir en paz. Más aún, no entiende porqué su antiguo maestro está peleando. Dohko le dice que no quiere morir porque en esta Guerra Sagrada, quizá todos los Caballeros morirán, y probablemente Atena también.

Shiryu se sorprende. Pero piensa que esa es mucha mas razón para pelear. Entonces Dohko le pregunta qué le pasará a Shunrei si muere. Pelear por la justicia es algo noble ciertamente, pero sólo hay una persona para amar en el mundo. Shiryu admite que no entiende porque todavía es un hombre sin experiencia.

Shion, que está cansado de verlos discutir, decide entrar en acción. Dohko lo detiene. Shion le dice que enterrará al alumno junto al maestro. Esto tiene efecto en Shiryu, pero Dohko lo detiene y le recuerda no tratar de atacar a Shion. Dohko le explica que Shion es el verdadero Patriarca asesinado por Saga, y que pelearon juntos en la anterior Guerra Sagrada, y que fueron los únicos sobrevivientes. Además, Shion es el maestro de Mu de Aries. Por eso Dohko le pide a Shiryu no intervenir.

Entonces empieza la batalla. Incendian sus cosmos.

En los viejos tiempos sus cosmos eran casi iguales. Pero ahora, después de 243 años, sus comos difiere el uno del otro. Por eso Dohko retrocede poco a poco. Durante su vida Dohko vigilo el sello de Atena que mantenía encerrados a los Espectros, pero ahora, el es un anciano y no tiene la fuerza de antes. Mientras que Shion recibió la juventud gracias a Hades.

Consecuentemente, Shion logra empujar a Dohko hasta atrás. Afortunadamente Dohko sobrevive al ataque.

Entonces Dohko contraataca con su Dragon Nasciente. Shion trata de protegerse con su Muro de Cristal, pero nada puede detener al Dragon Naciente.

Aún así, Shion ni siquiera cae. Dohko y Shiryu están anonadados. Shion se alegra porque ahora está seguro de que Dohko es un viejo inofensivo.

En el pasado, era capaz de derribar a Shion. Pero obviamente todos los poderes de su juventud han desaparecido. Entonces Shion extrae todo el daño del Dragon Nasciente de su cuerpo.

Dohko admite que Shion tiene la fuerza invencible de su juventud. Shion se prepara para matar a Dohko y concentra su cosmos. Explica que su Polvo de Estrellas no puede ser esquivado.

¡Shion ataca con su Revolución de Estrellas y golpea a Dohko!

Shiryu reacciona y trata de despertar a Dohko. Pero Shion también lo golpea. Cuando Shion está listo para cortar la cabeza de Dohko, Shiryu se pone la Armadura de Dragón.

Shion se pregunta qué quiere hacer Shiryu, ya que está ciego y su armadura está muy dañada. Por supuesto que Shiryu quiere pelar por la justicia, así que ataca con su Dragón Ascendente.

Pero Shion lo detiene con solo una mano. Entonces Dohko despierta y detiene a Shiryu. Shiryu explica que él es un Caballero que pelea por la paz y la justicia. Es lo que Dohko le enseñó. Dohko acepta y deja pelear a Shiryu.

Ahora puede continuar la pelea. Una vez más Shion ataca con su Revolución de Estrellas.

Pero esta vez, su ataque es detenido por la Armadura de Libra. Shion piensa que es una pena que la Armadura ahora sea inútil. Es imposible ponerse una Armadura cuando tu cuerpo es viejo y pequeño.

Una vez más, Shion se prepara para poner fin a esta pelea pero un cosmos extraño surge de el cuerpo de Dohko y no es el cosmos viejo de antes. No, esta vez es el cosmos de cuando Dohko llevaba la Armadura de Libra.

Dohko pregunta a Shion si sabe porqué él se quedó sentado frente a la cascada de Rozan em los Cinco Picos. No era sólo para vigilar al Ejército de Hades. También le pregunta porqué vino la Armadura de Libra. Dohko le dice a Shion que le mostrará las respuestas.

Entonces la piel de Dohko empieza a resquebrajarse. Dohko es como una crisálida cuyo capullo se cae, y el cuerpo que sale es el de Dohko cuando tenía 18, joven como hace 243 años.

Shiryu y Shion se asombran de su transformación.

Dohko aparece con un tigre en su espalda.

Dohko explica que recibió esta poderosa técnica de Atena: Misopetha Menos ("preservar el alma"). Es la técnica de la muerte aparente de los Dioses. Dohko y Shion fueron los únicos que sobrevivieron a la anterior guerra contra Hades hace 243 años. Ellos recibieron de Atena la misión de prepararse para esta nueva guerra sagrada. Shion protegía al Santuario como Patriarca. Dohko cuidó la torre donde el Ejército de Hades estaba encerrado. Desde ese tiempo, su corazón solo late 100,000 veces al año. Shion comprende lo que quiere decir

Dohko: 100,000 veces es el promedio de veces que late el corazón humano al día.

Así que para el cuerpo de Dohko, sólo han pasado 243 días durante los últimos 243 años. Entonces Shiryu comprende porqué Dohko siempre estaba sentado enfrente de la cascada, aún cuando lloviera o cuando soplara el viento. Como estaba vigilando el sello de Atena, su cuerpo estaba descansando en un estado de muerte aparente.

Dohko le pide a Shiryu alcanzar a los Espectros que siguen a Mu. Le pide que tenga cuidado. Tienen que proteger a Atena hasta el fin. Cuando Shiryu empieza a irse, Shion trata de detenerlo.

Pero Dohko protege a su pupilo y paraliza a Shion para permitirle dejar la Casa. Entonces Dohko se pone su Armadura Dorada.

Ahora Shion y Dohko están nivelados. Pero Shion piensa que no, y ataca a Dohko.

Dohko también ataca. Lanzan su cosmos, que choca entre ellos. Como este tipo de batallas se puede convertir en una Guerra de los 1,000 Días, deciden usar sus poderes.

Shion lanza su Revolución de Estrellas y Dohko su Dragon Nasciente. Esto termina con una tremenda explosión.

Shiryu, que corre hacia la siguiente casa, siente que los cosmos de Dohko y Shion han desaparecido. Mu, en la Casa de Cáncer, también lo siente. No puede creer que Dohko haya sido aniquilado tan facilmente, aún si su oponente era su maestro: Shion.

Entonces Mu es atacado por un poderoso cosmos.

La consecuencia de este ataque es que Mu ya no puede moverse. Entonces el Ejército de Hades, los Espectros, llegan. Hasta ahora estaban siguiendo a Saga y los otros como sombras.

Mu nota que sólo hay alrededor de veinte personas en la Casa, en vez de 108 (el total de Espectros). El gran problema es que su cuerpo todavía no puede moverse...



Capítulo 7

La mariposa del Mundo de la Muerte

Mu aun se encuentra paralizado por un extraño y poderoso cosmos cuando entran unos Espectros en la Casa de Cáncer. Un Espectro se acerca a Mu y le pregunta a dónde han ido Saga y los demás. Mu responde tambien desearia saberlo. También les dice que son unos inútiles, ya que a pesar del numero de espcetros estos le pierden el rastro a Saga y los otros. A los Espectros no les agrada en absoluto el comentario de Mu y su jefe, Giganto de Cíclope , decide obligar a Mu a que responda.

Su poderoso golpe tira fuera a Mu. Giganto pregunta a Mu si hay un lugar en las 12 Casas donde uno se pueda esconder, pero Mu no sabe. Giganto se prepara para matarlo.

Pero es detenido por un personaje llamado Papillon (que quiere decir mariposa). Mu se pregunta qué es él / eso. No ve nada pero siente un cosmos muy poderoso detrás de los Espectros. Lo reconoce como el que lo está paralizando. Papillon le pide a Giganto que lo deje matar a Mu para que Giganto y los otros Espectros puedan ir a la Casa de Leo.

Todos los espectros dejan la Casa. A Mu le dan ansias por el bienestar de Aioria. Entonces siente que puede moverse de nuevo. Una voz se escucha en la Casa, y Mu la reconoce como la de el hombre con el cosmos tan poderoso. Pero no sabe de dónde viene. Mu le pide mostrar su silueta. Papillon responde que está enfrente de las narices de Mu. Mu se asombra de lo que ve.

Castillo de Hades.

Radamanthys llama a Rana Zeros. Le pregunta si hay algún mensaje de los Espectros que dejaron ir al Santuario con Saga y los demás. Zeros responde que no hay nada aún. Radamanthys se pregunta qué estarán haciendo. Más de cuatro horas han pasado ya, y sólo tienen doce horas para tomar la cabeza de Atena. Decide invocar a Papillon. Pero Zeros le informa que Papillon ya se fue al Santuario. Ahora, Radamanthys se tranquiliza porque piensa que, aún solo, Papillon puede enterrar a todos los Caballeros Dorados con sus poderes mágicos escondidos.

De regreso a la Casa de Cáncer.

Mu mira a una cosa sin forma. Se pregunta qué es, ya que es la primera vez que mira algo tan grotesco. Pero no tiene tiempo para cosas desconocidas, así que se prepara para dejar la Casa, pero es detenido por la cosa, que se movió hasta bloquear el paso de Mu. Entonces se vuelve a oir la voz. Esa cosa es un Espectro: Papillon Myu. Quiere pelear contra Mu.

Subitamente, muchos jets de explosiones de luz salen de agujeros de su cuerpo. Es la Erupción Fea. Mu se protege con su Pared de Cristal, y ataca con el legado de su Maestro Shion: La Revolución de Estrellas, que golpea a su enemigo. El cuerpo de Papillon se rompe y algo sale de él.

Parece una larva gigante. Mientras que Mu se asombra por esta aparición, la cosa abre su boca y tira una gran cantidad de hilos.

Estos hilos, el Hilo de Seda, enredan a Mu como si estuvieran vivos. Mu trata de deshacerse de ellos pero es imposible hasta para un Caballero Dorado. Papillon explica que pronto será completamente cubierto por el Hilo de Seda, y que entonces morirá sin ser capaz de moverse ni respirar. Un momento después, Shiryu llega a la Casa de Cáncer.

Se asombra de encontrar la Casa vacía. Hace un momento, todavía sentía el cosmos de Mu y del Espectro. Piensa que Mu continuó hasta la Casa de Leo, así que se apura a hacer lo mismo.
Justo después que partió Shiryu, Mu logra romper su capullo. Descansa para recuperar el aliento. Entonces se da cuenta que el cosmos de Papillon ha desparecido, así que se pone a buscarlo, y encuentra a otro capullo. Se pregunta quién es prisionero de este. Cuando Papillon empieza a hablar otra vez, Mu reconoce su voz. Papillon explica que se encerró en un capullo para hacer su última evolución, que es la más fuerte.

Y había encerrado a Mu en un capullo sólo para tener tiempo suficiente para evolucionar. Mu entiende que Papillon evoluciona justo como el insecto del mismo nombre. Entonces el capullo explota y el verdadero cuerpo de Papillon Myu aparece al fin.

Papillon le dice a Mu que solo había una cosa segura al hacer su última evolución: La muerte de Mu. Mu le regresa sus palabras. Papillon le recuerda a Mu que lo paralizó al principio de la pelea. Mu le explica a Papillon sobre la Psicokinesia, y que él es el más dotado de los Caballeros Dorados.

Mu le pregunta a Papillon porqué no se acerca. Papillon comienza a concentrar su cosmos.

Entonces Papillon levanta pilares usando psicokinesia y se los lanza a Mu. Pero Mu los detiene y dice que no será derrotado por un nivel tan bajo de psicokinesia, así que devuelve los pilares a Papillon, que se ve obligado a destruírlos. Entonces Papillon siente su cuerpo paralizado, como le había hecho a Mu.

Entonces Mu levanta a Papillon y le pregunta si prefiere ser aventado contra la pared o contra el piso. Como Papillon solo acierta un "¡¿Qué!?", Mu lo tira contra la pared y entonces contra el piso.

Ahora Papillon está en el aire. Mu le pregunta cuántos Espectros vinieron al Santuario, con excepción de Shion, Saga y los otros. Pero Papillon no contesta, así que Mu hace girar al cuerpo de Papillon y le dice que dejará de hacerlo si no contesta. Si no lo hace, Mu lo hará girar más rápido y más rápido, hasta la Muerte.

Papillon le pregunta si piensa que un Espectro, un guerrero del Rey Hades, puede hacer algo como rogar por su vida a un enemigo. Mu lo pensó así. No planeó matar a su enemigo, pero no puede dejar vivo a un solo Espectro. Así que hace girar más rápido a Papillon.

Mu se prepara a dejar la Casa pero Papillon le dice que la pelea no ha terminado. Un extraña aura aparece alrededor del cuerpo de Papillon y un tipo de luz se dirige hacia Mu.

Mu reacciona mandando su Revolución de Estrellas, pero ni un Polvo de Estrella llegó a su destino. Entonces las luces se volvieron mariposas de luz.

Estas mariposas atacan a Mu: Es el Atestamiento de Mariposas. Ellas llevarán al cuerpo de Mu hasta el Mundo de la Muerte.

Mu ha desaparecido y Papillon queda solo en la Casa.

Milo de Escorpión nota que después de Aldebarán, los cosmos de Shaka, del Antiguo Maestro y de Mu, han desaparecido, y se pregunta si Mu estará muerto también.

Pero las mariposas siguen ahí. Papillon pensó que sería demasiado fácil y se pregunta si Mu las evadió por medio de Teletransportación. Afortunadamente, es imposible que Mu siga escondiéndose porque las Hadas (las mariposas) siempre hallan al enemigo y se reúnen en ese lugar.

Mu reaparece en la Casa de Cáncer. Papillon se prepara para ejecutar su ataque. Está seguro de que Mu no será capaz de escapar de nuevo.

Mu reacciona primero con su Revolución de Estrellas pero desaparecen sin rozar a Papillon. Papillon no las esquiva a la velocidad de la luz pero quizá esté moviendo su cuerpo justo en el momento correcto por medio de la teletransportación. Puede ser que es inútil atacarlo directamente. De repente Papillon ejecuta su ataque y como antes, Mu logra teletransportar su cuerpo lejos de las mariposas. Papillon admite que los poderes psicokinéticos de Mu son inusuales. Por eso es que se pregunta porqué Mu no se teletransporta lejos del lugar en donde están, en vez de teletransportarse solamente fuera del Atestamiento de Hadas (mariposas). Porqué Mu siempre regresa a su lugar de Muerte. Mu explica que este lugar no es su lugar de Muerte, pero sí el de Papillon.

Papillon está enojado, y, por tercera vez, ejecuta su ataque. Pero, esta vez, sigue a Mu para prevenir que Mu escape otra vez. Pero algo lo detiene en el aire.

Se llama Red de Cristal, y es una red parecida a una telaraña gigante imposible de escapar cuando eres completamente aprisionado por ella. Papillon se pregunta cómo Mu pudo hacerla sin que supiera. Pero las mariposas rodean a Mu de nuevo.

Papillon le recuerda a Mu que las Hadas siempre encuentran al enemigo, y el ataque no terminará hasta que tomen su vida. Mu le advierte que si empieza su ataque, será el siguiente en morir. Mu se pregunta si morir no significa nada para alguien que viene del Mundo de la Muerte. Papillon explica que los Espectros no son fantasmas. Son seres humanos que nacieron y vivieron en este mundo como Caballeros. Espíritus que estaban durmiendo dentro de sus cuerpos desde el renacimiento de los 108 MaSei revivieron y los convirtieron en Espectros. Los 108 espectros de Hades son guerreros seleccionados desde los tiempos Mitológicos para proteger peleando al Rey Hades. Son básicamente diferentes de Shion, Saga y los otros, que traicionaron a Atena para volver a vivir.

Papillon ejecuta su ataque con toda su fuerza pero las Hadas también son prisioneras de la Red de Cristal. Mu explica que Papillon será llevado al Mundo de la Muerte por sus Hadas.

Mu lanza su ataque más poderoso: Extinción de Estrellas, y mata tanto a su enemigo como a las Hadas.

Justo después de eso, Mu se apresura a la Casa de Leo. Teme que ni siquiera Aioria será capaz de detener a tantos Espectros.

Un Hada sigue viva. Los Espectros están a punto de entrar a la Casa de Leo y Aioria está esperándolos.



Capítulo 8

El León Dorado muestra sus colmillos

Casa de Leo.

Los Espectros están a punto de entrar a la Casa, cuando se encuentran con Aioria. Giganto de Cíclope pregunta si Saga y los otros ya han pasado por ahí pero Aioria no lo sabe.

Giganto se pregunta si se teletransportaron de la Casa de Cáncer a algún otra. Aioria le explica que es imposible teletransportarse entre las Casas. Ni siquiera Mu puede hacerlo. Y eso es porque el cosmo de Atena está concentrado en las 12 Casas desde los tiempos míticos. Aún con súperpoderes, en estas Casas sólo se puede caminar o correr.

- "Ya veo. Pero, en ese caso, ¿dónde están Saga y los demás?" pregunta Giganto.
- "¿Te preocupas a tal grado de Saga y los otros?" le pregunta Aioria.

De hecho, los Espectros no confían en Saga y los demás. Sólo tienen que mantenerlos vigilados.

Cinco Espectros intentan cruzar la Casa pero Aioria los acaba con su Plasma Relámpago.

Los Espectros están asombrados por el poder de Aioria y se preguntan cómo podrían pasar. Entonces llega un Espectro preguntando de qué tienen miedo, si Aioria está solo.

Más abajo, en las escaleras que conducen a la Casa de Leo.

Mu halla el cadáver de un Espectro y se pregunta quién lo asesinó. Entonces nota que no solo hay uno, sino tres cuerpos que fueron asesinados alli. Todos fueron despojados de sus Sapuris. Mu también nota que las heridas de uno de ellos parece hecha por espadas filosas. Además, otro de ellos está cubierto de heridas congeladas. Mu empieza a sospechar quién los mató.

De regreso a la Casa de Leo.

El nuevo Espectro es Raimi de Lombriz. Quiere pelear con Aioria para dejar que los demás Espectros dejen la Casa. Entonces desaparece en un hoyo que acaba de hacer en el suelo. Giganto decide seguir el consejo de Raimi: El y otros Espectros corren hacia Aioria.

Entonces Aioria siente un cosmo de esos Espectros, un cosmo que ha ya sentido en el pasado. Se pregunta si entre ellos hay alguien que el conoce. A medida que los Espectros se acercan, Aioria les advierte que los matara a todos si tratan de cruzar la Casa. Pero uno tentáculos salen del piso y atrapan a Aioria.

La Atadura de Lombriz paraliza su cuerpo. Una vez más, Giganto quiere aprovecharse de la situación para matar a Aioria pero un tentáculo lo detiene.

- "Es innecesario. No interfieras. Ya te dije que yo me encargaré de este hombre"

le recuerda Raimi.

Giganto entiende y deja la Casa junto con otros Espectros.

Raimi le dice a Aioria que es imposible escapar de la Atadura de Lombriz. Entonces, como le dijo Giganto, Raimi ataca a Aioria enviándole un tentáculo. Aioria logra evitar el tentáculo, que destruye un pilar. Aioria ve que ese tentáculo es tan fuerte como para atravesar su cuerpo.

Empieza a concentrar su cosmo para mostrar a Raimi el poder de Leo. Raimi insiste en decirle que es inútil.

Aún así, Aioria logra destruir las Ataduras. Raimi decide lanzar su tentáculo a través del cuerpo de Aioria.

Pero Aioria atrapa el tentáculo y tira de él. Esto hace que Raimi salga del suelo. Aioria le dice que una lombriz debe morir como tal. Por eso lo patea en el suelo.

Pero Lombriz se mete al suelo otra vez. Le dice a Aioria que es capaz de regenerar sus miembros como una lombriz. Consecuentemente, puede volver a atacar a Aioria otra vez con su Atadura de Lombriz.

Pero Aioria estaba preparado y mata a su enemigo con su Plasma Relámpago.

Entonces Shiryu entra a la Casa.

- "Shiryu" dice Aioria.
- "Aioria, ¿y los Espectros?" le pregunta Shiryu.
- "Acabe con cerca de seis personas pero algunos se dirigen a la Casa de Virgo."

Shiryu se prepara para seguirlos, pero...

- "Espera Shiryu. Me preocupa algo" le comunica Aioria.
- "¿A tí te preocupa algo?" pregunta Shiryu.
- "Varios a quienes conocemos se encuentran entre los Espectros que se dirigen a la Casa de Virgo."
- "¿Qué? ¿Varios que conocemos? ¿Quienes?"

Aioria se queda pensando.

- (¿Con qué intención quieren cruzar las 12 Casas? No lo sé todavía, pero...)

Pero Aioria sabe quiénes son.

Durante esto, los Espectros llegan a la Sexta Casa: La Casa de Virgo.

No sienten ningún cosmo, pero Shaka es el más cercano al gran maestro, aún entre los Caballeros Dorados. También se preguntan si eso quiere decir que Shaka, Saga y los otros se mataron entre sí. Un Espectro sugiere pensar en eso mientras se dirigen a la próxima Casa. Pero Giganto les dice que esperen.

- "Hay un enemigo entre nosotros" anuncia Giganto.
- "¿Qué?" pregunta un Espectro.
- "Un enemigo entre nosotros..." dice otro.
- "Es Imposible. Esa persona, ¿quién - es interrumpido otro más.
- "¡Kiew!" grita Giganto.
- "¿Sí?" responde Kiew.
- "Quitate tu máscara y veamos."
- "¿Qué?"
- "¿Qué te pasa? ¿No te la quitas? Si en verdad fueras Kiew, ya te la hubieras
quitado."

Entonces aparece una columna de luz que los distrae de Kiew.

Proviene de Shaka, quien aún vive.


Capítulo 9

108 Cuentas

Los Espectros atacan a Shaka.

Pero está protegido por algo como una pared defensiva a su alrededor, que rechaza todos los ataques. Tras este escudo defensivo, Shaka escondió su cosmo después de su enfrentamiento con Saga.

Entonces Shaka ataca con su Sheimm Samm Sharahh. Muchos espíritus malignos aparecen.

Los Espectros temen a esos espíritus. Shaka encuentra esto gracioso y se propone enseñarles una cosa, y solo una, antes de matarlos. El número de cuentas en el rosario que sostiene Shaka y el número de Espectros es el mismo: 108. Y entonces les muestra unas cuentas oscuras.

- "¡Miren! Entre las 108 cuentas, el color de 11 piezas ha cambiado. Este es el número
de Espectros que entraron en las 12 Casas que han muerto" les muestra Shaka.
- "¿Qué? Once han sido asesinados... Eso es... IMPOSIBLE" dicen los Espectros.

Entonces Shaka envía una vez más su Sheimm Samm Sharah con la intención de matarlos. Pero alguien disipa a los espíritus malignos. Los Espectros se preguntan quién fue.

Fue Kiew. Les dice a Shaka que a él no le asustan sus cuentas. Se enfrentan incendiado sus cosmos.

Entonces Kiew corre hacia Shaka.

- "Rápido Shaka, quítate de ahí" le advierte.
- "Kiew" dicen los Espectros.
- "¡Es ridículo! Si quieren cruzar, ¡vengan aquí a matarme!" ordena Shaka.

Entonces otros dos Espectros aparecen detrás de Kiew.

- "Miles" dice uno.
- "Ox" dice otro.
- "Hmmm... mentiras. De hecho, estas tres personas son diferentes... la verdadera
personalidad de ellos es..."
- "Recibe la muerte..." amenaza Ox.
- "¡Shaka!" gritan Miles y Kiew.

Pero sus ataques son bloqueados por la pared defensiva de Shaka.

- "Oh, es inútil. Una vez más, todo fue rechazado por la pared defensiva de Shaka" se
quejan los Espectros.
- "No, no es así" dice Giganto
- "¿Qué?" pregunta un Espectro.

En realidad, estaba ligeramente herido. Shaka revela que Kiew y los otros dos son Caballeros Dorados del pasado que cayeron en el Mal.

- "¿Qué? ¿Ellos son Caballeros Dorados? En ese caso, estos tres son..." dicen los
Espectros.
- "¡Asi es! Quítense esos Sapuris prestados y, depués de tanto tiempo, muestren sus rostros" ordena Shaka.

Shaka lanza su cosmo y destruye los Sapuris de Kiew y los otros.

- "¡Oh! ¡En realidad son ustedes! Saga, Camus y Shura" notan los Espectros.

De regreso a la Casa de Leo.

- "Shaka piensa morir..." dice Aioria.
- "¿Qué... - pregunta Shiryu.
- "Si Shaka hubiera querido detener a esos tres, no cabe duda que lo pudiera haber
hecho en la Casa de Cáncer. Pero los dejó llegar hasta la Casa de Virgo."

Así, Aioria piensa que es porque Shaka ha decidido morir.


Capítulo 10

Debajo de los Salas Gemelos

Casa de Virgo.

Shaka, Saga, y los otros, se miran entre si.

Los Espectros aun siguen asombrados. Se preguntan porqué Saga y los demás estaban vestidos con los Sapuris de Kiew y los otros. Giganto supone que ellos mataron a Kiew y a los demás en el camino, y piensa que han traicionado a Hades. Así que ataca a Saga. Pero Saga lo paraliza con su cosmo.

- "M-mi cuerpo... Mi cuerpo no se mueve" expresa Giganto.

Saga le ordena retirarse valora su vida.

- "¿Qué...?" pregunta Giganto.
- "Que si quieres la cabeza de Atena, déjanoslo a nosotros" le dice Saga.

Saga lo golpea con su energía.

- "Cíclope" dicen los Espectros.
- "... Sa... Saga... En realidad, eres,..." trata de decir Giganto.

Shaka y los tres Caballeros Dorados Negros se enfrentan de nuevo.

- "Saga, ¿tus últimas palabras son ciertas? ¿En verdad intentan tomar la cabeza
de Atena?"
- "Sí"
- "¿Hablas en serio?"
- "No vuelvas a preguntar eso."

Shaka piensa acerca de esto y los Caballeros Dorados Negros esperan su decisión, la cual es increíble: ¡Shaka les permite continuar!.

Como titubean, Shaka les explica que no puede pelear solo contra los tres Caballeros Dorados más fuertes. Así que contnúan. Los Espectros, al ver esto, se ríen de Shaka y corren hacia él para cruzar cruzar la Casa también.

Shaka les pregunta si ya han olvidado lo que Saga les dijo: Que se retiraran si aprecian sus vidas. Shaka les muestra las seis cuentas que representan a los 6 Espectros aún vivos: Estas cuentas ahora se han tornado oscuras.

Asustados, los Espectros intentan cruzar a la fuerza. Pero Shaka concentra su cosmo. No los perdona por haber ensuciado los escalones de piedra de las 12 Casas con sus pies indignos.

Los mata con su Sheim Samm Sharahh.

Antes de morir, Giganto le enseña a Shaka, que no le teme a la Muerte porque aquellos que le son fieles a Hades recibirán vida eterna. Shaka le explica, que constantemente conversa con Buda desde su nacimiento pero nunca ha oído algo acerca de un ser humano que haya recibido Vida Eterna del todo. Giganto muere preguntándose si Hades le mintio.

Shaka se levanta y les dice a Saga y los demás que esperen. Les pide que le digan la verdad, ahora que todos los Espectros están muertos. Saga acepta, y dice:

- "...nuestro objetivo ¡Es tomar la cabeza de Atena!"

Ahora, Shaka sabe lo que debe de hacer.

Les pide que lo sigan porque no pueden manchar la Casa de Virgo con sangre.

- "¿A dónde nos llevaras, Shaka?" pregunta Saga.
- "¡A un lugar de Muerte!"
- "¿Qué?!!" preguntan todos.

Dejan la Casa por una puerta que se encuentra a un extremo del lugar, y entran a un jardín con dos árboles idénticos.

-"¿Qué... un jardín tan grande a un lado de la Casa de Virgo...?" dice Shura.
- "Es la primera vez que lo veo... Este jardín, ¿qué es?" pregunta Camus.
- "Ya veo... Parece ser el Jardín de los Salas, los árboles gemelos que oímos en rumores..."
dice Saga.
- "¿El jardín de los Salas gemelos?" preguntan los otros dos.
- "Como saben, se dice que Shaka es la reencarnación de Buda. Ese Buda a la entrada del Nirvana... en pocas palabras, el lugar en donde cayó al momento de su muerte está debajo de los Salas gemelos. En el pasado, oí que Shaka de Virgo,también, cuando muera, caerá bajo los Salas gemelos. Y que esos Salas gemelos estaban cerca de la Casa de Virgo."

Así que esto puede querer decir que Shaka está decidido a morir mientras pelea con Saga y los otros. Y Shura se prepara y lanza su Excalibur.

Shaka lo evita saltando arriba de Shura. Les dice que este lugar de Muerte puede ser el de ellos. Camus se encuentra con él en el aire y usa su Polvo de Diamante.

La rodilla derecha de Shaka se congela por el golpe frío de Camus. Nota que Saga está detrás de él. Antes que pueda reaccionar, Saga abre la Otra Dimensión. Pero Shaka no quiere ser enviado a otra dimensión otra vez, y logra escapar. Shaka sabe que no puede pelear contra los tres Caballeros al mismo tiempo. Si lo intenta, moriria tarde o temprano.

Camus, Shura y Saga lo rodean y corren hacia él.

Shaka levanta su rosario. Saga reconoce la amenaza y advierte a sus amigos.

Shaka usa su técnica más secreta: El Tesoro del Cielo. Es una posición tanto de ataque como de defensa. Saga y los otros no pueden atacar ni escapar.

Shaka les explica que la única manera de poder matarlo es usando la técnica prohibida por Atena hace mucho tiempo: La Exclamación de Atena.

Por supuesto, vacilan antes de usar la técnica prohibida. Shaka les dice que es su eleccion. Respecto a él, solo tiene que quitarles los cinco sentidos, y empieza por el primero.

Saga está listo para aceptar el uso de la Exclamación de Atena pero Camus y Shura aun dudan.

- "Ustedes dos, ¡debieron entenderlo también!... La razon de que Shaka nos haya traido hasta aquí es porque... Shaka no intenta derrotarnos, por el contrario listo para morir bajo estos dos Salas Gemelos. Shaka, ahora, ¡intenta acabar con su vida!"

Explicación de la Exclamación de Atena:

Esta técnica consiste en la unión de tres Caballeros Dorados para formar una trinidad. Se concentran en un punto para incrementar su cosmo y elevarlo al Cosmo Dorado Final. Su poder destructivo, aunque en una escala menor, es comparable al Big Bang de la creación del universo. Consecuentemente, por este poder tan terriblemente destructivo, la Exclamación de Atena ha sido prohibida por Atena desde los tiempos míticos.

Camus y Shura aun dudan y Shaka toma ventaja de esta vacilación...

... para remover su segundo sentido. Camus y Shura quieren pelear justo y se rehúsan a matar a una sola persona entre los tres. De acuerdo a ellos, la Exclamación de Atena es una técnica vil para cobardes. Shaka sigue removiéndoles sus sentidos: Sigue el tercero.

Saga les recuerda su misión: Tienen que llegar hasta Atena aunque deban perder su honor y su nombre de Caballeros. Camus y Shura reaccionan. Ahora pelean por Atena, por el amor a la Tierra y por la Justicia. Junto con esta decisión, viene la pérdida del cuarto sentido.

Una premonición terrible sienten todos en el Santuario, incluso Atena y Kanon, en la recámara del Papa.

En la Casa de Cáncer.

- "Sh... Shaka, realmente... ¿vas a morir, Shaka?" pregunta Milo.

Shiryu y Aioria entran a la Casa de Virgo.

- "¡¡Shaka, espera!! ¡Vengo a ayudarte!" grita Aioria.

Desafortunadamente encuentran el camino al jardín bloqueado por una pesada puerta. Aioria se prepara a pulverizarla, pero Mu lo detiene: "No debes demoler la puerta, ni entrar al Jardín de los Salas Gemelos".

Aioria no entiende y se rehusa a abandonar a Shaka. Mu le explica que eso era el deseo de Shaka.

Hace 14 años, en la India...

Shaka está en un templo Budista. Buda se preocupa porque Shaka se queda sentado todos los días. Shaka explica que vio flotando muchos cuerpos en el Río Ganges y que había peregrinos nadando en los bancos de los ríos. Ellos parecían desear morir en vez de vivir.

Shaka se pregunta porqué su país es tan pobre, y si la gente nace solo para saborear dolor y tristeza.

Buda le explica que nunca hay solo dolor en la vida. También hay alegría. El compara a los seres humanos con flores: Florecen, pero tarde o temprano se marchitan.

Shaka no logra entiender.


De regreso al presente...

Saga comunica a Shaka su decisión de usar la Exclamación de Atena. Shaka dice que es casi demasiado tarde. Un ataque más, y ellos habran perdido todos sus cinco sentidos.

Shaka les explica que lo deben de matar antes de que esgrima su rosario. Ellos están de acuerdo y usan la Exclamación de Atena. Shaka intenta remover sus cinco sentidos.

Shaka parece al fin feliz.

Entonces ocurre una gran explosión.

Todos en el Santuario sienten la muerte de Shaka.

El jardín ha sido destruido. Todas las hermosas flores han sido devastadas y el suelo ha sido desgarrado. Pero los dos Salas permanecen.

Milo se enoja con Saga por haber usado la técnica prohibida. Kanon no entiende a su hermano. Aioria también está enojado, pero por no haber podido salvar a Shaka.

Hace 14 años.

Buda le dice a Shaka que su muerte no significa siempre algo permanente. En el pasado, todos los Santos (personas sagradas, no guerreros) vencían a la muerte. Si Shaka logra entender esto, se convertiría en el hombre que es casi un Dios.

De regreso al presente.

Los Caballeros Dorados Negros revisan qué sentidos tienen.

Camus tiene el oído, Shura el gusto, y Saga la vista. Súbitamente Saga ve algo. Shura y Camus se preguntan qué está pasando. Lo entienden rápidamente.

¡Shaka aún vive!

Saga y los otros están asombrados y, cuando Shaka se levanta, Shura se prepara a pelear otra vez. Pero Saga nota que la mirada de Shaka está vacía y detiene a Shura.

Shaka se aleja de ellos y va hacia los Salas gemelos.

- "Las flores florecen y luego se marchitan."

- "Las estrellas brillan y tarde o temprano se apagan."

- "Tanto esta Tierra como el Sol, y la Vía Láctea..."

- "Y hasta este Universo que está creciendo, tarde o temprano morirá."

Y comparado a estas cosas, la vida humana es insignificante.

- "En ese pequeño momento, un hombre nace,"

- "ama a alguien, odia a alguien,"

- "ríe, llora,"

- "pelea, es herido,"

- "siente alegría y tristeza."

- "Y al final, es cubierto por un sueño eterno llamado Muerte..."

Ahora Shaka está sentado entre los dos Salas, atrapando unos pétalos.

- "Está escribiendo en los pétalos con la sangre impregnada en sus dedos" dice Saga.

Shura se propone ser el KaiShaku de Shaka (asistente de suicidio).

Shaka ha terminado de escribir: Cuatro pétalos tienen un Kanji.

- "Viento, llévatelos" pide Shaka "hacia Atena..."
- "¿Has terminado todo lo que tienes que hacer? Si sí, lo siento..." y Shura desciende su
mano para matar a Shaka.

Pero no tiene que hacerlo.

Shaka desaparece por sí mismo. Su espíritu mantenía vivo su cuerpo para escribir su mensaje a Atena.


Capítulo 11

Para confiarle a Atena

Shaka ha desaparecido. Sólo su rosario permanece. Saga y los otros lloran en su tumba. Juran a su alma que nunca traicionaron a Atena, cuando "ven" a una hada (una de las mariposas de Papillon).

Así que Saga pisotea la tumba de Shaka y el rosario.

Dejan el jardín y se encuentran con Shiryu, Mu y Aioria.

Mu y Saga se miran fijamente. Saga sostiene el rosario de Shaka y se lo da a Mu. Mu lo toma. Aioria no puede resistir más.

- "¡A un lado, Mu!" ordena Aioria.

Aioria golpea sucesivamente a Saga, Camus y Shura. Aioria los reta a atacarlo juntos. Pero se rehúsan con un tono de burla:

- "¿El león dormido despierta enojado?".

Aioria los amenaza con enviarlos de vuelta al Mundo de los Muertos.

Los ataca con su Plasma de Relámpago. Pero algo increíble sucede:

Mu detiene el brazo de Aioria.

Mu le explica que no debe de pelear con enemigos en desventaja, pero Aioria esta cansado de los pensamientos filosóficos de Mu. Está frustrado de presenciar la muerte de Shaka y no haber hecho nada al respecto.

De todas maneras, no piensa en Saga y los otros como personas.

Los golpea con su Plasma de Relámpago.

Pero Mu detuvo todo el poder de su Relámpago. Mu explica que entiende cómo se siente Aioria pero no puede dejar que los mate. Y, como sólo quedan cuatro horas, tendrán que matar a todos los que se les opongan.

Milo aparece y dice que encuentra muy interesante todo esto porque él planeaba matarlos aquí mismo.

Frente a la Estatua de Atena...

Atena nota que el viento está lleno de los pétalos de los Salas, Se pregunta si eso es un mensaje de Shaka.

De regreso a la Casa de Virgo...

Los Caballeros se asombran por la llegada de Milo. Mu le pregunta si el vino hasta aquí por su deseo. Milo se rehusa a contestar... y golpea a los Caballeros Dorados Negros con su Aguja Escarlata.

Milo explica que no podía permanecer como si nada en su Casa sabiendo que Shaka había sido asesinado. Así que los matará y todo terminará. Milo los golpea de nuevo.

Milo explica que usualmente les da a sus enemigos la oportunidad de escoger entre rendirse o morir. Pero para ellos, ¡La única opción es la Muerte!

Milo se prepara para usar su último ataque, el Antares. Saga se levanta para recibirlo. Entonces Mu le advierte a Milo que se aleje.

Saga lanza su ataque más poderoso: La Explosión de Galaxias, y arroja a Milo contra un pilar. Gracias a Mu, Milo logró evitar el ataque principal.

¡Saga y los demás se encuentran completamente recuperados!

Saga les recuerda que están preparados para matar a cualquiera que se interponga en su camino. Milo no entiende cómo pueden seguir peleando, ya que perdieron cuatro de sus sentidos, recibieron el Relámpago de Plasma de Aioria, y 14 de sus ataques.

De repente, Saga y los otros toman la postura de la Trinidad ¡y se preparan una vez más para hacer la Exclamación de Atena!

Frente a la Estatua de Atena, Saori descubre los cuatro pétalos con Kanjis sangrientos, que forman la palabra Arayashiki (Conciencia Alaya - del Budismo). Atena comprende porqué murió Shaka y sabe lo que tiene que hacer.

Saga explica que no tienen suficiente Cosmos para pelear así que lo único que les queda es la Exclamación de Atena. Y como ya cometieron el crimen de usarla una vez, esta vez no dudarán en usarla ni un segundo.

Saga anuncia que ellos morirán, pero los Caballeros Dorados también tienen una sorpresa para Saga:

- "Saga, ¿acaso no olvidas algo?" pregunta Aioria.
- "¡Nosotros también somos tres Caballeros Dorados!" dice Milo.

Ellos también asumen la postura de la Exclamación de Atena.

Mu explica que, no solo la Casa de Virgo, sino todo el santuario será destruido si dos Exclamaciones de Atena colisionan.

Saga y los otros morirán también si lo usan, así que Mu les propone que busquen otra salida. Pero Saga explica que no tienen que tomar la cabeza de Atena si el Santuario es destruído. Esta manera es la más fácil y rápida. Así que lanzan su ataque, que conduce a una gran explosión.


Capítulo 12

¡Atena! Una Decisión Mortal


Kanon se encuentra en el cuarto del Patriarca. Reconoce el sonido hecho por dos Exclamaciones de Atena chocando entre sí. Recuerda que esa técnica ha sido prohibida por Atena.

En la destruída Casa de Virgo...

Los dos grupos de Caballeros Dorados se enfrentan, con una esfera de energía entre ellos.

Cada grupo trata de empujar la bola hacia el contrario. Entonces sienten que alguien más ha cambiado la balanza de poderes. Saga nota que la esfera se acerca lentamente hacia él. Se pregunta quien es lo suficientemente fuerte, ademas de los seis Caballeros Dorados que se encuentran aquí.

Siente que el cosmos proviene de detrás de Mu y los otros.

Es Shiryu.

Mu y los demás le ordenan detenerse y dejar rápidamente la Casa. Si no lo hace, su cuerpo será destruido porque no posee una Armadura Dorada. Pero contesta que no vino hasta aquí para correr. Quiere agregar su pequeño cosmos al de ellos.

Saga y los demás también tratan de convencer a Shiryu, pero él está listo para morir por Atena.

Incrementa su cosmos, y...

ataca con su Dragón Ascendente.

La energía destruye una parte de la Casa que todavía estaba en buenas condiciones. Shiryu también sale despedido por los aires. Todos los pilares caen sobre Mu y los otros.

Atena lo siente y llama a Kanon. El le dice que no se preocupe. Ella le pide que le traiga algo. Es lo que está debajo del Trono del Cuarto del Patriarca. Saga lo puso allí hace trece años. Ahora es tiempo de regresárselo.

En la Casa de Virgo

Mu y los otros salen de debajo de los pilares. Buscan a Shiryu pero no lo pueden encontrar. Entonces notan movimiento en unos fragmentos de pilares.

Es Saga. Milo está furioso porque Saga, encarnación del Mal, aún está vivo, mientras que Shiryu está muerto. ¡Va a acabar con él! Pero una voz le ordena esperar.

Ellos no entienden porqué, pero saben que la voz que oyeron directamente en sus espíritus es la de Atena.

- "Milo... Mu... Aioria... se los ruego..." pide Atena.

Ella les pide que ya no ataquen a Saga y los otros y que los traigan a la Estatua de Atena. Milo le contesta que no pueden hacer tal cosa. Es muy peligroso. Saga y los otros le quieren quitar la vida. Atena responde que ella quiere hablar directamente con Saga y que no tienen mucho tiempo.

Mu y los demás no entienden realmente la intención de Atena, pero no pueden desobedecer. Se preparan a buscar a Camus y Shura.

Mientras tanto, Shun y Hyoga llegan frente a la Casa de Aries. Se preguntan porqué Mu, o cualquier otra persona no está protegiendo la entrada a las Doce Casas. Hyoga, mirando hacia el Reloj de Fuego, descubre que la batalla en contra de los Espectros empezó hace ocho horas. Percibe algo sobre Atena, así que se apresuran a reunirse con ella.

Star Hill.

Seiya despierta y se pregunta dónde está. Reconoce a Star Hill y recuerda que Mu lo envió allí para salvarlo. Nota que demasiadas flamas del Reloj de Fuego han desaparecido. Entonces también percibe algo sobre Atena.

Estatua de Atena.

Mu y los otros llegan junto con Saga y los demás. Atena se acerca a Saga y ordena a Kanon entregarle a Saga el objeto ritual.

Kanon entrega a Saga una caja que contiene una daga.

Saga la reconoce. Atena lo confirma: Es la daga dorada con la cual, disfrazado como Papa, trató de matarla, hace trece años. Saga no entiende porqué se la está regresando.

Ella le explica que es para dejarlo que le quite la vida.

El está asombrado. Ella le dice que no se preocupe, ya que para eso él y sus amigos vinieron aquí. Saga parece renuente. Atena sonríe, y entonces sale sangre.

Los siete Caballeros no pueden creerlo. Shun y Hyoga, en algún punto de las escaleras, y por supuesto, Seiya en Star Hill, lo sienten también.

¡Saori está muerta!


Capítulo 13

La Armadura de Atena

¡Atena se apuñalo!

Los siete Caballeros la rodean pero es demasiado tarde. El Hada sigue espiando.

Castillo de Hades.

Rana le avisa a Radamanthys del regreso de la Hada, y de que Atena se suicidó. Radamanthys se confunde, así que Rana le pregunta cuál es el problema.

Radamanthys se pregunta porqué Atena se suicidó. Rana piensa que Radamanthys se está preocupando porque, a pesar de las ordenes de Pandora, el envió a los Espectros al Santuario y, a excepción de una Hada de Papillon, todos fueron exterminados. Radamanthys piensa en la mejor manera de explicar esto a Pandora.

Ellos entran al cuarto de Pandora. Ella aún toca el arpa. Ella le pregunta si él envió a los Espectros al Santuario. El le trata de explicar y le dice sobre el extraño suicidio de Atena. Pero Pandora está demasiado enojada. Toca una cuerda terrible.

Ondas de energía rodean a Radamanthys y lo azotan. Pandora le dice que aquellos que desobedecen sus ordenes (que provienen de la voluntad de Hades) deben recibir la Muerte Eterna. Pero, como Radamanthys es uno de los tres líderes que juzgan a los muertos, lo perdona, solo por esta vez.

Entonces entra un mensajero. Saga y los otros han regresado con el cadáver de Atena.

De regreso al Santuario.

En frente de la Estatua de Atena, los Caballeros de Bronce, incluyendo a Shiryu, quien sólo estaba inconsciente, miran a la sangre de Saori en el suelo. Seiya no puede aceptar el no haber podido proteger a Atena.

Entonces aparece Shion. El les dice que la verdadera batalla está por comenzar. Ellos lo reconocen como a un Espectro y lo rodean. El les ordena moverse a un lado pero ellos se rehusan y lo atacan.

El los golpea a todos.

Les ordena ir al Castillo de Hades y acabar con el porque es tiempo de detener la Ambición de Hades.

Los Caballeros de Bronce están asombrados. Entonces Shion se arrodilla en la sangre de Atena. Se lamenta su muerte. Ellos no entienden porqué está llorando, si él vino a matar a Atena.

Se preguntan si es un enemigo o un aliado. El les dice que tanto él como Saga y los otros son Caballeros de Atena. Ellos le preguntan porqué decían que querían la cabeza de Atena. Shion les muestra sus manos cubiertas de sangre

"¡Todo era para esto!"

Toca la Estatua de Atena, pidiendo la resurrección de la Armadura Sagrada. La Estatua de Atena súbitamente es rodeada por ondas de energía.

Entonces ocurre una explosión de luz y la estatua desaparece. Shion les explica que no ha desaparecido y les aconseja que miren a sus pies.

La estatua gigante se convirtió en una muy pequeña. Shion les enseña que es la Armadura de Atena. También necesita de sangre para renacer, como sus propias armaduras. Pero para despertar a esta armadura, que ha estado dormida por 240 años, necesitaba de la sangre de Atena. Ella debe de usar su armadura si quiere derrotar a Hades.

El explica que Hades los despertó de su Sueño de Muerte diciendo:

"Ustedes, que eran antes Caballeros, ¡deben ser capaces de cruzar fácilmente por las Doce Casas! Si me pueden traer la cabeza de Atena, ¡serán liberados del Mundo de la Muerte y recibirán Vida Eterna!"

Ellos tomaron ventaja de esto para entrar a las Doce Casas pero sólo era para informar a Atena sobre su Armadura. Tenían que actuar exactamente como enemigos buscando la vida de Atena. De otra manera Hades les hubiera quitado sus cuerpos. Saga y los otros mostraron al Ejército de Hades que hasta usaron la técnica prohibida, la Exclamación de Atena.

Ellos no entienden la importancia de eso, ya que Atena misma está muerta.

- "Ya les dije... que la verdadera batalla empieza desde ahora. Y esto no quiere decir
que tanto Atena como Shaka hayan renunciado a la batalla" dice Shion.
- "¿Qué? Atena y Shaka, quienes están muertos, ¿no...?" pregunta Seiya.
- "Eso... -

Pero Shion no puede terminar de hablar, se arrodilla en sufrimiento. Explica que Hades les dio nueva vida temporalmente. Sólo tenían doce horas (hasta el amanecer) para cumplir con su misión. Shion ya no tiene tiempo. Su cuerpo regresará al polvo. Su sueño eterno en el Mundo de la Muerte lo está esperando.

Pero antes que eso, Shion quiere ofrecerles algo. Levanta su mano cubierta de sangre.

Tira la sangre en sus Armaduras de Bronce (Seiya y Shiryu las traen puestas, las de Hyoga y Shun siguen en sus cajas).

"¡Armaduras de Bronce, igualmente, regresaran a la vida por la sangre de Atena!"

Las armaduras de Andrómeda y Cisne aparecen completamente reparadas. Los Caballeros se asombran. Pensaron que era imposible reparar esas armaduras ya.

Ahora los cuatro Caballeros tienen las Armaduras reparadas.


Capítulo 14

¡Adelante, Nuevas Armaduras!

Shion les dice que sus armaduras fueron revividas por la sangre de Atena. Estas son Ultra-Armaduras. Entonces se colapsa de nuevo. Corren hacia él.

Shion les ordena ir al Castillo de Hades. Sólo tienen que seguir al cosmos de Saga, Aioria, y los otros. Entonces tienen que darle su Armadura a Atena. Seiya toma la Armadura de Atena y dejan a Shion. Shion se cae y desaparece.

Dohko, quien presenció todo, lamenta la muerte de su amigo. El le dice que su sacrificio no será inútil. Aquellos que siguen vivos tratarán de matar a Hades. Después de eso, Dohko quizá se unirá a ellos en su muerte.

Mientras tanto, los Caballeros de Bronce siguen el cosmos de los Caballeros Dorados. Una vez más tienen una razon para pelear: Proteger a Atena y matar a Hades.

Castillo de Hades.

Pandora y Rana reciben a Saga y los otros dos. Pandora parece feliz de que lograron traer el cadaver de Atena en menos de doce horas. Ella les recuerda lo que hubiera pasado si no hubieran regresado antes del amanecer.

- "Vamos, quítenle esa sábana y muéstrenme la cara muerta de Atena" ordena Pandora.
- "Antes que eso..." dice Saga.
- "¿Qué sucede?"

Quieren saber si no se equivocaron sobre la promesa de Hades de otorgarles vida eterna si mataban a Atena. Pandora les asegura que Hades no puede mentir. Saga le dice que deben, sin importar que, mostrar el rostro de Atena muerta directamente a Hades, pero Pandora les explica que no pueden ver a un Dios.

- "Si yo la veo, estará bien. ¡Vamos, quiten esa manta!"

Pero Saga no se mueve. Así que Pandora ordena a Rana quitárla. Rana lo hace, susurrando:

"¡¡Estos tienen algo sospechoso!! ¿Qué están tramando?"

Una cosa asombrosa sucede...

No hay cuerpo bajo la manta, solo sangre.

Pandora pregunta qué sucedió con el cadáver, porque la sangre no es prueba suficiente. Saga responde preguntando a dónde podría haber desaparecido Atena, cuando venían hacia aquí. También pregunta si acaso ella fue directamente al Mundo de Hades. A Rana no le gusta el tono sarcástico de Saga, así que trata de atacarlos, pero Camus lo golpea primero.

Shura aparece detrás de Pandora.

- "Como sabes, mi mano es Excalibur. Si te mueves, aunque sea un poco, tu cabeza
caerá."

Saga le dice que no les gusta atacar a una mujer. Así que si ella quiere que su cabeza y su cuerpo permanezcan unidos, ella debe llevarlos con Hades.

- "¿Qué harán cuando encuentren a Hades?" pregunta Pandora.
- "Tomaremos su cabeza, por supuesto..." responde Saga.

Y esta vez, en verdad quieren hacerlo. Pandora entiende que todo lo que hicieron era para engañarla.

- "¿Pero no olvidan algo importante?" pregunta Pandora.
- "¿Qué?!!" preguntan los tres.

Una luz cae sobre ellos.

Pandora les dice que sólo se podían mover, hasta ahora, porque Hades les dió nueva vida. Los muertos que olvidan sus actos de generosidad caen en un infierno sin fin, y están eternamente en dolor.

Saga dice, con dificultad, que ha perdido el débil poder que tenía. El le pregunta qué hizo. Ella responde que no hizo nada.


Capítulo 15

La puerta al Mundo de Hades

La luz del amanecer entra por un agujero.

- "Las doce horas de vida que recibieron de Hades... significan que el tiempo se ha terminado, es hora de que esas vidas desaparezcan" dice Pandora.
- "¿Eh?" preguntan los tres.
- "¿Es terrible regresar al País de la Muerte? ¿Es doloroso? ¡Contesten solo una cosa!
Si lo hacen, pediré a Hades que extienda un poco más sus vidas. Atena... Atena, quien debería estar muerta, ¿a dónde se ha ido?"

Saga explica que fue al País de la Muerte. Pandora se pregunta si Atena intenta matar a Hades. Así que llama a un mensajero para que informe a todos los Espectros que deben dejar el Castillo y regresar al Reino de Hades para protegerlo. Pandora se dirige a una puerta de cristal.

La puerta de abre, conduciendo a un hoyo sin fin con escaleras.

Afuera de la torre, Aioria, Milo y Mu son arrojados al suelo por Radamanthys.

El mensajero informa a Radamanthys acerca de las ordenes de Pandora: Deben irse rápidamente del castillo antes de su destrucción. Radamanthys prefiere terminar su trabajo con los Caballeros Dorados antes de irse. El los compara con mosquitos veraniegos atraídos por una flama. Aioria se pregunta si él es Radamanthys, uno de los tres jueces de Hades. No puede aceptar que este hombre sea más poderoso que un Caballero Dorado. Así que lo golpea.

Pero su ataque no tiene ningún efecto (al igual que la mordida de un mosquito).

Radamanthys explica que el castillo está protegido por la voluntad de Hades. Todo enemigo que entre aquí perderá gran parte de su poder. Ellos sólo tienen una decima parte de su poder. Radamanthys golpea a Aioria. El les dice que aún con todo su poder, no podiran derrotarlo.

Radamanthys levanta a Aioria y lo arroja en el mismo hoyo en el que ya había lanzado a Máscara de Muerte y a Afrodita. Es un camino hacia el Mundo de la Muerte. Enseguida, atrapa a Mu y a Milo y también los arroja en el hoyo. Piensa que ha derrotado al último Caballero Dorado. Ellos, aunque sigan vivos, sufrirán eternamente en el País de la Muerte. Grita que podría haber acabado con el Ejército de Atena fácilmente si él hubiera sido enviado al Santuario.


Mientras tanto, en el castillo, Rana se venga de Camus por haberlo golpeado con su aire congelado. Radamanthys entra y pregunta qué está haciendo. El le responde que pensó que todos los Espectros se dirigían al Mundo de Hades. Rana explica lo que está haciendo. Radamanthys le recuerda que se convertirán en ceniza pronto pero a Rana no le importa: Sólo quiere tomar venganza. Súbitamente, Radamanthys siente un cosmos que rápidamente se acerca.

Cuatro Caballeros de Bronce entran por un agujero en el techo. Seiya cae sobre de Rana.

Radamanthys pregunta quienes son. Seiya responde que son los Caballeros de Atena. Rana se levanta y pregunta cómo lograron golpearlo.

Pregunta otra vez pero ellos no entienden qué quiere decir. Así que Rana les muestra cómo piensa que lo hicieron, golpeando a Camus en la cabeza. Una y otra vez.

Hyoga no puede resistirlo y golpea a Rana con su Polvo de Diamantes.

Seiya le pregunta a Rana si fue así.

Camus y Shura desaparecen. Y Saga también.

Los Caballeros de Bronce se lamentan por sus hermanos. Rana llora porque "el de cabellos dorados" le congeló la pierna. Radamanthys se aleja. Rana le pregunta a dónde va.

Radamanthys le recuerda las órdenes de Pandora: Regresar al Mundo de Hades y protegerlo. Rana está asombrado: ¡Lo golpearon y no mueren! Rana está demasiado enojado como para dejar el castillo. Le pide a Radamanthys no intervenir. El planea deshacerse de los Caballeros por sí mismo. Radamanthys le recuerda que no tiene tiempo porque el castillo será destruido. Rana piensa que sólo necesita de dos a tres minutos para matarlos a todos. El les grita. Hyoga avanza. El peleará contra Rana porque pateó a su maestro Camus. Rana no entiende las palabras de Hyoga, y se lanza contra él.

Hyoga lo golpea con su Polvo de Diamantes.

Rana le pregunta qué era Camus de él.

Hyoga responde que Camus es su maestro. Rana entiende que si pelea contra Hyoga, su cuerpo será congelado otra vez. Llama a Radamanthys para que lo ayude, pero se rehúsa: No quiere llegar tarde, le dice. Consecuentemente, Rana tiene que pelear solo. Concentra todo su poder y ataca a Hyoga.

Hyoga usa el ataque principal de Camus: Ejecución Aurora.


Capítulo 16

¡Despierta, Octavo Sentido!

Rana muere por el ataque de Hyoga.

Seiya señala a Radamanthys y le dice que es su turno. Radamanthys no parece entender. Seiya le explica, mientras lo ataca, que es su turno de morir. Pero Shiryu lo detiene. El cosmos de Radamanthys parece increíblemente poderoso. Quizá sea más poderoso que todos ellos juntos.

Radamanthys les enseña que él lanzo a los tres Caballeros Dorados vivos al hoyo que lleva al Infierno. De repente nota algo extraño acerca de estos Caballeros de Bronce: Ellos no deberían de ser capaces de moverse, pero lograron matar a Rana. Entonces entiende que están protegidos por la sangre de un Dios.

Seiya ataca pero falla. El está determinado en matar a Radamanthys, quien responde que también él los quiere matar aquí. El ataque de Seiya lo obliga a dirigirse al Mundo de Hades.

Pero Seiya es derribado por una bola de energía.

Un nuevo Espectro aparece en el cuarto. Su nombre: Valentín. De hecho, no está solo.

Al menos otros siete Espectros están con él. Valentín explica que son las tropas de Radamanthys, así que no se irán si no reciben la orden directamente de él. Las tropas de Aiacos y Minos son las únicas que se fueron. Radamanthys les ordena regresar al Mundo de Hades para protegerlo y detener a Atena.

Seiya le ordena esperar a Radamanthys. Le recuerda que él le ordenó dirigirse al Mundo de Hades. Valentín se propone deshacerse de los Caballeros. Seiya ataca pero Valentín atrapa su brazo y le dice que Radamanthys es uno de los tres líderes del Mundo de Hades. Consecuentemente, no son dignos de pelear contra él.

Valentín arroja a Seiya al aire. Hyoga, Shun y Shiryu tratan de ayudar a Seiya pero otros tres Espectros aparecen detrás de ellos...

... y los golpean.

Valentín propone que Radamanthys se marche. Radamanthys todavía piensa en los Caballeros de Bronce protegidos por la sangre de Atena y supone que ellos se volverán mas y más peligrosos.

La destrucción del castillo comienza.

Valentín pregunta a Radamanthys si se van o si matan a los Caballeros de Bronce. Se tienen que apresurar así que se dirigen al "agujero hacia el Mundo de la Muerte".

Seiya llama a Valentín, quien responde que no tienen tiempo para encargarse de ellos, pero si quieren pelear, pueden ir al Mundo de Hades. Los cuatro Espectros se presentan: Valentín de Arpía, Sílfide de Basilisco, Gordon de Minotauro, y Alraune de Reina. Ellos les recuerdan que los esperarán en el Mundo de Hades, y desaparecen.

Pero, Seiya no quiere dejarlos escapar. Salta, atrapa a Valentín, y cae junto con él en el hoyo. Valentín se ríe de Seiya porque su última acción es sinónimo de muerte segura.

Hyoga, Shun y Shiryu miran al hoyo donde Seiya y los Espectros han desaparecido. Deciden seguir a Seiya pero alguien detrás de ellos los detiene.

Shiryu reconoce a su antiguo maestro Dohko.

Dohko explica que los Espectros pueden ir y venir a este mundo y al otro porque están protegidos por la voluntad de Hades. Pero para los seres humanos, caer en ese hoyo es como un suicidio. La muerte de Seiya puede ser ya una realidad. De todas formas, Seiya puede también haber llegado vivo al Mundo de la Muerte si logró despertar el ArayaShiki.

Dohko les revela porqué Shaka envió ese extraño mensaje a Atena. Hades fue extremadamente precavido: No dejará el Mundo de la Muerte hasta que domine por completo el Mundo de la Superficie. Así que, para derrotar a Hades, Atena tiene que ir hasta el Mundo de Hades. Pero Hades reina allí desde tiempos mitológicos, por lo tanto, uno no puede llegar allá tan fácilmente.

Claro que si uno muere, puede ir fácilmente, pero, entonces, ustedes, como otra gente muerta, son controlados por los regidores del Mundo de la Muerte pierden su voluntad y la capacidad de pelear con Hades. Consecuentemente, si quieren matar a Hades, deben ir vivos al Mundo de la Muerte.

Dohko explica que Shaka es llamado "el hombre mas cercano al Gran Maestro" porque es el único entre los Caballeros que ha alcanzado el ArayaShiki. ArayaShiki es la palabra budista para una cosa escondida o para el origen o raíz. Es el octavo nivel o sentido (de nueve) de la consciencia, el octavo sentido que todo ser humano posee en el origen de su vida.

Desafortunadamente, el octavo sentido duerme en un lugar más profundo del cosmos, mucho mas allá del séptimo sentido. Así que usualmente uno termina su vida sin conocer este nivel. Cuando uno muere, todos los sentidos, desde el primero hasta el séptimo, desaparecen. Entonces aparece el octavo.

Shiryu deduce que Atena y Shaka desarrollaron su octavo sentido y fueron vivos al Mundo de Hades. Esto explica las palabras de Shion: Tanto Atena como Shaka no renunciaron a la batalla.

Para concluir, si los Caballeros de Bronce quieren ir al Mundo de la Muerte y pelear con Hades, deben ir vivos. Y para esto, deben despertar su octavo sentido. Dohko les pregunta si piensan que lograran hacerlo. Shiryu responde que no pueden rendirse. Hyoga les dice que también tienen una misión que cumplir: Deben entregar su armadura a Athena, quien está en el Mundo de la Muerte.

Shun les recuerda que los Espectros están buscando a Atena y quizá la están atacando. Deben de apresurarse y seguir a Seiya. El castillo se colapsa, y si se quedan allí morirán.

Dohko dice que la sangre de Atena los protege y ha incrementado su cosmos.

Puede que logren despertar el octavo sentido en un momento.

Los Caballeros de Bronce están seguros que Seiya lo logró y llegó vivo al Mundo de la Muerte.

Finalmente, saltan al hoyo y el castillo se colapsa.

Capítulo 17

¡Crucen la Laguna Estigia!


Seiya despierta en un extraño lugar.

- "E... este lugar, ¿qué...? y ese hombre cuyo nombre es Valentín, ¿dónde...? Pensaba
que la mayoría de los Espectros habían caído, pero... no hay nadie. ¿Qué sucede...?
¡¡Oh!! Shun. ¡¡Shun!! ¡¡Despierta!!" ¡¡Oye!! Shun" lo despierta Seiya.
- "Uuhh... Seiya..." despierta Shun.
- "¿Estás bien, Shun? Tu, también, saltaste al hoyo del Mundo de Hades?"
- "S... sí. No solo yo. Hyoga, Shiryu... y el Antiguo Maestro también... Estás bien, Seiya.
Después de todo, pudiste despertar el octavo sentido."
- "¿Octavo sentido?"

Shun le explica lo que significa, y quién se lo dijo.

- "Seguro... si el Antiguo Maestro lo dijo... Quiere decir que tanto Atena y Shaka
alcanzaron su octavo sentido y se dirigen hacia Hades" dice Seiya.
- "Hm. Creo que Shiryu y los otros también lo despertaron y llegaron al Mundo de
Hades" dice Shun.
- "¡Bien! Entonces, vamos a alcanzar a Atena. Y entonces, le tendremos que regresar
esa Armadura a Atena. Pero este desolado país parece no tener fin, con un cielo
oscuro sin estrellas..."
Se preguntan cuál dirección será la correcta. De repente, Shun nota algo.

Ven un gran monumento, parecido al Arco del Triunfo en París: La Puerta al Infierno. Ven el mensaje escrito arriba. Es Griego Antiguo, y significa:

"Tú que entras aquí, abandona toda esperanza".

Shun recuerda que esta puerta tiene otro nombre: La puerta de la Desesperanza. La Esperanza es lo único que todas las personas tienen. Si está prohibida, ¿qué le queda a la gente muerta?

Si perseveran, la esperanza revivirá. Deciden continuar su búsqueda sin perder la esperanza. Cruzan la puerta.

Llegan cerca de una laguna. Es muy grande: Ni siquiera pueden ver el otro lado. ¡Es la Laguna Estigia! Entonces ven a personas que se retuercen del dolor.

Seiya les pregunta qué están haciendo pero nadie contesta. Una voz les dicen que es inútil: Nunca contestarán. Son personas que vivieron sin vigor. Nunca hicieron algo bueno o algo malo. Consecuentemente, cuando murieron, no pudieron entrar ni al Cielo ni al Infierno.

Por eso están aquí, entre el Mundo de Hades y el verdadero. El hombre que explicó esto, se acerca en una góndola.

Es el guardián del embarcadero al Infierno: Charon de Estigia.

Les ordena subir a su pequeño bote. De repente, nota que están vivos, y les pregunta porqué vinieron aquí.

El no entiende. Pensaba que solo los Espectros podían venir al Mundo de Hades vivos. El les ordena regresar. Seiya lo ataca para tomar su bote, pero Charon salta y lo evade. Charon los reconoce como los Caballeros de Atena. Seiya lo ataca otra vez, pero...

... esta vez, Charon se protege con su Remo Rodante y derriba a Seiya. Charon le explica que este mundo está dominado por Hades, los Seres Humanos son como insectos. Charon se prepara a aplastar la cabeza de Seiya.

Afortunadamente, Shun detiene el remo de Charon con la Cadena de Andrómeda. Charon jala su remo, junto con Shun y su cadena. Se prepara para aplastar su cabeza también.

Pero el Puño de Meteoro de Pegaso obliga a Charon a protegerse con su Remo Rodante. Charon les dice que el remo gira aproximadamente mil veces por segundo, y puede ser usando tanto para ataque como para defensa.

Charon se aburre de sus vacilaciones. De hecho, pelear contra ellos no le conviene económicamente. Les pregunta cuántas monedas tienen, y les propone llevarlos al otro lado a cambio de monedas. Seiya piensa que está bromeando pero Shun le explica que Charon lo hará si le pagan.

Eso es lo que siempre hacía con la gente muerta que necesitaba cruzar el río. Entonces Charon se impacienta. Seiya lo quiere atacar pero Shun lo detiene. No tiene dinero pero le gustaría pagar el viaje con su pendiente dorado, que tiene escrito

"Tuyo para siempre".

Charon acepta el trato. Shun le explica a Seiya que el pendiente es, de acuerdo con su hermano Ikki, un recuerdo de su madre. Seiya le dice que no debería hacer tal cosa. Shun le responde que prefiere hacerlo para evitar una pelea. Charon les ordena que se apresuren y suban en su barco.

Más tarde, en medio de la laguna...

Charon rema y canta. Pero, como nadie lo escucha, decide hablar acerca de la laguna: Su agua tiene la característica de tragarse todo lo que entra en ella. La gente que cae es atraída al fondo del río sin ser capaces de flotar ni nadar.

Seiya está aburrido. Ya llevan navegando más de una hora. Charon les dice que no se impacienten porque tan sólo están a la mitad del viaje. El sabe dónde están porque la mitad es el lugar más frío y profundo de la Laguna Estigia. ¡Y agrega que aquí es donde se van a bajar!

Charon golpea a Seiya con su remo y lo arroja hacia la laguna. Charon explica que el pendiente era suficiente para pagar el viaje... hasta aquí.

Entonces notan que Seiya se está ahogando. Charon le recuerda que aprenda que es imposible flotar o nadar en la Laguna Estigia. Y admite que no solo es eso.

Aquellos que caen en la laguna, también son jalados por la gente muerta, que les atrapa las piernas. Esa gente muerta falló al tratar de nadar hacia el otro lado. Rodean a Seiya y lo jalan al fondo de la laguna. Shun lanza su Cadena Circular hacia él.

Y atrapa su mano antes de que desaparezca bajo el agua. Charon golpea a Shun con su remo para obligarlo a soltar la cadena. Pero Shun no lo hace. Charon se prepara para empujarlo al agua.

Subitamente, se tiene que proteger con su Remo Rodante.

El ataque viene de Seiya, que ha nadado hasta arriba. Seiya ataca de nuevo con su Puño de Meteoro de Pegaso. Charon siempre se protege con su Remo Rodante. Le dice a Seiya que no tiene oportunidad de atravesar su defensa, pero, un golpe llego hasta el. Charon se asombra.

Entonces más golpes logran llegar. Seiya explica que una técnica de pelea se vuelve inútil cuando es usada por segunda ocasión contra un Caballero. Entonces libera el verdadero poder del Puño de Meteoro de Pegaso y arroja a Charon fuera del bote.

Seiya sube al bote ayudado por Shun. Mientras tanto, Charon es rodeado por gente muerta. Charon les dice que nunca hallarán el otro lado solos. Deben de salvarlo si no quieren navegar eternamente. Shun lanza su cadena y atrapa la mano de Charon.

Seiya no está de acuerdo: Piensa que sí pueden cruzar el río solos y no le tiene confianza a Charon. Shun confía en Charon. Charon sube al bote y pide su remo. Seiya se muestra renuente pero se lo da a petición de Shun.

Charon les dice que no hay personas misericordes en el Infierno y ataca otra vez a Seiya con su remo. Charon trata de empujar a Seiya fuera del bote. Seiya no se preocupa porque sabe que Charon no lo puede derrotar con su remo. Pero Charon decide revelar su verdadero poder. Shun advierte a Seiya.

De todos modos, es demasiado tarde. Charon lo arroja fuera del bote con su "Karento Kurasha" Finalizadora. Charon le dice a Shun que se preocupe por su propia vida, y se dispone a golpearlo con su remo.

Afortunadamente, Shun lo detiene con su cadena. Charon le dice que están locos al confiar en sus enemigos. Shun entiende su error y se disculpa con Seiya. Charon ve la mirada de Shun. No puede soportarlo, así que detiene su ataque y se voltea.

La gente que conoce, es gente maligna y tienen una mirada corrupta. Mientras que Shun todavía confía en los seres humanos y su fe se refleja en sus ojos. La gente como Shun siempre va a los Campos Elíseos (El Cielo).

Un momento después.

Seiya despierta en el bote. Charon le dice que los llevará al otro lado. Shun le explica a Seiya que Charon dice la verdad y muestra su pendiente que le regresó Charon. Seiya está asombrado y no entiende porqué Charon hizo eso. Charon le explica que su propia vida es muy cara. Como lo salvaron, ya pagaron el viaje. Pero cuando lleguen al otro lado, volverán a pelear. Súbitamente, el otro lado aparece. Charon les explica que es la costa de la Primera Prisión.

El Mundo de Hades está formado por Ocho Prisiones, 3 Valles, 10 Trincheras y 4 Esferas. Cada prisión está protegida por Espectros.

Llegan al otro lado. Se apresuran a salir y prepararse para irse pero Charon les recuerda que deben pelear de nuevo. Seiya le pide a Shun no intervenir en la pelea y, si él muere, que siga adelante sin mirar atrás.

Seiya y Charon se enfrentan. Seiya le recuerda, que no puede dar un golpe letal con el mismo ataque. Charon piensa que está equivocado. De repente liberan sus ataques. El ataque de Charon lanza a Seiya al aire.

Charon ríe. Le recuerda lo de que la misma técnica no puede ser usada dos veces en un Caballero. Súbitamente pierde sus monedas de oro y su casco cae al suelo. Sangre corre a través de su rostro. Se colapsa en el bote, que se aleja lentamente...

Charon vuelve a cantar su canción.

Seiya se levanta, con una herida en su brazo.


Capítulo 18

El silencioso Palacio de Justicia

Seiya y Shun corren por unas escaleras. Shun se preocupa por la herida de Seiya. Seiya encuentra a la escalera de la Laguna Estigia muy larga. ¡Y tan solo es la Primera Prisión!

Llegan enfrente de un gran edificio. Seiya traduce las palabras griegas escritas arriba de la puerta: Es un Palacio de Justicia. Shun se pregunta qué juzgan. Seiya nota que es un lugar increíblemente silencioso. Entonces alguien les ordena no hablar.

Es un Espectro, uno de los guardias inferiores. Les explica que todas las palabras están prohibidas en este lugar. Tampoco deben hacer ruido al caminar ni al respirar. Y sobre todo, no deben de hacer tales cosas como sacar gases. Deben respetar el silencio, porque Lune, que está sustituyendo a Minos, odia cualquier sonido. Les explica que un muerto fue rebanado porque estornudó ante un juicio. El guardia les ordena seguirlo.

De repente, ¡Seiya estornuda fuertemente! Shun se ríe y le pregunta a Seiya si está bien. Seiya le explica que tiene un resfriado porque cayó en la laguna varias veces. El guardia está realmente enojado y se pregunta si entendieron lo que les dijo sobre estornudar.

Seiya le dice que es muy irritante y que más le vale que los conduzca a donde está Lune rápidamente.

El guardia no puede soportarlo. Les grita:

"¿Quién es irritante?!!".

Les explica cuál es su trabajo. Seiya señala que está hablando

fuerte. El guardia se tapa la boca. Seiya se ríe de él. El guardia se resigna a guiarlos a través del Palacio de Justicia. Les explica que es inútil mantener un secreto porque todas las acciones del mundo real son registradas en los archivos.

De repente el guardia oye el sonido de un gas. Se voltea atónito. Seiya le pregunta a Shun si fue suyo. Shun responde que no. Seiya se ventila detrás.

Apesta tanto que el guardia se aprieta la nariz. Seiya reconoce que era suyo. El guardia se enoja. Entonces aparece un hombre y les ordena callarse.

Le recuerda a Marukino (el guardia) permanecer callado cuando esté en el Palacio de Justicia. Marukino se disculpa con Lune, temblando. Seiya y Shun comprenden que ese hombre es Lune, el Espectro de la Primera Prisión.

Lune, sosteniendo un gran libro (el Archivo), le dice a Marukino que lo oyó estornudar, gritar y comportándose indignamente. Marukino trata de explicarle que él no inicio el ruido pero Lune lo interrumpe. Si vuelve a decir palabras toscas fuertemente de nuevo, perderá la vida.

Marukino se aleja acongojado y susurrando que él no hizo ruido. Lune les explica a Seiya y a Shun que está sustituyendo a Mino en el Palacio de Justicia y que su nombre es Lune de Barlon.

Lune les pregunta su nombre para determinar qué crímenes han cometido y qué sentencia sufrirán. Le dicen sus nombres. Lune los busca en el archivo pero no encuentra nada. Les pregunta su nombre otra vez. Seiya está de acuerdo en contestar y le aconseja escuchar atentamente.

- "¡Yo soy Seiya de Pegaso, un Caballero de Atena. Y este es mi amigo Shun de
Andrómeda. Venimos a salvar a Atena y matar a Hades! ¿¿Entiendes??" grita Seiya.

Entonces Seiya estornuda otra vez.

De repente entra Marukino y dice fuertemente que hay un mensaje sobre los Caballeros de Atena que cruzaron la Laguna Estigia y entraron a la Primer Prisión.

Pero es detenido por un látigo que lo rodea. Es de Lune. Este le pregunta:

"¿Cuántas veces tengo que decirte que te quedes callado para que entiendas?"

Marukino trata de disculparse. Lune retrae su látigo, que rebana a Marukino.

Lune desciende las escaleras. Ya sabe que la razón de que el Archivo no los mencione es porque están vivos. Aún así quiere saber los crímenes que han cometido. Seiya responde que nunca hicieron algo malo. Lune levanta su mano y tira ondas de energía a Seiya. ¡Es la Reencarnación! Lune mira en el cuerpo de Seiya que ha hecho muchas cosas malas.

Cuando era chico, Seiya jugaba a matar insectos, arrancaba demasiadas flores, acosó e hizo llorar a una niñita, derribaba pájaros con piedras, les pegaba y lastimaba a sus amigos, y algunas otras cosas, como un jarrón roto.

Y su peor crimen es el haber matado a tanta gente.

Seiya trata de explicar que los mató por la justicia. Lune rechaza sus argumentos: A los Seres Humanos, al contrario de los Dioses, no se les permite castigar a otras personas. Hay un lugar en el Infierno para tal gente.

Sexta Prisión - Primer Valle.

¡Este lugar es el Infierno con estanques de sangre!

Aquellos que fueron violentos, que lastimaron a otros y que dieron el golpe fatal, son traídos hasta aquí y sufren eternamente en los estanques de sangre hirviendo. Quema la piel y derrite la carne para que queden solo los huesos. ¡Y Seiya está descendiendo hacia esos estanques!

Afortunadamente la Cadena de Andrómeda aparece y lo salva.


Seiya regresa al Palacio de Justicia.

Lune está sorprendido y se pregunta qué es esa cadena. Shun le explica que esta cadena puede cubrir cualquier distancia, ¡hasta de varios años luz! Shun no quiere dejar que Lune envíe a Seiya al Infierno. Lune se impresiona por su determinación.

Lune piensa haber reconocido a Shun. Pero está equivocado: Excepto por el color de cabello, Shun es el doble de una persona importante del Mundo de Hades. Lune se recupera y juzga a Shun. Como Seiya, Shun mató a un Ser Humano. Shun también, trata de explicar pero Lune le dice que sus explicaciones son inútiles. El látigo de Balron determinará el peso de sus crímenes.

Shun se protege con su cadena. La cadena y el látigo se mezclan. Shun hace un estudio filosófico acerca de matar a un Ser Humano.

Concluye preguntando a Lune si dejarlos vivos no sería malo. Lune le dice que sólo un Dios es capaz de responder. Su papel es juzgar a los que vengan aquí. Jala su látigo, diciendo "Culpable o Inocente" y entonces se lo lanza a Shun - El Látigo de Fuego. Shun se

protege con su Defensa Rodante.

El látigo logra cruzar la Defensa Rodante y rodea a Shun. Shun tiene dudas sobre sus derechos sobre los demás.

Lune lo enviará junto con Pegaso, a la Sexta Prisión. Pero, el cuerpo de Shun será hecho pedazos.

- "Seiya... Hyoga... Shiryu... Hermano... Lo siento... Quizá estaba cansado de pelear..."

Se disculpa Shun.

El látigo se retrae y rebana a Shun, su cuerpo, su armadura y su cadena.

Pero Lune todavía se pregunta si no será Su copia viviente. Toma la cabeza de Shun y decide enterrarla.

De repente, la cabeza de Shun revive. Lune nota que estaba en lo cierto. Reconoce quién es Shun. La cabeza viviente demanda ser unida a su cuerpo como antes.

¡¡Pero el cuerpo ha desaparecido!! Lune es presa del pánico y lo busca. Deja el cuarto junto con la cabeza de Shun.

Corre hacia la Segunda Prisión. Lune tiene miedo de que el cuerpo de Shun haya sido acarreado por el oscuro huracán del Valle Negro. Lune pide ayuda. Entonces aparece Radamanthys.

- "¿Qué sucede, Lune?" pregunta Radamanthys.
- "¡¡Oh!! ¡¡Ra... Radamanthys!!... Esta... ¡¡Esta cabeza viviente!!" le dice Lune.
- "¿Una cabeza viviente? ¿Dónde?"

Mira la cabeza de Shun.

- "¡¡!! ¡¡E... Esta es...!!"

Shun, que está vivo, despierta a Seiya.

Seiya le pregunta qué le pasó a su enemigo, pero Shun no sabe.

Deciden dejar el Palacio de Justicia. Se dan cuenta que el viento sopla del otro lado del Palacio. Se preguntan si es el camino hacia la Segunda Prisión.


Capítulo 19

¡Kanon! Marcha hacia el frente

Lune nota cómo sostiene su propia máscara.

Comprende que sólo era una ilusión y piensa que Shun la hizo. Radamanthys le explica que está equivocado, el poder de manipular a un Espectro como Lune, no está en el nivel de Bronce. Lune le pregunta qué quiere decir. Radamanthys le explica que un hombre poderoso ha entrado al Mundo de Hades. Lune piensa que Dohko de Libra es esa persona. Radamanthys le dice que sintió el cosmos de Dohko en el Castillo de Hades, así que sabe que el que lo hizo es más joven que Dohko. De repente sienten que se aproxima.

Y cuando está lo suficientemente cerca, Lune envía su látigo. Que rodea a una persona invisible. Lune le ordena aparecer. El acepta darle a Lune ese favor. Radamanthys lo reconoce.

¡Es Kanon de Géminis con la Armadura Dorada de Géminis!

Kanon le explica que sólo hizo eso para ser invitado... Lune le dice que lo cortará en ocho partes. Kanon sonríe: "Ese es tu punto de vista". Señala con un dedo al látigo.

El látigo se desintegra desde Kanon hasta Lune, entonces desintegra su Sapuri y, finalmente, ¡¡El mismísimo Lune explota!!

Kanon lo cita: "A los Seres Humanos, al contrario de los Dioses, no se les permite castigar a otra gente." Lune no era un Dios. Kanon pregunta a Radamanthys si también quiere recibir el castigo divino....

... o si prefiere guiarlo hasta Hades.

Radamanthys se rehúsa a guiarlo y trata de golpearlo pero Kanon ya está en un pilar detrás de él. Kanon nota que se puede mover fácilmente. Eso significa que no hay un campo protector en el Mundo de Hades.

Radamanthys le confirma que no lo necesitan porque usualmente sólo vienen los muertos sin poder. Kanon entiende porqué Milo, Aioria y Mu fueron derrotados. Decide mostrarle a Radamanthys el verdadero poder de un Caballero Dorado.

Pero la venida de Shun y Seiya lo desconcentra. Seiya agradece a Kanon. No hay nada más tranquilizante que el tener a un Caballero como él de aliado.

Kanon responde que él nunca dijo que iba a ser "su" aliado aunque haya jurado lealtad a Atena. Los golpea una vez y se prepara para golpearlos otra vez.

Detiene su puño justo en frente del resotro de Shun Le dice que no deben dudar en matar a sus enemigos: ¡No es un crimen! Entonces les ordena seguir.

A Seiya le gustaría ayudar a Kanon a derrotar a Radamanthys pero Kanon le recuerda que tienen una cosa importante que llevar a Atena. Dejan la Primer Prisión.

Súbitamente, Radamanthys ataca, diciendo:

"No hay manera de huir de este Oscuro Valle. ¿Caerán al fondo? ¿O recibirán mi puño?"

Ataca con su Gran Precaución y arroja a Kanon contra un pilar. Kanon recuerda que Radamanthys es uno de los tres Kyoto (líderes), los Espectros más poderosos. Radamanthys le dice que es demasiado tarde para notar diferencias en sus poderes, y lo ataca para matarlo.

Pero Kanon es más rápido y lo golpea con su dedo. Radamanthys está paralizado. Kanon le explica que el GenRooKen que usó en Lune sólo crea una ilusión. No hay comparación con el Legendario Puño Maligno: ¡El GenRooMaOoKen!

Kanon le propone a Radamanthys guiarlo hasta Hades en vez de recibir el puño maligno. Radamanthys dice que sería como cortar la cabeza de Hades con su propia mano. Kanon responde que también sería una manera de salvar su vida. Como Radamanthys se rehúsa, Kanon se prepara para usar su ataque.

Pero de repente otros seis Espectros aparecen. Radamanthys se puede mover otra vez. Uno de los Espectros le dice a Radamanthys que tienen mensajes de Pandora preguntando si puede regresar rápidamente. Radamanthys responde que varias personas, entre ellas los Caballeros que aman a Atena, han entrado al este mundo. Ya le dijo que él se encargará de eliminarlos.

El mensajero dice que Pandora parece cansada de esperarlo. Radamanthys entiende que debe obedecer. El mensajero agrega que ellos se encargarán de Kanon, así que no debe preocuparse.

Radamanthys lo interrumpe: No pueden pelear con Kanon, aunque fueran varios cientos de Espectros. Radamanthys mira a Kanon, le dice que tendrán que aplazar la pelea, y desaparece.

Los Espectros amenazan a Kanon de atacarlo todos juntos si no se quiere ir.

Kanon les recuerda las palabras de Radamanthys: No podrían derrotarlo aunque fueran varios cientos. El les recomienda a los que aprecian sus vidas, desaparecer. Los Espectros se enojan y lo atacan.

Kanon usa su Explosión de Galaxias y los mata a todos.


Capítulo 20

¡Un Guerrero Legendario! Orfeo

Seiya y Shun corren en la lluvia desde que dejaron el Valle del Viento. Tienen frío hasta los huesos y se preocupan porque tan solo es la Segunda Prisión.

Entonces ven un monumento Egipcio. Perciben un mal olor y se preguntan si existe un animal que pueda apestar tanto. Entonces ven seis luces.

Son los ojos de un monstruo de tres cabezas que se está comiendo a los muertos.

Intentan cruzar el lugar mientras el monstruo no los ve.

Desafortunadamente, nota sus movimientos.

Atrapa a Seiya y trata de comérselo. Pero no puede y lo escupe. Un Espectro aparece y se ríe de Cerbero (el monstruo). No puede comerse a Seiya porque todavía está vivo y el sólo puede comerse a los muertos. Shun le pregunta quién es. El Espectro responde que es el guardián de la Segunda Prisión: Faraón de Esfinge.

También presenta al monstruo como al Can Guardián del Infierno: Cerbero. Sí, ellos también se convertirán en la comida de Cerbero.

Una cabeza atrapa a Seiya otra vez. Otra ataca a Shun pero el logra cerrarle la boca con su cadena. Aún así, es jalado hacia arriba y azotado en el suelo. Shun ve la mascara de Seiya y piensa que está muerto. Entonces la primer cabeza lo ataca.

Afortunadamente, Seiya aún está en su boca. Lo derriba con un puñetazo.

Las otras dos cabezas atacan a Seiya pero Shun, usando la Gran Trampa las estrangula.

Faraón está atónito. Toma un tipo de arpa y se prepara para tocar pero un hombre llega y le dice: "Yo seré su oponente."

Este hombre es Orfeo de Lira. Seiya y Shun se preguntan si él es el Guerrero Legendario que se decía que sobrepasaba el poder de los Caballeros Dorados aunque era un Caballero de Plata.

Desapareció hace muchos años, así que pensaron que estaba muerto, pero nunca pensaron que estaría en un lugar como este. Faraón les explica que Orfeo no está muerto. El mismo vino al Mundo de Hades vivo, y se volvió un aliado de Hades. Seiya y Shun quedan perplejos, así que le preguntan a Orfeo, pero no responde.

Seiya intenta informar a Orfeo de la presencia de Atena en el Infierno pero Faraón lo interrrumpe. Es el fin de la charla. Ahora, van a morir con la Maldición del Faraón.

Faraón toca su arpa: Maldición de la Balanza. Súbitamente, Seiya nota que su propio cuerpo escapa de su control. Shun reacciona con su cadena.

Hace la Defensa Circular. Pero, Faraón les dice que es inútil. Nadie puede escapar de este hechizo. Son afectados más y más por la música. Seiya ataca con su Puño de Meteoro de Pegaso pero Faraón detiene todos sus golpes con el arpa.

Faraón les advierte que la Maldición les sobrevendrá pronto. De repente la armadura de Seiya se rompe cerca de su pecho. Algo sale: ¡Es el corazón de Seiya!

Faraón dice que el corazón de Seiya será puesto en la Balanza Sagrada. Si no se balancea con una pluma, símbolo de la verdad, Seiya será considerado como maligno. Entonces su cuerpo y su alma serán destruidos. Faraón ordena al corazón de Seiya ponerse en la Balanza Sagrada. El corazón deja el cuerpo de Seiya.

Orfeo toca una cuerda y el corazón de Seiya regresa a su pecho. La armadura de Seiya también es reparada. Faraón está enojado. Orfeo sigue tocando.

Su música también es un ataque: Sutoringa-Nokuta-n.

Seiya y Shun son derribados y quedan inconscientes. Orfeo le explica a Faraón que le dijo que EL sería su oponente. Un momento después, en otro lugar, Orfeo acuesta a Seiya y Shun. Se acerca a una joven mujer dormida llamada Eurydice. El cuerpo de esta mujer fue convertido en piedra. Orfeo se disculpa por dejarla sola y toca una bella melodía con su lira.

Capítulo 21

Orfeo, un triste réquiem


Shun y Seiya despiertan. Ven a Eurydice. Ella también despierta y les pregunta quiénes son. Responden que son los Caballeros de Atena. Ella les implora que salven a Orfeo. Y les relata su historia:

- "En la Tierra, Orfeo y yo nos amábamos mucho..." relata Eurydice, y se remonta al pasado.

- "Orfeo... Por favor nunca te alejes de mí. Quiero escuchar tu lira para siempre" le pide
Eurydice.
- "Eurydice, yo siempre estaré cerca. Y seguiré tocando la lira para tí. Aunque mueras,
lo seguiré haciendo... para siempre" le promete Orfeo.
- "Orfeo..."

Pero el cruel destino los separó.

A Eurydice le mordió la pierna una serpiente venenosa y murió. Orfeo decidió ir al Mundo de Hades. Suplicó al Rey Hades para que la alma de Eurydice fuera devuelta a la Tierra aunque su cuerpo (de Orfeo) fuera destruido. Entonces la triste y hermosa melodía de la lira que Orfeo toca por su soledad, conmovió el corazón del Rey Hades.

- "Orfeo, te devolveré a Eurydice para escapar de la belleza de tu lira. Pero... no debes de mirar atrás hasta que llegues a la Tierra. En caso de que voltees, aunque sea solo una vez, tu deseo no será realizado... ¿Entiendes?" le pregunta Hades.
- "Sí... Nunca olvidaré este acto de generosidad... Estaba preparado para dar mi propia vida..." agradece Orfeo.
- "¡Orfeo!" lo llama Eurydice.
- "Eurydice, vamos. Regresemos" la lleva Orfeo.

Desafortunadamente, Pandora decidió que una persona capaz de encantar a Hades, puede ser útil. Le informa a Faraón que no debe de regresar a la Tierra y que la Segunda Prisión de la que se encarga estará bien.

"O... Orfeo ya no puedo caminar" se queja Eurydice.
- "¡Eurydice, resiste! La salida hacia la Tierra está cerca. E... Esa luz..." ve Orfeo,
volteándose a mirar a Eurydice"¡¡Al fin llegamos a la Tierra!! Eurydice, ¡mira! La luz del sol... ¡¡Eu... Eurydice!!"

Y así fue como Eurydice fue casi petrificada.

Orfeo se quedó aquí y siguió tocando la lira para ella. Eurydice le pide a Seiya y Shun que se lleven a Orfeo con ellos a la Tierra. Eso la consolaría. Seiya y Shun se preguntan qué cosa pudo haber confundido Orfeo con la luz del sol.

Entonces Orfeo regresa con flores para Eurydice. El les pregunta porqué no escaparon si querían matar a Hades con su poder. El les aconseja irse si aprecian su vida. Seiya, furioso, le revela que Atena está en camino, sola, contra Hades.

Pero va desprotegida, y será asesinada. Por eso le deben de dar su Armadura.

Orfeo reacciona un poco.

Seiya continúa con sus explicaciones: Si Atena muere, no quedará nadie, en esta Tierra, capaz de matar a Hades. ¡¡La Tierra se volverá como el Infierno!

Orfeo piensa que no es necesariamente así. Puede convertirse en una Utopía. También les recuerda que hay una deuda entre él y Hades.

Shun le dice sobre los sentimientos de su adorada Eurydice. Seiya le dice a Shun que es imposible tratar de convencer a un traidor.

- "Este hombre ya no es un Caballero. Le vendió su alma a Hades. No hay tiempo para encargarnos de esta clase de gente... vámonos" dice Seiya.

De repente una luz brilla en el cielo oscuro. ¡Es como la del sol! Orfeo la reconoce. Entonces la Armadura de Atena salta hacia esa luz. Alguien la atrapa.

Es Faraón. Seiya y Shun corren para tratar de recuperar la Armadura de Atena. Faraón les advierte que no pueden pelear con él. Mira a Orfeo y le pregunta porqué no mató a los dos Caballeros de Bronce. Orfeo le pregunta a Faraón si fue el responsable de la luz que él y Eurydice vieron al tratar de dejar el Mundo de Hades.

- "¿Y qué harás si así fue?" pregunta Faraón.
- "Entonces esta será tu tumba" responde Orfeo.

Faraón no cree en las palabras de Orfeo. Orfeo toca unas cuerdas y Faraón pierde el control de su mano. La Armadura de Atena cae y Seiya la recoge. Ahora Orfeo está tocando la lira.

Faraón toma su arpa. La pelea musical comienza. Una cuerda de la lira de Orfeo se rompe. Los Caballeros y Eurydice se preocupan por Orfeo, que ya no se puede proteger.

Orfeo se arrodilla. Faraón se acerca, todavía tocando música. Le explica que su nivel de música ofensiva estaba arriba de la cuerda G. ¡Por eso se la rompió! Ahora atacará a Orfeo con la Maldición del Faraón.

Faraón toca otra vez la música extraña: Maldición de la Balanza. Seiya y Shun también son atacados. Faraón le pide al corazón de Orfeo dejar su cuerpo y ponerse en la Balanza Sagrada. De repente aparece una luz en el Sapuri de Faraón.

Es el corazón de Faraón que deja su cuerpo y se va a la Balanza Sagrada. Su corazón es más pesado que la pluma. Cuando Orfeo le pregunta que si desaparecerá, Faraón se aterra.

Un espejo cae a los pies de Orfeo. Faraón se da cuenta que todo era una ilusión. Orfeo rompe el espejo. Le pregunta a Faraón si fue con ese espejo que Pandora hizo la ilusión de la luz del Sol. Faraón le dice que no espere que le pida perdón.

- "No... Al contrario, te lo agradezco. Una flor que ya se ha marchitado no puede volver a florecer... Los Humanos, pájaros o insectos... aún las brillantes estrellas, son cosas que sólo tienen una vida..." respode Orfeo.

Orfeo comprende que estuvo equivocado alqueres regresar a la vida a los muertos. Los Caballeros y Eurydice están felices. Faraón le pregunta qué hará ya que ha comprendido su error.

Orfeo responde que peleará contra Hades como un Caballero de Atena.

Faraón lo llama tonto y se dispone a usar otra vez su maldición. Desafortunadamente para él, todas las cuerdas de su arpa se rompen al mismo tiempo.

Orfeo resuelve su problema sosteniendo con sus dientes la cuerda rota. Ataca con su Storinga- Nokuta-n y mata a Faraón.

Orfeo le sonríe a Eurydice. Ella le dice adiós. Orfeo le dice a los Caballeros que vayan con él. Hades es muy prudente y rara vez se aparece enfrente de alguien, aunque sean los tres Kyoto.


Capítulo 22

¡Hades! Dependencia en Shun

Giudecca.

Orfeo se reporta ante el trono de Hades. Pide una audiencia con él. Pandora le ordena esperar. El lo verá pronto. Entonces ella nota su equipaje.

Un enorme cofre. Le pregunta qué contiene. Ella le ordena abrirlo y mostrarle el contenido. Orfeo no se mueve. Ella le pregunta porqué. El le explica que desea mostrar su contenido directamente a Hades. Ella responde que no puede. Ella le entrega todo a Hades. Como Orfeo no se mueve, ella toma una lanza y la abre.

Al mismo tiempo...

Kanon se encuentra con Eurydice. Ella le dice que Orfeo escondió a Seiya y a Shun en una caja y se dirigen a la Octava Prisión. Ahí, atacarán a Hades. Kanon entiende pero piensa que son imprudentes al entrar a Giudecca siendo solo tres. Un movimiento en falso y morirán.

De regreso a Giudecca.

El cofre está lleno de flores. Pandora revisa si no hay alguien debajo de las flores con su lanza. Entonces le pide tocar la lira para ella y Hades. Orfeo accede.

Radamanthys aparece. No está solo: Aiacos y Minos vienen con él.

Los tres Kyoto del Mundo de Hades.

Orfeo empieza a preocuparse. No contaba con la presencia de esos Espectros. También está sorprendido de que Shun y Seiya no fueran atravesados por la lanza de Pandora. Radamanthys piensa que no es buen momento para escuchar la lira, pero Pandora le dice que quedarse callado aunque sea por un momento y escuchar la melodía de la lira. El concierto comienza. Todos cierran sus ojos para enfocar su mente en la música.

Hades está sentado en su trono detrás de la cortina. Orfeo decide actuar. Toca una nueva música: ¡Requiem Camino a la Muerte!

- "Los Dioses han dejado de hablar... los pájaros han dejado de cantar... las estrellas
dejan de brillar... entre la dulzura y la amargura todo duerme... El Tiempo en todo el
Universo se detiene un instante. Todo en el cielo y en la tierra duerme... duerme...
duerme...."
Pandora y los tres Kyoto están dormidos. Despertarán en diez días. Orfeo sube las escaleras hacia Hades. De repente un rayo atraviesa su cuerpo. Radamanthys lo ataca.

Afortunadamente, Seiya lo detiene con su Puño de Meteoro de Pegaso. Orfeo toma ventaja de esto para cruzar la cortina. Se queda atónito cuando ve a Hades.

Hades se parece a Shun y trae el mismo pendiente. Shun y Seiya también se quedan atónitos.

¡Hades es el doble de Shun! La única diferencia es el color del cabello.

Orfeo salta sobre Hades. Seiya ataca a Radamanthys otra vez para impedirle que mate a Orfeo. Orfeo toca su melodia máxima: Storinga-fi-ne.

Muchas cuerdas rodean al cuerpo de Hades y lo estrangulan. Pero, Hades no se mueve. ¡¡Orfeo toca la última cuerda y destruye a Hades!!

Desafortunadamente, parece ser que Hades sólo era una ilusión. Las cuerdas de Orfeo atraparon a un trono vacío. Radamanthys toma ventaja de esto para golpear a Orfeo y sujetarlo entre él y los Caballeros. Le ordena a Orfeo que despierte a Pandora, Minos y Aiacos.

Pero Orfeo usa sus cuerdas y se ata a el mismo y a Radamanthys. Le pide a Seiya matar a Radamanthys. Pero Radamanthys se libera, y Orfeo tiene que sujetarlo y pide una vez más a Seiya que ataque.

Seiya acepta. Usa su Puño de Meteoro de Pegaso.

Orfeo muere en sus brazos.

Radamanthys se acerca a Seiya. Sigue vivo y se prepara a golpear a Seiya pero Shun le ordena esperar y le dice que no le gustan las batallas, pero con una voz y palabras inusuales para Shun. Se ve determinado.

Radamanthys reconoce la voz de Shun como la de Hades. Hasta Seiya se queda perplejo. Radamanthys refuta lo obvio y quiere atacar. Shun le ordena de nuevo que espere.

Esta vez, Radamanthys entiende y obedece. Seiya, también, comprende que ¡Shun se ha convertido en Hades!


Capítulo 23

¡Apresúrense! A Giudecca

Hyoga y Shiryu alcanzan a Kanon. Corren en un desfiladero de la Tercer Prisión.

- "¡Kanon! ¿Estás seguro que Seiya y los otros fueron a la Octava Prisión?" pregunta
Shiryu.
- "¡Por supuesto! Pero, siendo solo tres personas, es imposible tomar la cabeza de Hades" comenta Kanon.
- "Hmmm... Es verdad. Quizá sea el equivalente a un suicidio" piensa Hyoga.
- "De todas formas, apresurémonos" dice Shiryu.
- "Correremos hasta Giudecca" dice Hyoga.

Pero alguien los vigila desde la cima de la montaña.

Muchas esferas de roca caen sobre ellos. El Espectro les dice que la Tercer Prisión es el lugar donde los avariciosos y desperdiciados sufren mientras empujan rocas eternamente.

Súbitamente ve cómo evaden las rocas y continúan su viaje. Roca de Gólem decide atacarlos una vez más con su Roca Bomba Rodante. Shiryu da media vuelta y les dice a sus compañeros que sigan corriendo.

Golpea a Roca y destruye sus piedras con su Dragón Ascendente. Roca de Gólem desaparece debajo de las piedras.

Siguen en la Tercer Prisión. Hyoga se da cuenta que Shiryu puede ver otra vez. Shiryu le explica que lo mismo pasaba cuando era enviado al Abismo de la Muerte por las Ondas Infernales de Máscara de Muerte. Entonces interviene un nuevo enemigo. Hyoga lo mata con su Polvo de Diamantes antes de que termine de decir su nombre.

Dejan la Tercer Prisión y descubren que la Cuarta Prisión es un oscuro pantano.

De regreso a Giudecca.

Radamanthys le dice a Pandora que sus órdenes han sido cumplidas: Seiya ha sido arrojado a Cocytos junto con el cadáver de Orfeo. Respecto a Shun / Hades, se quitó su Armadura y ahora está durmiendo en el trono.

Radamanthys, Minos y Aiacos se preguntan acerca de Hades y Shun.

Saben que lo que vieron hace unos momentos era una ilusión de Hades. Pandora regresa. Les pregunta qué están haciendo aquí. Ellos deben de atrapar a Atena y matar a los demás Caballeros.

La Cuarta Prisión.

Kanon, Shiryu y Hyoga están frente a un Espectro en una balsa. Se rehúsa a llevarlos. Shiryu lo ataca con su Dragón Ascendente.

¡Pero el Espectro detiene su puño con una sola mano!

Hyoga ataca con su Polvo de Diamante. Pero el Espectro también contiene su puño. Les revela su nombre: Phleygas de Lycaon.

Los derriba con su Infierno Aullante. Pierden la consciencia y caen en la balsa.

Kanon la empuja con su pie. Lentamente se aleja hacia dentro del pantano. A Phleygas le parece gracioso, ya que Kanon no podrá subirse. Kanon responde que sí porque lo matará. A Phleygas no le agrada y ataca a Kanon con su Infierno Aullante. Kanon le revela que una técnica que un Caballero ya ha visto es inefectiva por segunda vez.

Kanon lo mata con su Explosión de Galaxias. Salta y cae en la balsa. Toma el bichero y lo dirige hacia la Quinta Prisión.

En Giudecca, Pandora atiende a las heridas de Shun. Se disculpa por haberlo herido. Introdujo su lanza sin pensar, ni llegar a soñar, que estaría escondido en el cofre de flores de Orfeo. Llora mientras piensa en que lo pudo haber matado: ¡A su querido hermano!


Capítulo 24

La Mortal Batalla de la Quinta Prisión

Shiryu y Hyoga despiertan. Están solos. Deducen que cruzaron el pantano de la Cuarta Prisión y que Kanon siguió con la misión mientras ellos estaban inconscientes.

Entonces se dan cuenta de dónde están: La Quinta Prisión es el lugar donde aquellos que son culpables de no haber protegido las enseñanzas de Dios, son quemados eternamente por fuego en tumbas. Deciden atravesarla y alcanzar a Kanon.

Lo ven enfrentándose a un Espectro gigante. Le preguntan si la batalla ya empezó. Kanon se voltea. El Espectro se mueve. Ellos le advierten. El les dice que no hagan ruido. La batalla ya termino.

El gigante cae. Le piden disculpas por haberlo molestado. El les revela que su siguiente enemigo se aproxima, así que no es buen momento para disculpas. En ese mismo momento, se aparece Radamanthys.

Shiryu le pregunta qué le pasó a Seiya. Radamanthys le dice que Seiya y Orfeo han sido arrojados en el Infierno de Hielo de Cocytos donde están aquellos que intentan rebelarse contra sus Dioses. Hyoga pregunta sobre Shun. Radamanthys anuncia que Shun es Hades. Ellos no le creen. Radamanthys se cansa de esta discusión. El solo vino a matarlos.

Kanon interviene. Les dice que sigan adelante mientras él se enfrenta a Radamanthys. El accede, así que dejan la Quinta Prisión. Ahora, Kanon y Radamanthys pueden continuar con su pelea.

Radamanthys lanza su Gran Precaución, que Kanon detiene con solo una mano. Kanon vuelve a decir lo de la misma técnica usada dos veces.

Kanon usa su Explosión de Galaxias. Radamanthys, quien ha sido herido por el ataque de Orfeo y Seiya, no lo puede esquivar. Es salvado por la venida de...

... Minos y Aiacos.

Kanon está feliz: Ahora, ¡Puede tomar la cabeza de los tres Kyoto! Minos y Aiacos deciden mostrarle lo tonto que es. Aiacos comienza. Radamanthys le grita que espere.

Pero Aiacos ataca con su Ilusión Galáctica.

Aiacos le pregunta a Radamanthys porqué intervino. Si no lo hubiera hecho, Kanon ya estaría muerto. Minos les dice que, en ese caso, Kanon moriría sin sufrimiento. Alza su brazo y el cuerpo de Kanon levita por sí mismo. Minos está controlando por completo el cuerpo de Kanon y lo controla a su voluntad.

Retuerce las manos y piernas de Kanon... Y enseguida Minos decide mostrar cuánto controla a Kanon. Mueve el dedo de Kanon de tal forma que se rompe.

De regreso con Pandora, en Giudecca.

Siente un cosmos diferente al de los Caballeros que entraron al Mundo de Hades. Es un cosmos agresivo. De repente reconoce a su dueño. ¡Ella sabe que viene a arrebatarle a Hades!

Minos maneja hilos invisibles que están ligados a cualquier parte del cuerpo de Kanon: Es la Marionetación Cósmica.

Radamanthys trata de detener a Minos. Le dice que Kanon es su enemigo. Pero Minos se rehúsa. Si él y Aiacos no hubieran venido, Kanon lo hubiera matado. Ahora, Minos matará a Kanon. De repente, algo corta todas los hilos.

Kanon cae al suelo. Ellos se preguntan quién fue. Entonces un cosmos aparece y toma la forma del ave inmortal:

El Fénix.

Kanon le revela que su hermano tal vez sea Hades. Ikki encuentra eso imposible. Shun ha crecido junto a él desde su nacimiento. ¿Cómo podría ser Hades?

- "¿Tu eres el Hermano Mayor de Hades? Puedes estar tranquilo. Pandora lo está protegiendo en Cocytos" le dice Aiacos.
- "¿¡Qué?! ¿Pandora? Es.. Imposible..." Ikki comienza a recordar...

Hace mucho tiempo, en una noche tormentosa...

Ikki estácorriendo, sosteniendo a un pequeño Shun en sus brazos. Se tropieza y cae. De repente, la joven Pandora aparece sosteniendo algo que parece ser un bebé.

- "... Es inútil. ¿Crees que puedas escapar de mí?" pregunta Pandora.
- "¡!" se sorprende Ikki.
- "Vamos, dame a ese niño."
- "¿Q... Quién eres? ¿Porqué intentas tomar a Shun?"
- "Ese niño es mi pequeño hermano."
- "¡E... Es Imposible! Shun nació de la misma madre que yo. Es mi verdadero hermano, no el tuyo."
- "Puede ser poco claro para tí pero ese niño recibió un cuerpo en este mundo en el origen del destino de los Dioses. No es un cuerpo como los que puedes usar a voluntad. Vamos, ahora él será esta alma" Pandora le muestra lo que sostiene.
- "¿Q... Qué? Eso contiene... ¿¡Al Universo?!"

Ikki no recuerda nada después de eso. Se pregunta si Shun cayó en manos de Pandora aquella vez. Aiacos le dice que morirá ya que es un Caballero, aunque también sea el hermano de Hades. Kanon le advierte a Ikki pero es demasiado tarde: Aiacos lo golpea.

Ikki se levanta diciendo que entendió: Shun intenta morir. Aiacos encuentra que llorar es patético.

Ikki lo golpea y le quita el casco a Aiacos.

- "¡Decidan ustedes el orden en que serán mis victimas!"


Capítulo 25

¡Un enfrentamiento! Garuda vs. Fénix


- "Bienvenido a la Quinta Prisión, ¡donde los muertos se queman eternamente en sus tumbas!" dice Aiacos de Garuda.
- "Vamos, ¿quién es mi adversario?" pregunta Ikki.
- "Está bien, de acuerdo a tu deseo, yo seré tu adversario."

Ikki lo ataca pero Aiacos se mueve más rápido y evita su puño. Aiacos golpea a Ikki en la nuca, derribandolo. Aiacos toma la cabeza de Ikki con una mano y ejecuta su aletazo de Garuda.

Ikki desaparece en el cielo.

Aiacos dibuja una "X" en el suelo con su pie.

- "En tres segundos, caerá aquí... Aquí está la tumba de Ikki" proclama Aiacos.

Ikki cae exactamente allí.

Pero se levanta. Aiacos está sorprendido. El ejecuta una vez más su Aletazo de Garuda y dibuja otra "X". Tres segundos después, Ikki no reaparece. Aiacos no entiende. De repente algo golpea su espalda y cae.

- "Esa marca se ha vuelto tu tumba. La misma técnica no funciona dos veces en un Caballero. ¡¡Ese es un conocimiento básico!! Ahora, ¿quién de ustedes sigue?" pregunta
Ikki.
- "Hmmm... ¿Esperas haber matado a Aiacos?" pregunta Minos.
- "¿Qué?"

Ikki es golpeado por una onda de energía. Aiacos está de pie. Decide usar su técnica más poderosa: Ilusión Galáctica.

Ikki cae. Aiacos le dice a Kanon que pueden seguir peleando.

- "Hmmm... ¿Así que esperas haberte deshecho del Fénix?" pregunta Kanon.

Los Espectros están atónitos.

- "Antes, yo, también, luché con Ikki pero... cada que estaba derrotado, se levantaba. Y
cada vez que renace, como el Fénix, ¡Aumenta su poder!" le dice Kanon.

¡¡¡Ikki se levanta!!!

Giudecca.

Shun / Hades despierta. Siente algo.

Le pregunta a Pandora qué es ese cosmos ofensivo que siente. Le explica que es el del Fénix. Le ordena que traiga al Fénix.

De vuelta a la Quinta Prisión.

- "¿Incrementa su fuerza a cada resurrección? Si es así, me aseguraré de que no
reviva dos veces" dice Aiacos.

Ikki evita los ataques.

- "¡¡Este sujeto!! Es... ¡Es imposible que este hombre exceda mi velocidad!" se sorprende Aiacos.
- "¡Aiacos! Me mostraste suficiente de tu velocidad ofensiva hace un momento" dice Ikki.

Ikki lo golpea con su dedo. Aiacos está sorprendido porque no sintió nada. El le mostrará a Ikki lo que es su ataque mortal: ¡La Ilusión Galáctica!

Pero, esta vez, su ataque no tiene efecto en Ikki.

- "¿Cuántas veces te tengo que decir para que entiendas que la misma técnica no
funciona dos veces?" pregunta Ikki.
- "Es... es imposible" dice Aiacos.
- "¡¡Muere con tu propia técnica!!"

Lo golpea y destruye el cuerpo de Aiacos.

Súbitamente, el cuerpo de Aiacos está completo de nuevo. Era una ilusión, el GenMa Ken (Golpe Fantasma - Puño Demoniaco de Ilusión) del Fénix. Ikki le dice a Aiacos que ya no tiene poder suficiente para matarlo. Aiacos no le cree. El es uno de los tres Espectros más poderosos, ¡Y no puede ser derrotado por un Caballero de Bronce! Ikki responde que Atena y Shun lo necesitan, así que no hay razón para continuar con la pelea. Por eso ataca con su técnica que puede romper estrellas.

Ho-YokuTenSho (Alas ardientes despegan).

Ikki mata a Aiacos.

Radamanthys y Minos están atónitos. Ikki les pregunta quién es el siguiente. De repente, un aura rodea a Ikki, y cuando se va, ¡Ikki ha desaparecido!

Reaparece en Giudecca. Pandora lo teletransportó. Pandora se lo presenta a Hades como el del cosmos agresivo. Ikki despierta.


Capítulo 26

El Eclipse más grande

Ikki reconoce a su hermano menor.

- "¡No te muevas!" le ordena Pandora.

Un relámpago sale de su lanza y golpea a ikki arrodillándolo. Sostiene su mano hacia su hermano: "Shu... Shun."

- "No debes llamarlo. Ya no es tu hermano menor. Es Hades, Rey del Mundo Oscuro" le
dice Pandora.
- "Es... es imposible... ¿Quién va a creer semejante tontería?" pregunta Ikki.
- "Hmmm... Ikki, quizá ya lo hayas olvidado, pero... desde aquella vez, el cuerpo de tu hermano se volvió el de Hades."
- "No es imposible que no lo recuerdes. Porque aquella vez, me aseguré que tu
memoria se desvaneciera. Que, en su mejor caso, recordaras solo, y vagamente, el hecho de que me habías conocido. Está bien. Ahora, ¡Haré que lo que sucedió
aquella vez reviva en tu cerebro!"

Hace muchos años...

- "¿El Universo... ? ¿Eso es lo que sostienes?" pregunta Ikki.
- "Te lo diré... ¡Es el Alma del Oscuro Rey Hades!" dice Pandora.
- "¿Hades?"
- "Sí. En todo el universo... el regidor de todas las vidas... Hades resucita una vez más en esta Tierra después de 200 y varios años. Cuando Hades reviva en la Tierra, tiene que fundirse con el cuerpo del hombre más puro en esta Tierra. Tu hermano ha sido escogido para ser el cuerpo de Hades en ese tiempo."
- "¡¡No te burles de mí!! ¿Quién permitiría tal capricho?"
- "Que lo permitas o no, ya te dije, ese niño recibió la vida en este mundo y está
destinado a ser un Dios. Y a causa de esto, debe vivir como un Dios. Deberías de
estar feliz de ser su hermano mayor."

Ikki no está de acuerdo y se lo dice. Ella cambia su manera de actuar: Una corriente eléctrica rodea al cuerpo de Shun. Ikki apenas si puede soportarlo. Y como parece que lo resiste, ella decide incrementar la intensidad.

Ikki se colapsa y pierde la consciencia. Pandora se acerca a Shun. Planea llevárselo y criarlo cuidadosamente. Pero no puede tocarlo. ¡Un poderoso cosmos se lo impide! Ella no entiende.

Ikki despierta un poco y estira sus brazos alrededor de Shun. Pandora está impresionada de su tenacidad, su voluntad. Decide darle "la custodia" de Shun hasta el día que revivan los Espectros. Hace que un pendiente aparezca en el cuello de Shun. El pendiente hace que cualquier escape sea inútil.

De regreso al presente.

Ikki comprende. El pendiente de Shun no era un recuerdo de su madre muerta sino una cadena que lo ata a Hades. Pandora explica lo que está escrito en él: "Tuyo para siempre". ¡Eso quiere decir que el cuerpo de Shun será de Hades para siempre!

Ikki se acerca a Shun. Pandora lanza otro relámpago.

Pandora le dice que la venida de Shun era inesperada. Ella nunca planeó que el niñito entraría al Mundo de Hades como un Caballero. Entonces, ella piensa que él fue guiado por la Alma de Hades. Ikki le dice que está equivocada: ¡Shun vino a suicidarse! Vuelve a moverse hacia Shun. Pandora intenta detenerlo.

Ikki toma el pendiente a distancia y lo despedaza en su puño.

- "¡Hades! ¡¡Pulverizé la cadena que ataba a Shun a tí!! Ahora, ¡¡aléjate del cuerpo de
Shun, Hades!! De lo contrario, ¡Yo te sacaré!" grita Ikki.

Ikki sube las escaleras. Pandora bloque su camino hasta Hades.

Ikki la golpea con la palma de su mano. Toma su lanza y la amenaza con ella.

- "Al contrario de Seiya y los demás, aunque mi adversario sea una mujer, si es maligna, pelearé con ella sin dudarlo. Si has entendido, ¡Retírate!" ordena Ikki.

Y entierra la lanza en...

El suelo entre las piernas de Pandora.

Entonces se acerca a su hermano y también lo golpea con su mano.

Como Shun no reacciona, Ikki lo abofetea una y otra vez. Pandora le recuerda que está levantando su mano contra un Dios. Finalmente, ¡Shun habla pero en las palabras de Hades! No piensa que Ikki golpeará o herirá el cuerpo de su propio hermano.

El cuerpo de Shun y el de Hades nunca se separarán. Si llegaran a separarse, ¡el cuerpo de Shun moriría! Entonces Hades libera su cosmos, que empuja a Ikki y lo arrroja de las escaleras.

Pandora lo amenaza con su lanza y lo hubiera matado si Hades no la hubiera detenido: Todavía tiene algo que revelar a Ikki.

La pelea de los Caballeros pronto será inútil: La Tierra se sumirá en oscuridad.


- "Planeé alinear cada estrella perteneciente al sistema solar con mi gran poder. Llamé a eso... El Eclipse más grande... En la Tierra, la luz del Sol será interceptada por la Luna. Los Estúpidos Seres Humanos pensarán que es un simple eclipse. Pero no volverán a ver la luz del sol. Es un Eclipse Eterno. Después de eso, la Tierra entrará
en una etapa como la Era Glacial hace un millón de años. Cambiará a un mundo de hielo y oscuridad donde todos los seres vivientes morirán. Así que, cerrando la luz del Sol... la Tierra se convertirá como el Mundo Oscuro... ¡Un mundo de muerte!" revela Hades.


Capítulo 27

El puño gimiente de Ikki

¡Ni siquiera Atena puede intervenir ya! El Eclipse más grande pronto será visible. Es inútil seguir derramando sangre. Es mejor esperar tranquilamente la muerte.

Pero Ikki está determinado a no permanecer inactivo. Hades se pregunta qué quiere hacer contra la voluntad de un Dios. Ikki le responde que lo detendrá, y, para hacer esto, le cortará la vida. Hades le recuerda que si lo intenta atacar, sólo herirá al cuerpo de su hermano. Entonces Hades le pregunta si planea matar a Shun con sus propias manos. Ikki piensa sobre eso y decide atacar.

¡Las Alas ardientes despegan!

Ikki ha destruido parte del templo pero su ataque no tuvo efecto en Hades. Pandora intenta de nuevo matar a Ikki pero Hades se lo prohibe. Hades le dice a Pandora que Ikki quería morir desde un principio y que El se encargará de darle la muerte. Ikki intenta una vez más el ataque de las Alas ardientes que despegan.

Pero Hades libera su cosmos y lanza a Ikki escaleras abajo. Entonces le pide a Pandora enterrar el cuerpo de Ikki en el lugar apropiado.

Sin embargo, Ikki no está muerto y se vuelve a levantar. No cree que Hades haya usado su poder a nivel Dios. Ataca y Hades lo golpea otra vez con su cosmos.

Una vez más, Ikki se dirige a Hades. Pandora se pregunta porqué el poder de Hades es inútil. Hades decide lanzar un ataque miles de veces más poderoso, que pulverize al cuerpo de Ikki.

Hades se da cuenta que su cuerpo desobedece a su voluntad. Su mano se levanta por sí misma y toma su propio cuello para estrangularse.

El alma de Shun aparece detrás de Hades y le dice a su hermano que mate a Hades sin que le importe su vida.

Pandora está asombrada que el cuerpo de Shun se rebele contra Hades. Ikki le dice a Shun que aceptó a Hades en su cuerpo con la intención de morir. Pandora está sorprendida de descubrir que Shun dejó que Hades tomará su cuerpo, con este fin en vista, a pesar de que tiene que sacrificar su propio cuerpo. Ikki le explica que Shun se comporta de acuerdo a el nombre de su constelación.

- "Para salvar a su pueblo, Andrómeda sacrificó su propio cuerpo... Shun, seguramente vino a pelear con la idea de sacrificar su propio cuerpo, siempre como el Caballero de la constelación de Andrómeda. Si alguien es salvado por sus heridas... ¡El es un hombre que se sacrificará a sí mismo con gusto!" le explica Ikki.

Esto significa que Shun no nació para ser el cuerpo de Hades, sino para ser el Caballero de Andrómeda que tiene que proteger a la Tierra. Shun le dice a su hermano que se apresure, así que Ikki empieza a concentrar su cosmos. Pandora decide detenerlo con su lanza.

La atravies en la espalda de Ikki y lo intenta matar. Pero algo la empuja para atrás.

¡Es la Defensa Rodante de la Cadena de Andrómeda! Shun implora a su hermano que lo golpee, de otra forma su cuerpo será dominado de nuevo por la alma de Hades.

- "Hermano, no estés triste... Yo estoy feliz. Por mi vida, mucha gente de la Tierra se salvará... consecuentemente, sin vacilar más... atácame sin dudarlo... Hermano..."le pide Shun.

Ikki ataca.

- "¡¡Shun!! Tu vida... para salvara a la Tierra" grita Ikki.
- "¡¡Es... Es imposible!! Deténte, Ikki" le pide Pandora.

Pero Ikki golpea a su hermano.

Mientras tanto, entre la Quinta y la Sexta Prisión.

Shiryu y Hyoga lo sienten:

- "¿¡Qué?!" pregunta Hyoga.
- "El cosmos que acabamos de sentir" dice Shiryu.
- "¿¡Ikki mató a Shun?!" preguntan ambos.

De regreso a Giudecca.

La sangre fluye hacia el suelo. Pandora está paralizada de la sorpresa. Ikki está llorando.

Su puño está dentro del pecho de Shun.

- "Pe... Perdóname... Shun" pide Ikki.
- "Her... Hermano..." dice Shun.
- "Ahora, sacaré a Hades de tu cuerpo... ¡Vamos sal Hades!"
- "Ahhhh...." llora Shun de dolor.

Ikki mueve su mano en el pecho de Shun y saca un horrible monstruo parecido a un corazón. Ikki se pregunta si es de Hades.

Ikki lo tira en el suelo y lo aplasta con su pie. Finalmente desaparece la horrible cosa.

Ikki corre hacia Shun que se arrodilló, y lo sacude. Shun le dice que está bien, pero, súbitamente, escupe sangre. Entonces, le dice a su hermano que se apresure porque Hades está regresando. Otra cosa horrible sale de su pecho.

Pero esta vez es un monstruo tamaño humano. Abre su boca y se prepara para morderle la cabeza a Ikki. La sangre salpica. Alguien grita...

Seiya despierta. Está en el río congelado: Cocytos.

- "Ik... Ikki matando a Shun... Entonces... eso... eso... ¿Ví un sueño... ? No recuerdo nada desde que Shun fue poseído por Hades, pero... Este lugar... ¿¡Qué es este lugar?!" pregunta Seiya.

De vuelta en Giudecca.

Ikki está cerca de Shun.

-"Detuviste tu puño, ¿verdad Ikki? Pero tu puño ha sido lastimado porque te detuviste a esa increíble velocidad. ¿Porqué te detuviste, Fénix? Eres más dulce de lo que pensaba. La vida de tu único hermano es más valiosa que la de todas las personas de la Tierra, que son varios millones. Pero entonces tu pequeña esperanza de prevenir el Eclipse más grande, fue en vano..." se burla Pandora.
- "Esto es... ¡El cabello de Shun ha cambiado a negro! Es el mismo fenómeno que le
pasaba a Saga cuando cambiaba de bueno a malo. Es... Es imposible" dice Ikki.
- "¡El cuerpo de Shun es completamente mío! ¡¡Perfecto hasta el último cabello!! ¡El
alma de Shun ha sido completamente aniquilada!" dice Hades.
Entonces Hades lanza su verdadero poder y golpea a Ikki, que cae inconsciente.

- "Pandora, entierra el cuerpo de ese hombre con cortesía" ordena Hades.
- "Sí..." obedece Pandora.

De repente Hades siente algo.

- "¿¡Qué?! ¿¡Qué es ese cosmos?!" dice Hades.


Capítulo 28

La Batalla Mortal de Cocytos

- "Es imposible. ¡¡Este cosmos es... !!" reconoce Hades.

Pandora se inclina sobre el cuerpo de Ikki, tocando la herida que le hizo en la espalda. Ella parece realmente preocupada. Entonces se para y quita todo sentimiento de su cara mientras llama a un sirviente. Aparece Valentín. Ella le ordena llevar el cuerpo de Ikki a Cocytos. Ella le explica quién es Ikki para que Valentín lo haga con cortesía sincera. Valentín accede.

Valentín se aleja con Ikki en su hombro. Entonces Pandora se da cuenta del asombro de Hades, y le pregunta acerca de él. El le dice que tuvo una premonición incómoda pero agrega que puede que se esté imaginando cosas. Ella le sugiere que puede que esté cansado y le pide que regrese a su templo. No lo hará, prefiere descansar aquí un poco y ordena que nadie entre. Pandora se retira.

Un momento después.

- "¿Quién está aquí? Crei haber ordenado que nadie debería de entrar aquí por ahora... Será mejor que te vayas inmediatamente" ordena Hades.

Pero el intruso se rehúsa: Vino aquí a ver a Hades. Se acerca...

¡Shaka de Virgo!

- "¡Hades! ¡¡Te mataré!!" grita Shaka.

Hades está sorprendido.

Cocytos.

Ikki es arrojado sin cortesía cerca de Seiya y empieza a hundirse en el río congelado. Seiya pregunta porqué él también está aquí. Valentín responde que es porque este lugar es el Infierno para aquellos que son como los Caballeros. La Octava prisión, llamada Cocytos, es el Infierno donde están los que planearon rebelarse contra los Dioses. Cada cadáver que está alrededor de Seiya era un Caballero de Atena.

Entonces Seiya ve a los cadáveres de Mu, Aioria y Milo. Finalmente, Seiya recuerda que ya había visto a ese Espectro en el Castillo de Hades. Valentín también reconoce a Seiya.

Seiya le recuerda a Valentín la promesa que hizo en el Castillo de Hades: Ellos pelearían si Seiya entraba en el Mundo de Hades. Como Valentín se rehúsa a pelear contra un oponente casi muerto, Seiya le ofrece darle la Armadura de Atena. Valentín está perplejo.

Decide sacar a Seiya del río congelado y le pregunta dónde la escondió. Seiya le dice que se la va a entregar pero, en vez de la Armadura, le da una patada.

La patada la usa Seiya para escapar de Valentín, a sabiendas de que nunca serían utiles contra él. Seiya sufre de heridas congeladas.

El ataca a Valentín, quien fácilmente esquiva su puño y lo patea varias veces.

Seiya intenta otra patada y entonces empieza a arder el fuego de su vida. Valentín entiende y decide soplar y apagar ese fuego.

De vuelta a Giudecca.

Hades pregunta a Shaka dónde está Atena. Shaka responde que no necesita saberlo porque morirá pronto. Entonces Shaka ataca a Hades.

Súbitamente una voz le dice a Shaka que no ataque a Hades. Alguien aparece en el cuarto. Hades reconoce a esa persona como la del cosmos que sintió hace rato. ¡¡Esta es Atena!!

Cocytos.

Seiya, cayendo, deja caer la Armadura de Atena, que resbala en el hielo. Valentín se acerca para tomarla pero Seiya se arrastra y la toma antes de caer inconsciente otra vez. Valentín está sorprendido de su persistencia y decide patear el brazo de Seiya para obligarlo a soltar la Armadura.

Pero Seiya no la suelta. Así que Valentín se prepara a golpearlo con su cosmos pero el propio cosmos de Seiya empieza a arder otra vez. Seiya acaba de sentir el cosmos de Atena y eso le ha recordado que le tiene que llevar su Armadura. Valentín se preocupa y decide que el indulto de Seiya ha terminado.

Desafortunadamente, Seiya lo patea primero. Valentín le recuerda que la patada de una persona casi muerta nunca tendrá efecto sobre él. Pero, esta vez, ¡¡La patada de Seiya le está destruyendo su Sapuri!!


Capítulo 29

¡Sigan a Hades!


Giudecca.

Atena acaba de llegar.

- "Al fin apareces, Atena. Para ofrecerme tu vida..." la recibe Hades.
- "¡Atena! Por favor vete ahora. ¡Es peligroso!" le pide Shaka.

Shaka se deshará de Hades.

- "No debes de hacerlo. ¿No es ese hombre Shun?" pregunta Atena.
- "Estás equivocada... ¡Ya no es Shun!" dice Shaka.

El verdadero Shun ya está muerto así que solo les queda destruir a Hades. Pero Atena detiene su puño, diciéndole que no podría destruir a Hades fácilmente aunque lo golpeara ahora. Ella le dice que mejor no intervenga, y entonces sube las escaleras hasta Hades. Shaka le advierte no acercarse, o será asesinada.

Hades y Atena se miran fijamente.

- "Hades, vine aquí para pedirte algo" le dice Atena.
- "¿Una petición... dices?" pregunta Hades.

Atena se arrodilla y le implora que detenga el Eclipse más grande. Hades está un poco sorprendido y divertido por la situación.

Le revela que el Eclipse más grande ya ha empezado. Ahora, nadie puede detenerlo. Ella le dice que ya lo sabía, y que por eso le pide que lo detenga. Ella propone intercambiar su vida por ello. Hades queda de acuerdo.

La lanza de Pandora se acerca por sí misma a Shaka. Hades le pide matar a Atena con ella.

- "¿Qué pasa? Te digo que sacrifiques la vida de Atena para salvar a la Tierra. ¿No la atravesarás con placer?" pregunta Hades.
- "Atravesaré con placer... ¡¡A tí, Hades!!" grita Shaka.

Shaka tira la lanza hacia Hades.

Pero Atena la atrapa. La deja caer pero Hades la levanta con su poder. El la atravesará. Ella le promete no moverse.

Pero detiene la cuchilla con su mano, a pesar de que se la cortó. Hades le pregunta porqué. Ella le ordena detener el eclipse. Mientras no lo haga, ella no dejará que nadie muera. Ni a Shaka ni Shun. Ella hace arder su cosmos.

Ella le dice que tiene la obligación de proteger la vida de todos los seres vivos. ¡Por eso recibió vida en este mundo! Su sangre fluye en la lanza.

- "¿Qué es esto? ¡Está tan caliente como el fuego! ¡La sangre de Atena está caliente!" grita Hades.

De repente Atena siente que el cosmos perdido de Shun revive en su cuerpo. Ella lo anima a que expulse a Hades de su cuerpo.

Hades no puede permanecer más tiempo, su alma deja el cuerpo de Shun.

Su alma está flotando en el aire.

- "Es imposible... El cuerpo de Shun ha rechazado mi alma... ¿¡Que no ha sido
decidido que Shun debe ser mi cuerpo?! ¿Porqué?" pregunta Hades.

Atena le dice que está equivocado: Shun nació para ser el Caballero de Andrómeda, no para ser el cuerpo de Hades. Ahora que Shun ha sido despertado por su sangre caliente, ¡Ya no hay lugar para Hades! Se debe de rendir: No es tiempo para su renacimiento. No tiene un cuerpo donde revivir. Ella le dice que ya no hay necesidad de pelear, más vale que detenga el Eclipse más grande y vuelva a dormir. Pero Hades se rehúsa.

Su alma salta hacia Atena. Quiere destruír su cuerpo. Ella le tira la lanza.

Una gran explosión ocurre.

Un momento después, Seiya entra y encuentra a Shun, con todo y Armadura. Shun despierta pero no puede contestar a las preguntas de Seiya sobre Atena. El le dice que su cosmos desapareció detrás del cuarto.

Suben las escaleras, y ven que en la parte trasera del cuarto hay una gran muro. ¡Pero no hay rastro de Atena ni de Hades! Se le quedan viendo. Seiya se pregunta lo que es. Alguien responde que eso marca el fin del Infierno: El Muro de los Lamentos.

Voltean y ven a Shaka.

Shaka les dice que Atena desapareció junto con Hades más allá de ese muro. Seiya les sugiere hacer lo mismo inmediatamente, pero Shaka le dice que es imposible cruzarla si no eres un Dios. Seiya les sugiere destruirla, pero Shaka les revela que eso ya ha sido intentado varias veces. ¡No hay forma!

Pero Seiya no se rinde. Deben de llevarle su Armadura a Atena para que pueda matar a Hades. De otra manera, Atena será asesinada. Seiya le pregunta a Shaka qué hay más allá del Muro, ya que esta es la última tierra del Infierno. Desafortunadamente, Shaka no lo sabe.

De repente entra una premonición en su mente: Más allá del Muro de los Lamentos están....

¡Los Campos Elíseos!


Capítulo 30

¡Derriben! El Muro de los Lamentos

Seiya le da la Armadura de Atena a Shun y se acerca al Muro. Planea arder su cosmos hasta el último nivel y golpear su cuerpo contra el Muro.

Shun trata de persuadirlo de que es absurdo. Seiya le pregunta que si ha olvidado que juraron nunca perder la esperanza cuando cruzaron la puerta al Infierno. ¡Está realmente determinado a destruir el Muro!

Finalmente, evita a Shun y embiste el Muro. Shaka se interpone. Le ordena detenerse pero Seiya se rehúsa. Shaka lo golpea. Seiya cae inconsciente. Shaka le dice que acaba de recordar algo que oyó hace mucho tiempo.

Para destruir el Muro de los Lamentos, se necesita de la Luz del Sol. Desafortunadamente eso no es posible, ¡Porque la Luz del Sol nunca podrá entrar al lugar más profundo del Infierno! Es absolutamente imposible. Pero como Atena siguió a Hades hasta los Campos Elíseos, y la Tierra está a punto de ser convertida en un Mundo Oscuro por el Eclipse más grande, tienen que arriesgar sus vidas. Shun está asombrado de descubrir que Shaka golpeó a Seiya sólo para él mismo tratar de destruir al Muro. Pequeñas ondas de energía salen de la Armadura de Atena.

En Cocytos.

Cuatro Espectros hallan al cadáver de Valentín. Suponen que fue Pegaso porque no está donde lo enterraron. Lo único que no entienden es cómo Pegaso logró salir de Cocytos. Súbitamente sienten un extraño cosmos.

Es de Atena. Rodea a Mu, Aioria y Milo. Un momento después, el hielo alrededor de ellos se rompe.

¡Los Caballeros Dorados han sido resucitados! Matan a los Espectros.

Shaka hace arder su cosmos para destruir al Muro pero sólo obtiene más heridas. Shun le dice que es inútil, que es mejor que se detenga, pero Shaka insiste. Entonces alguien que entra al cuarto le ordena detenerse.

¡Es el Antiguo Maestro - Dohko de Libra!

Le dice a Shaka que un hombre como él no debe tener una muerte innecesaria. Otras tres personas están de acuerdo con las palabras de Dohko.

¡Son Milo, Aioria y Mu!

- "Shaka... el rosario que mantuve guardado... Ahora te lo regreso aquí. ¡Mira! El color
de muchas cuentas ha cambiado. Sobre lo de morir, debe de ser después de que terminemos de obscurecer cada una de las 108 cuentas" dice Mu.
- "Mu..." dice Shaka.

De repente Dohko recuerda algo:

- "Por supuesto... ¡Podemos destruir el Muro de los Lamentos!"


Capítulo 31

¡Unión! Armaduras Doradas

- "Si combinamos el poder de los Caballeros Dorados, ¡Hasta producir la Luz del Sol no es imposible!" recuerda Dohko.
- "¿Eh? Luz del Sol, ¿Aquí...?" preguntan los Caballeros de Bronce.
- "Pueden producir Luz del Sol combinando el poder de los Caballeros Dorados..." dice
Seiya.
- "Antiguo Maestro, pero... ¿Cómo?" pregunta Shun.
- "Hmmm... ¿Lo han olvidado?" pregunta Dohko.

- "Todas las constelaciones de los Caballeros Dorados están en la eclíptica, que es el
camino que recorre el Sol cada año. ¿Entienden? Las Doce Armaduras Doradas,
puestas en el camino del Sol, ¡¡Se bañan de Sol abundantemente desde los tiempos mitológicos!! ¡¡El poder del Sol está ilimitadamente guardado en las Armaduras Doradas!!"

Dohko quiere que los Caballeros Dorados, que tienen la Luz del Sol, incrementen sus cosmos hasta el máximo nivel. Entonces si arrojan juntos sus vidas, con toda seguridad desplegarán un poder comparable al del sol a menor escala. Les da a sus amigos sus armas.

Mu recibe una espada, Shaka unas tenacillas, Milo una barra doble, Aioria una lanza y Dohko toma un escudo. Entonces incendian sus cosmos...

y arrojan sus armas y vidas todos juntos al Muro de los Lamentos. Aparece una luz...

Mientras tanto, en la Tierra.

En Santuario, Jabú, Nachi e Ichi ven que comienza un eclipse. Ellos lo consideran un mal presaguio en estos momentos. Shaina les dice que no hablen de cosas estúpidas mientras Seiya y los demás están peleando. Súbitamente, alguien se reúne con ellos, diciendo que es posible que el Sol ya no volverá a salir. Los Caballeros de Bronce y Shaina están asombrados.

Es Marín.

Shaina le pregunta dónde estaba. Marín le dice que no se enoje. Entonces ella le pregunta si no cree que el eclipse es extraño. Ella le recuerda que el Sol es lo más odiado por Hades. Shaina comprende que la Tierra estaría en completa oscuridad si Marín estuviera en lo cierto.

De repente, algo como una estrella fugaz sale de la Casa de Sagitario. Y no solo de ella:

De las Casas de Acuario, Capricornio, Tauro, Cáncer y Piscis. Todas las almas de los Caballeros Dorados muertos van a ayudar en el Mundo Oscuro.

Giudecca.

El Muro de los Lamentos sigue intacto. Los Caballeros Dorados han fallado. Seiya le pide a Dohko que los deje intentar, pero Dohko le responde que sería inútil. Si el Muro de los Lamentos realmente es el límite entre el Infierno y los Campos Elíseos, puede ser absolutamente imposible destruirlo con poderes humanos. Seiya le recuerda que ellos lograron destruir el Soporte Principal en el Reino de Poseidón de esa manera. Pero Dohko le dice otra vez que sería inútil. Para él, la única esperanza sería que los Doce Caballeros Dorados estuvieran aquí.

Eso es precisamente lo que sucede: La venida de las otras seis Armaduras Doradas. ¡Ahora todos están en el Mundo Oscuro!

Las Armaduras Doradas producen resonancia entre ellas.

Al mismo tiempo, Kanon nota que su Armadura también está resonando. Entiende que las demás Armaduras Doradas están llamando a la suya, y se pregunta si en verdad todos están reunidas en el Mundo Oscuro. Al mirar a su Armadura, comprende que debe apresurarse. Sin embargo, Radamanthys llega diciéndole que no lo dejará ir. Kanon le revela que su derrota está cerca.

Entonces se quita la Armadura. Radamanthys está atónito. Kanon le explica que le devuelve a su hermano algo que sabe que ya no necesita. Le ordena a la Armadura de Géminis volar hacia las otras Armaduras Doradas.

Kanon la mira alejarse volando pensando "Adiós, Géminis... ¡Te confío a Saga!". Se voltea hacia Radamanthys. ¡Ahora pelearán hasta la muerte! Radamanthys ataca primero con su Gran Precaución.

Hiere a Kanon varias veces. Sin su armadura, Kanon ya no está protegido.Radamanthys le pregunta si intenta ganar. Kanon le responde que no, sólo intentaba hacerlo su compañero. Entonces Kanon pone sus brazos alrededor de los hombros de Radamanthys, y mientras se elevan, Kanon agrega: "¡Mi compañero a la Muerte!".

Kanon libera su Explosión de Galaxias, la que los golpea juntos. Shiryu y Hyoga ven una estrella fugaz ascendente y comprenden que es la Muerte de Kanon.

En ese mismo tiempo, la Armadura de Géminis llegó a Giudecca. Se divide en sus partes. También las otras Armaduras Doradas.

¡Todos los Doce Caballeros Dorados han revivido!

En orden, de Izquierda a Derecha: Máscara de Muerte de Cáncer, Saga de Géminis, Shura de Capricornio, Aioros de Sagitario, Aldebarán de Tauro, Afrodita de Piscis, y Camus de Acuario.

Los cinco Caballeros Dorados vivos están sorprendidos de que sus compañeros, a pesar de que son solo almas, ¡Están a punto de pelear por Atena, la Justicia, y el Amor por la Tierra! De repente, Aioros toma su flecha y la apunta hacia el Muro.

Dohko le ordena a Seiya y a Shun dejar el cuarto porque los Caballeros Dorados van a concentrar todo su cosmos para luego liberarlo en la Flecha de Aioros.

Esto hará una pequeña Luz del Sol, una onda destructiva tremenda que llenará el cuarto y destruirá al Muro de los Lamentos. Dohko les recuerda de su misión: Darle su Armadura a Atena. Dohko agrega que es imposible para las personas normales el cruzar ese Muro. El no sabe si serán empujados o arrojados al espacio pero no pueden cruzar. Aún así, piensa que los Caballeros de Bronce pueden hacerlo.

Es porque llevan puesta una Armadura Especial que fue bañada en la sangre de Atena. ¡Ahora sus cuerpos están empapados con Sangre de Diosa! Dohko les explica que la guerra contra Hades, que ha durado desde los tiempos mitológicos, puede que acabe pronto. El verdadero cuerpo de Hades duerme en los Campos Elíseos. Como no quiere que su cuerpo sea dañado, Hades prefiere tomar cuerpos como el de Shun.

Dohko les ordena de nuevo salir del cuarto. Ellos acceden y se van.

- "En ese momento..."

- "Tuve la impresión como si los Doce Caballeros Dorados me sonrieran..."

- "Como nuestros hermanos..."

- "Sí, hemos peleado juntos desde tiempos mitológicos."

- "¿No, hermanos?"

- "Ahora, el tiempo ha llegado para decir adiós a estos hermanos..."

- "Adiós, guerreros de sangre caliente..."

- "Adiós, Caballeros..."

- "Dorados..."

Los Caballeros Dorados forman un círculo y empiezan a concentrar toda su vida y su alma, y a quemar sus Cosmos Dorados.

Liberan su energía en la flecha de Aioros.

"Un Destello en este Mundo Oscuro."

Seiya y Shun esperan afuera. Minos llega y les ordena quitarse de la puerta. Como no se quitan, los golpea y abre la puerta.

¡Desafortunadamente la Gran Explosión ocurre en ese momento!


Capítulo 32

Entre el Infierno y la Utopía

Shiryu y Hyoga llegan a Giudecca y son testigos de la explosión, que destruye parte del palacio.

En el cuarto principal, Shun y Seiya miran hacia Muro de los Lamentos. Los Caballeros Dorados lo lograron: Un profundo y gran hoyo ha sido hecho en el Muro de los Lamentos. Buscan a los Caballeros Dorados.

Ven las Doce Armaduras Doradas reconstituídas, pero no hay rastros de los Caballeros Dorados.

Hyoga y Shiryu entran al cuarto. Ellos, también, ven a las Armaduras Doradas. Todos ellos comprenden que los Caballeros Dorados han dejado de existir.

Entran al túnel, a excepción de Shiryu, que se queda en Giudecca, diciendo que los alcanzará pronto. Corren a través del túnel y finalmente ven una luz.

El túnel termina en otra dimensión, donde el tiempo y el espacio se mezclan. Ven a algo brillando a lo lejos.

Mientras tanto, en el otro lado del túnel, Shiryu se enfrenta a tres Espectros: Reina de Alraune, Gordon de Minotauro y Sílfide de Basilisco. Le dicen a Shiryu que no dejarán ir a nadie a los Campos Elíseos, y le ordenan quitarse. Shiryu responde: "Si quieren pasar, tendrán que matarme..." Los Espectros dicen:

"¿Planeas enfrentarnos a los tres tú solo?"

Lo atacan al mismo tiempo y lo derriban. Súbitamente una espada corta sus cascos.

Es la Excalibur de Shiryu. Shiryu está preparado para morir.

De regreso con Seiya, Shun y Hyoga.

Ellos comprenden que los Campos Elíseos están en dirección de esa luz.

Seiya y Shun saltan en el espacio, pero la reaparición de Minos detrás de él, impide que Hyoga haga lo mismo. Minos le dice que no dejará que nadie llegue a los Campos Elíseos.


Capítulo 33

El camino a los Campos Elíseos

Minos le ordena a Hyoga quitarse y se prepara para pelear y obligarlo.

Pero una pared de hielo lo detiene. Hyoga le explica que es una forma alterna de el ataúd de hielo que es imposible de destruír hasta por los Caballeros Dorados. Minos no le cree y golpea a la pared.

Minos logra atravesarla. Seiya y Shun le dicen a Hyoga que salte también, pero responde que sería inútil: Si salta, Minos podría apuntar y golpearlos. Así que prefiere quedarse y cuidar el camino con su cuerpo. Minos lo amenaza de muerte si lo molesta.

Hyoga ataca con su Polvo de Diamante, que Minos repele con una mano. ¡Hyoga es derribado por su propio ataque!

- "¿Aún no has entendido? ¡Los ataques como tu golpe congelado no son tienen efecto en mí! Vamos, ¡Levántate!" ordena Minos.
- "Si no te levantas, ¡Yo te levantaré!"

Minos usa su Marioneta Cósmica en Hyoga para obligarlo a hacer una danza mortal.

En el espacio, Shun y Seiya sufren por la presión. Más aún, se van en dirección opuesta a los Campos Elíseos. Shun es alejado de Seiya. El se pregunta si es posible ir a los Campos Elíseos.

De repente, dos alas crecen en su Armadura, permitiendo a Seiya atrapar a Shun.

Seiya comprende que las alas eran parte original de la Armadura de Pegaso y que crecieron gracias a la sangre de Atena. Ahora que pueden moverse hacia los Campos Elíseos, no esperan más y vuelan hacia la gran luz. En el túnel, Hyoga ha convertido a los hilos de Minos en hielo. Ahora que Shun y Seiya están a salvo, Hyoga también puede ir. Levanta sus brazos sobre su cabeza.

Y libera el poder de la Ejecución Aurora, que golpea a Minos. Hyoga toma ventaja de esto para saltar en el espacio.

Pero Minos logra ligarlo con un hilo. Está a punto de atacar a Hyoga cuando ocurre algo extraño. La presión actúa sobre él y, momentos después, Minos explota...

dejando solo a Hyoga. Por eso es que los que no son Dioses no pueden ir a los Campos Elíseos. Los Caballeros de Bronce están usando Armaduras empapadas en sangre de Diosa, y por lo tanto están protegidos.

En la entrada del túnel, Shiryu cae una vez más. Los tres Espectros le ordenan quitarse pero Shiryu responde, una vez más, que si quieren pasar, lo tienen que matar. Reina decide deshacerse de Shiryu sola.

- "Está bien... si quieres la muerte, yo te otorgaré ese deseo. Yo, Reina de Alraune, te
cortaré la cabeza..." dice.

Ataca con sus Tijeras de Flor de Sangre. Reina piensa que ha cortado la cabeza de Shiryu, así que sugiere a sus amigos que se vayan.

Pero se dá cuenta que está equivocada. Sólo ha herido el cuello de Shiryu y Shiryu hizo lo mismo a su cuello con Excalibur. Gordon ataca: ¡Gran Hacha Trituradora!

Shiryu se protege con su mano Excalibur, pero el Hacha es más fuerte y la mano de Shiryu se rompe. Gordon se prepara a romper la cabeza de Shiryu, pero Shiryu es más rápido. Golpea a Gordon, liberando el poder del Dragón Ascendente con su otra mano.

Sílfide nota que Shiryu no se ha movido a pesar de todos sus ataques. Así que esta vez lo hará moverse de la entrada del túnel con su huracán de Basilisco.

El huracán arroja a Shiryu en contra del Muro de los Lamentos. Cae enfrente del túnel.

Shiryu piensa que es irónico que el Muro de los Lamentos lo haya salvado de ser acarreado a otra dimensión. El les dice otra vez que no pueden matarlo si lo atacan de uno en uno. ¡Deben atacar todos juntos! Sílfide no le cree. Después de todo, ya está medio muerto.

Shiryu ataca con su Dragón Ascendente y derriba a Sílfide.

- "¿Entendiste? Si me quieren matar, ¡Ataquen los tres juntos! Entonces, ¡Les mostraré el último secreto del Dragón!" les advierte Shiryu.


Capítulo 34

¡Batalla Mortal! ¡¡Tres contra Uno!!


Frente al Muro de los Lamentos, Sílfide también ha sido derribado.

- "Está bien. De acuerdo a tu deseo, ¡Te mataremos Dragón...!" grita Sílfide.

Alraune, Minotauro y Basilisco combinan sus poderes.

Shiryu piensa en cómo Shunrei reza continuamente por él en China. Ella siente cómo él le dice Adiós. Al fin, los Espectros atacan. Reina con sus Tijeras de Flor de Sangre, Gordon con su Gran Hacha Trituradora, y Sílfide con su Huracán de Basilisco.

Shiryu incrementa su cosmos....

... para liberar el poder de los 100 Dragones de Rozán (el ataque de Dohko).

Mata a los Espectros pero es empujado atrás...

... hacia el túnel a la otra dimensión, donde es atrapado por Hyoga. ¡A su Armadura le están saliendo alas!

Súbitamente, Sílfide, que todavía no muere, llega al final del túnel. No quiere dejarlos ir a los Campos Elíseos. Hyoga le advierte que no salte en el espacio o su cuerpo explotará. Sílfide no le cree, así que salta. Su cuerpo sufre a causa de la presión y explota.

Hyoga y Shiryu vuelan hacia los Campos Elíseos. Ikki se detiene a la salida del túnel. Pandora también llega.

- "¡Espera! Ikki. Si sigues a Shiryu y los otros, ¡Tu cuerpo también explotará!" le advierte Pandora.

Ella le recuerda que su Armadura no recibió la divina protección de la sangre de Atena. El contesta que de todos modos debe ir. Ella se acurruca en su espalda, llorando. Le implora matar a sus enemigos en vez de ir a los Campos Elíseos.


Capítulo 35

Las Grises Reminiscencias de Pandora...

Seis Espectros están frente al Muro de los Lamentos. Ven a Ikki con Pandora al otro lado del túnel. Deciden matarlo.

La sugerencia de Pandora deja perplejo a Ikki. El le pregunta si para eso lo sacó de Cocytos. Ella le contesta que ha abierto sus ojos. Su familia ha sido completamente exterminada a causa de Hades, hace trece años. Ella recuerda aquella vez en el Castillo de Hades, cuyo verdadero nombre es Heinschtein.

Sus padres y empleados eran muy buenos. La vida era feliz. Pero un día, ella se acercó al viejo cuarto de leña que su padre siempre le había prohibido. El candado había sido roto por un poder invisible.

Entró y encontró una pequeña caja sellada por Atena. Rompió el sello y abrió la caja, de la que dos esferas de energía escaparon y tomaron forma humana.

Le dijeron sus nombres: Hypnos, soberano del Sueño y Thanatos, soberano de la Muerte. Ellos le revelaron que la alma de Hades reencarnó como su hermano (puesto que su madre estaba embarazada), y que ella tenía que protegerlo hasta que el tiempo llegara...

... el tiempo en que los 108 Espectros revivirían. En retorno, ella recibiría vida eterna. Entonces desaparecieron. De regreso en el castillo, ella vió que su hermano había nacido. En los siguientes días, todos menos ella murieron sin razón: Sus padres, empleados, su perro, sus pájaros...

Porque el campo defensivo de Hades convirtió a su castillo en el Castillo de la Muerte, donde ningún ser vivo puede entrar. Entonces recibió como instrucción que el que había sido escogido para ser el cuerpo de Hades, era un huérfano japonés. Desde aquella vez, ella vivió como la hermana de Hades, como una esclava. Lo que mirara, ella lo miraba gris. Fuera el color del cielo o el del pasto o de la sangre. Pero ella recordó cuando se los encontró de nuevo en el Infierno, que el cielo es azul, el pasto verde, y la sangre roja. Ella, y también los Espectros, pensaron que Hades convertiría a la Tierra en una Utopía, donde la gente viviría con vida eterna. De hecho, todos los seres vivos de la Tierra están siendo exterminados como su familia.

Pandora se quita su collar y lo ata en la muñeca de Ikki, diciendo que con él puede ir libremente a donde quiera, incluso a otras dimensiones. El le pregunta qué hará ella ahora que se lo ha dado. Ella responde que Thanatos e Hypnos no la dejarán irse ya que ella los traicionó. De repente algo se rompe dentro de ella.

Ella cae. Ikki se preocupa por ella, pero ella le ordena ir rápidamente a los Campos Elíseos. Ella le advierte sobre Thanatos e Hypnos: Son realmente peligrosos. Pandora está en mal estado. Ikki le dice que resista hasta que pueda atenderla.

Los seis Espectros lo atacan. El los arroja al espacio con sus Alas Ardientes Despegan.

Ikki ve que el rosario de Shaka que sostuvo Pandora ha cambiado completamente de color. Esto quiere decir que todos los Espectros han muerto. Voltea a ver a Pandora pero ya está muerta. Abre las Alas de su Armadura y salta en el espacio.


Capítulo 36

Thanatos e Hypnos

Lejos en el universo está un mundo. Está la Utopía donde uno llega después de muerto si es escogido por los Dioses. Es la tierra eternamente pura que ha sido liberada de cualquier dolor o sufrimiento. No hay tristeza, ni dolor, ni conflicto, ni hambre.

¡¡Son los Campos Elíseos!!

Dos jovencitas corren a un templo griego donde se puede oír una música hermosa: Es el Templo de Thanatos.

- "Señor Thanatos, Señor Thanatos..." dice una.
- "¡Es extraordinario!" dice otra.

Dentro de su templo, Thanatos toca la lira, rodeado de cuatro hermosas mujeres. El les pregunta a las dos ninfas qué sucedio que las preocupó. El supone que Cupido otra vez hizo algo en vano pero su respuesta no es esa. Ellas vieron a un hombre cubierto de lodo, sudor y sangre.

Cerca de ahí, Seiya encuentra a otra ninfa. El le pregunta si conoce a Atena, y dónde está Hades. Desafortunadamente, está tan asustada que prefiere correr. Entonces llega Thanatos.

Se presenta. Seiya ve que sus ojos y cabellos son dorados. Seiya le pregunta qué le pasó a Atena cuando vino aquí. Thanatos responde que ella está muerta y que su hermano Hypnos debe de haber sacrificado su cadaver a Hades. Seiya no le cree y le vuelve a preguntar dónde está Hades.

Thanatos libera su energía, que golpea a Seiya, derribándolo, y se prepara para matarlo.

Pero lo detiene su hermano Hypnos. Seiya nota que son completamente similares, a excepción de que los cabellos y ojos de Hypnos son plateados. El casco de Hypnos tiene alas.

Hypnos le recuerda a su hermano que este lugar no ha sido ensuciado desde los tiempos mitológicos. Thanatos le pregunta si sería mejor que los Caballeros profanaran los Campos Elíseos. De todas maneras se ensuciaría.

Hypnos responde que Thanatos tiende mucho a acabar vidas. Por ejemplo, ¿Porqué mató a Pandora? Thanatos responde "Tú ya sabes porqué lo hice."

Pandora traicionó a Hades cuando salvó a Ikki de Cocytos. Hypnos le dice que el haber protegido el alma de Hades desde la niñez la hacía preciosa.

Thanatos responde que ni ella ni los Espectros eran preciosos. Si ellos están juntos, es suficiente: Hasta mataron a Atena fácilmente. Hypnos confirma que Atena fue atrapada, pero que no tomaron su vida. Thanatos no está de acuerdo con la decisión de su hermano.

Hypnos le recuerda que esta tierra nunca se ha ensuciado y que Hades es el único que puede matar aquí. De repente Seiya, que estaba oyendo la discusión, se levanta y pregunta a Hypnos dónde está Atena. Hypnos le muestra un templo y le explica que es donde el verdadero cuerpo de Hades duerme desde los tiempos mitológicos y que también es donde Atena duerme. Seiya no entiende porqué está durmiendo, así que Hypnos le enseña que no le dió un sueño normal, sino un sueño eterno.

Entonces su cuerpo fue encarcelado en un gran jarrón. Ni el trueno de Zeus puede destruírlo. Absorberá su sangre y cambiará de color de blanco a rojo. Ahora, solo Hades puede salvarla... o dejarla morir. Seiya corre al templo para salvar a Atena.

Thanatos le dice a su hermano que no dejará que Seiya entre al templo de Hades, y que lo matará. Hypnos le responde que puede hacer lo que quiera.

Pero si quiere matarlo, debe hacerlo rápido. De todas formas, aunque se tarde, no debe de ensuciar el templo de Hades con sangre. Thanatos responde que terminará inmediatamente.

Libera una enorme bola de energía para destruir el cuerpo de Seiya. Seiya salta sobre ella. Sus alas se abren y le permiten atacar a Thanatos con el Puño de Meteoro de Pegaso.

Thanatos primero está sorprendido pero reacciona rápidamente y detiene el ataque con su mano.

Hypnos le dice a su hermano que ya se lo había advertido. La determinación de Seiya se reflejaba en su cara. Se va recordándole a Thanatos que sea cuidadoso: El ratón pudiera morder al gato. Thanatos está enojado. Mira a Seiya volar hacia el templo de Hades.

Thanatos libera varias bolas de energía. Seiya no puede esquivarlas todas, por lo que destruyen sus alas y lo hacen caer.

Santuario.

El Eclipse está en progreso. Los Caballeros de Bronce se están preocupando. Shaina les ordena que no se alarmen porque Seiya y los otros están peleando con fiereza. Jabú les dice que confíen en Seiya y los demás: El Eclipse seguramente terminará.

Shaina mira a Marín y le pregunta dónde estaba.

- "Seiya te andaba buscando contínuamente" le dice Shaina.
- "Probablemente a la que Seiya relamente buscaba no era yo" dice Marín.
- "¿Qué?"

Marín llama a Kiki, que viene con una jovencita.

- "¡Marín! ¿Quién es esta jovencita?" le pregunta Shaina.
- "Ella es la persona que Seiya siempre me pidió buscar" le explica Marín.
- "¿Qué?"
- "Ella es la..."

De regreso a los Campos Elíseos.

Thanatos va a donde cayó Seiya. Le dice que sus alas han sido desplumadas, para que no siga escapando a la muerte. Seiya le responde que todavía no puede morir.

Se levanta diciendo que le falta algo por hacer... Alguien a quien quiere ver. Entonces ataca con su Puño de Cometa de Pegaso.

Capítulo 37

¡Esa persona es Seika!

En el Santuario.

- "Entonces..." dice Jabú.
- "Entonces esta jovencita es la..." dice Shaina.
- "Sí. Su nombre es Seika. ¡¡Ella es la hermana de Seiya!!" confirma Marín.
- "La hermana... de Seiya... ¡Bien! ¡¡Seiya siempre te anduvo buscando!! ¡Qué feliz va a ser cuando sepa esto!" se alegra Shaina.
- "¡Es inútil, Shaina! Lo que sea que haya que decirle a Seiya, tú se lo dirás" dice Marín.
- "¿Qué?"
- "¡Esa jovencita no sabe ni quién es!"
- "¿Cómo?"

De regreso a los Campos Elíseos.

El ataque de Seiya no tuvo efecto sobre Thanatos. Su capa ha sido hecha trizas pero su Sapuri aún lo protege. Seiya está sorprendido. Concentró todo su poder pero fue inútil. No puede permanecer de pie. Thanatos le recuerda que es el Dios soberano de la Muerte. Entonces se prepara para matar a Seiya pero se detiene, notando algo.

¡¡Dos de sus dedos fueron rasguñados por el ataque de Seiya!! Thanatos se enoja y patea la cabeza de Seiya diciéndole que pulverizará su cuerpo, lo tirará en la oscuridad de otra dimensión, y lo hará sufrir eternamente después de su muerte.

Finalmente decide no matarlo todavía. Quiere que su espíritu también sufra. Lo matará después.

Mientras tanto, en el Santuario.

- "¿Qué?" pregunta Jabú.
- "¿Amnesia...?" pregunta Shaina.
- "Sí. Desde que perdió la memoria vive en la villa Rodorio" responde Marín.
- "¿Qué? ¿En la villa Rodorio que está cerca del Santuario?" pregunta Shaina.
- "Cuando Seiya fue enviado al Santuario, de pequeño, Seika lo siguió y vino aquí.
Pero como sabes, los alrededores del Santuario son lugares que las personas
ordinarias ni siquiera piensan en pisar... Mientras andaba caminando, tropezó y cayó
en una barranca donde perdió el conocimiento. Afortunadamente fue salvada por un
anciano de la villa Rodorio que pasaba por ahí... Apenas si se salvó de la muerte,
pero... perdió la memoria por la caida. De sus pertenencias se supuso que su
nombre era Seika, pero... Ella ni siquiera sabe quién es, ni porqué razón vino aquí. El
tiempo pasó mientras ayudaba en la tienda del anciano. No sabíamos que estaba
tan cerca... hasta este día..." recuenta Marín.

Shaina le pregunta cómo es que Marín logró encontrarla mientras que la Fundación Galard falló. Marín le explica que Seika desapareció súbitamente el día que Seiya fue enviado a Grecia. Así que pensó que Seika lo había seguido hasta aquí.

Shaina le revela que había oído que Marín también había estado buscando a su hermano, del cual la separaron cuando ella eran chica. Así que Seiya pensaba que Marín podría ser su hermana, puesto que ella también era de Japón. Marín mira al Eclipse pero no contesta. De repente Seika empieza a gemir de dolor, diciendo que su cuerpo parece estar hecho pedazos.

De regreso a los Campos Elíseos.

Thanatos le dice a Seiya que va a matar a su hermana, que está en el Santuario. Seiya no le cree, así que Thanatos hace una imagen de energía para mostrarle el Santuario...

... y a su hermana. Seiya la reconoce y comienza a levantarse. De repente nota que ella está sufriendo.

Thanatos le explica que él, como soberano de la muerte, puede matar a sus enemigos directamente aunque se encuentren a varios años luz de distancia, como Pandora. ¡Ahora va a matar a la hermana de Seiya! Seiya salta para detenerlo pero Thanatos lo derriba otra vez con su energía.

En el Santuario.

Seika sufre más y más. Todos se preguntan qué puede ser. De repente Kiki siente un cosmos inmenso, y salta para proteger a Seika de una gran bola de energía.

Marín y Shaina le preguntan qué pasó. El les explica pero ellas no vieron nada. El les dice que el dolor de Seika también es gracias a esa persona. Kiki, con sus poderes psicokinéticos, es el único que pudo sentir el ataque. Aún así se pregunta quién y dónde está el desconocido, y porqué quiere matar a Seika. De repente Kiki les advierte que vuelve a venir, pero esta vez del otro lado. Marín se apresura para proteger a Seika y también es golpeada por la energía de Thanatos.

Entonces oyen una voz diciéndoles que la resistencia es innecesaria, y es mejor que se detengan. De todas formas matará a Seika aunque intenten obstaculizarlo. Thanatos les explica que el comportamiento de Seiya sólo merece la muerte. Pero antes de matarlo, matará a su hermana. Kiki les advierte que ahora el ataque viene de la derecha.

Shaina salta para proteger a Seika. La energía la golpea y rompe su máscara.

- "Tha... Thanatos... No te dejaremos hacer lo que quieras. No te entregaremos la vida
de Seika" le dice Shaina.
- "Correcto. Para eso... ¡Nosotros protegeremos a la hermana de Seiya!" dicen todos los
Caballeros de Bronce en el Santuario, y rodean a Seika.


Capítulo 38

¡Unión! Caballeros de Bronce

- "Seiya" dice Marín.
- "¿Puedes oírnos, Seiya?" pregunta Jabú.
- "Nosotros protegeremos a tu hermana hasta la muerte" dicen Ichi y Ban.
- "¡No te preocupes y pelea, Seiya!" le dicen Geki y Kiki.
- "¡Resiste, Seiya!" le dicen Nachi y Shaina.

En los Campos Elíseos.

Seiya, que los oye, está llorando. Thanatos ataca de nuevo pero los Caballeros detienen su energía con sus cosmos. Thanatos está sorprendido y decide matarlos también.

Su siguiente ataque golpea a todos. Afortundamente sus cosmos siguen protegiendo a Seika.

Seiya no puede soportarlo. Atrapa, para su sorpresa, a Thanatos, alrededor de sus hombros y usa su última técnica: ¡El Choque Rodante de Pegaso! Los dos son elevados hasta el cielo.

Pero cuando caen, Thanatos desaparece dejando que Seiya se estrelle solo.

Thanatos analiza la situación. Seiya ya no puede moverse ni hablar. Sus amigos ya no tienen el poder de proteger a Seika otra vez. El le pregunta a Seiya a quien matar primero: ¿A el o a su hermana Seika? Se prepara para matar a Seiya.

Pero la cadena de Shun detiene su puño.

Thanatos comprende que Shun también es uno de los Caballeros de Atena. Tira de la cadena hacia arriba y lanza a Shun hacia el cielo. Entonces lanza otra bola de energía. Shun trata de protegerse con la Defensa Rodante pero es inútil, la bola destruye su cadena y lo derriba.

Thanatos le pregunta a Shun cuántos más vendrán. Como no contesta, Thanatos decide matarlo también. De repente siente a un cosmos detrás de él, así que salta y escapa del golpe de Shiryu.

Shiryu ataca con su Dragón Ascendiente. Thanatos aparece detrás de Shiryu y lo golpea con otra esfera de energía.

Thanatos le pregunta si él es el último. En seguida se prepara para matar a Shiryu pero nota que su cuerpo está medio congelado. Hyoga aparece tras él....

... y lo golpea con su Polvo de Diamantes. Pero Thanatos no cae, aunque parezca totalmente congelado. Hyoga corre con Shiryu para ver si está bien.

Desafortunadamente Thanatos fingía su derrota. Los golpea a los dos juntos con una esfera de energía. Les explica que se necesitan de varios cientos de golpes a Cero Absoluto para congelarlo. Una vez más les pregunta si hay más Caballeros.

Ikki aparece tras él. Thanatos le pregunta quién es. Ikki responde que es Ikki de Fénix, y que viene representando a los muertos del Infierno para despejar resentimientos.

Ikki intenta golpear a Thanatos pero esquiva el ataque y atrapa el puño de Ikki. Thanatos mira al collar de Pandora en la muñeca de Ikki y lo reconoce. Entonces golpea a Ikki, destruyendo el collar y derribándolo.

Thanatos le explica que es el Dios soberano de la Muerte pero no hay razón para que los muertos le tengan resentimientos. Ikki se levanta diciendo que no le cree. No aprecia a los Dioses Malignos como él, así que usará el Aletazo de Fénix contra él:

¡Las Alas Ardientes Despegan! Thanatos salta para esquivarlas pero Ikki es más rápido.

Aún así Thanatos logra evitar la mayor parte del ataque. El ataque de Ikki sólo le tumba el casco. La frente de Thanatos tiene una pequeña estrella. Thanatos le dice que él es el primer oponente en serio. ¡Se arrepentirá de haber enfadado a un Dios!

Thanatos estira su mano y golpea a Ikki con la Terrible Providencia.

Ikki cae, con su Armadura destruída. Thanatos le dice que hubiera reducido a Ikki a polvo y enviado pedazos de él a los fines del universo pero eso hubiera contradecido a la voluntad de Hades. Pero le puede cortar la cabeza, y se prepara para hacerlo, cuando en eso oye un ruido. Es una resonancia desde el distante Infierno.

Es el sonido de las Doce Armaduras Doradas. Thanatos recuerda que las Armaduras Doradas han salvado a los Caballeros de situaciones críticas varias veces, y los conducen a la victoria. Desafortunadamente, ¡Necesitan del poder de un Dios para cruzar desde el Infierno hasta los Campos Elíseos! Esta vez, la ayuda por parte de las Armaduras Doradas es imposible. Sus lamentaciones lo hacen feliz.

Mientras tanto, Shun, Shiryu, Hyoga y Seiya se levantan otra vez. Thanatos les dice que ni las Armaduras Doradas pueden venir a ayudarlos, así que no les queda nada. Enseguida, golpea a todos y destruye sus Armaduras.

Súbitamente, Thanatos siente a un gran cosmos que les permite a las Armaduras Doradas llegar a los Campos Elíseos. Como es imposible para alguien que no sea un Dios, Thanatos se pregunta quién lo hizo. Finalmente reconoce el cosmos del Emperador del oceano: ¡¡¡Poseidón!!!


Capítulo 39

Refuerzos del Emperador de los Mares

Gracias al poder de Poseidón, las Armaduras Doradas llegan a los Campos Elíseos. Thanatos está perplejo porque Poseidón había sido sellado en el jarrón de Atena y sumergido otra vez en un profundo sueño.

Cinco Armaduras Doradas vienen a prestarles su poder a los Caballeros de Bronce.

Las Armaduras Doradas se desarman y cubren sus cuerpos.

Seiya con la Armadura de Sagitario, Hyoga con la Armadura de Acuario, Shiryu con la Armadura de Libra, Shun con la Armadura de Virgo, e Ikki con la Armadura de Leo.

Cabo Sunion.

Julián Solo está mirando el mar. Sorento lo acompaña, y nota que se mira extraño por un momento. Se pregunta si el alma de Poseidón lo posee una vez más.

Cuando Julián lo llama, Sorento entiende que estaba en lo cierto. Poseidón le dice que le acaba de prestar su fuerza a los Caballeros de Atena. Sorento está sorprendido.

- "¿En verdad crees que este eclipse es un fenómeno basado en las leyes de la
naturaleza? No, no estás solo... Mucha gente que vive en este planeta puede pensar que este es un simple eclipse... que el Sol motrará su cara pronto..." le dice Poseidón.
- "¿?" se queda confundido Sorento.
- "Pero este eclipse es diferente. Tan pronto como sea completamente oculto por la Luna, el Sol no volverá a salir en esta Tierra."
- "Increíble. Entonces..."
- "Sí. Esto es obra de Hades. Intenta transformar a la Tierra en un mundo de Oscuridad que gobernará por sí mismo."
- "Ha... Hades..."
- "Ahora, en el Mundo Oscuro, Atena y sus Caballeros están peleando fieramente para
detenerlo. Pero yo he sido sellado por Atena. Sólo fui capaz de enviarle unas
cuantas Armaduras Doradas, pero..."

Súbitamente un cambio ocurre en su mente.

- "Sorento, ¿Qué sucede?" pregunta Julián.
- "¿Eh? ¿Señor Poseidón...?" pregunta Sorento.
- "Vamos. Sigamos con nuestro viaje. Muchos niños no afortunados en este mundo, esperan tu flauta... Sorento."
- "Claro, fue por detener la ambición de Hades, pero... durante un pequeño momento, Poseidón revivió. Aunque es contra quien pelearon en el pasado... Ahora es para no cambiar a este mundo a la Oscuridad... ¡¡Les deseo suerte, Caballeros de Atena!!"

De regreso a los Campos Elíseos.

Thanatos comprende que Poseidón les envió las Armaduras Doradas ya que él no le puede quitar a Hades la Tierra que tanto quiere. Los Caballeros están sorprendidos de que Poseidón haya hecho eso por ellos. Thanatos piensa que es un Dios patético muy apegado a la Tierra.

Se burla de Poseidón porque el pensaba darles la victoria a los Caballeros con las Armaduras Doradas. Ellos le preguntan qué quiere decir, así que les responde que las Armaduras Doradas que hasta ahora los han llevado a la victoria, no lo volverán a hacer. Aunque inferior a Hades, Thanatos también es un Dios. Por consecuencia, ante él, las Armaduras Doradas son inútiles. Thanatos decide mostrarles el poder de un Dios.

Su energía destruye a las Cinco Armaduras Doradas.

Capítulo 40

¡Las Legendarias Armaduras de Dios!

Las Armaduras Doradas han sido destruídas.

Los Caballeros son derribados por el ataque. Están asombrados de que las poderosas Armaduras Doradas hayan sido pulverizadas tan fácilmente.

Seiya deja caer la Armadura de Atena.

- "Es el fin. Entre las cosas que nos quedaban, con esto, ya no hay más. No hay nada más... Toda la fuerza ha dejado mi cuerpo... Ya... es inútil..." dice Seiya.

Thanatos parece feliz de oír tales palabras.

- "¿Entendieron, gusanos? No importa cuántos de ustedes vengan o qué se pongan en sus cuerpos, ¡Todo les será inútil contra mí! Con esto, ustedes, Caballeros, están acabados. ¡Hasta Atena morirá pronto dentro del gran jarrón! El Sol, estando escondido, ¡sumirá a la Tierra en la más perfecta oscuridad! Esto anuncia el fin, aquí, de la batalla que ha continuado desde los tiempos mitológicos, ¡Con la victoria de Hades!" anuncia Thanatos.

Recoge a la Armadura de Atena.

- "Hmmm, supongo que esta es la Armadura de Atena. Por lo tanto, ¡También la
destruiré!" dice Thanatos.

Atena se comunica con Seiya a través de su cosmos. Ella no cree que ya se haya rendido. El le explica que ya han usado toda su fuerza, ya no tienen más. Ella está en desacuerdo: ¡Todavía les quedan sus vidas!

Mientras las tengan, aunque hayan perdido todo lo demás, y aunque estén heridos, podrán seguir desplegando poder ilimitado. Quizá el milagro de sobrepasar a un Dios en poder ocurra.

- "Seiya, hasta ahora, cada vez que has hecho arder el fuego de tu vida y explotado tu
cosmos, ¿No han ocurrido varios milagros? No debes rendirte, mientras tengas tu
vida... Mientras tengas tu vida un milagro ciertamente ocurrirá" le dice Atena.

Entonces Seiya oye la voz de Marín.

- "Si te rindes en un lugar como ese, ¿Qué le pasará a tu hermana?" le pregunta Marín.
- "Marín..." dice Seiya.
- "Ahora, tu hermana que siempre has buscado, está aquí Seiya" le dice Shaina.
- "¿No quieres volver a ver a tu hermana, Seiya?" pregunta Marín.
- "Sí, Seiya. Ya te habíamos dicho que la protegeríamos hasta la muerte. No te rindas
Seiya. Resiste, Seiya. Seiya... Seiya..." le dicen Jabú y los otros.
- "Hermana. Seika, hermana... Estoy vivo. Estoy aquí. Hermana. ¡Hermana!
¡Hermanaaaaaa...!" los gritos de Seiya resuenan por todo el universo hasta Seika.
- "Oh. En este instante... ¿Se... Seiya...? ¡Seiya! ¡Seiyaaaa...!" grita sorprendida Seika.

Se dan cuenta.

- "¡!" se sorprende Marín.
- "Seika, ¡¡Has dicho el nombre de Seiya!!" dice Kiki.
- "Su memoria..." dice Jabú.
- "¡¡Su memoria ha regresado!!" dice Shaina.

Seiya se levanta, su cosmos ardiendo de nuevo.

- "Puedo oír... la voz de mi hermana... la voz de Atena... Las voces de todos, que me hacen seguir adelante... ¡¡Sí!! ¡¡No me rendiré!! ¡Mientras tenga esta vida...!" grita Seiya.
- "Sí Seiya. Haz arder el fuego de tu vida. Ahora, incrementa tu cosmos hasta el máximo nivel... Mucho más que en las batallas anteriores, cada vez más... y más... y más... y más..." le dice Atena.
- "Es imposible. Este se ha vuelto a levantar... Pensé que había muerto al perderlo todo y
no ser capaz de hacer nada... ¡¡!! ¿Eso es...?" se sorprende Thanatos.

Seiya desaparece detrás de su cosmos.

- "¡Increíble! ¿Qué es eso? De la Armadura de Bronce que había sido hecha pedazos y convertida en cenizas, los pocos remanentes que quedaron en su cuerpo, están ardiendo como llamas" nota Thanatos.

Templo de Hypnos.

- "¿Qué es esta ansiedad desconocida que siento desde hace rato...? Es extraño que Thanatos se tome tanto tiempo con los Caballeros de Bronce... con Armaduras de
Bronce que parecen haber sido revividas por la Sangre de Atena, lograron el milagro de venir a los Campos Elíseos... Pero... Dudo que el milagro de la Sangre de Atena sea solo ese, pero... ¡¡Ah... Ah... Ah!! ¡¡Ya recuerdo!! Hubo algo parecido en los tiempos mitológicos... ¡Esas Armaduras revividas por Sangre de Dios...!" recuerda Hypnos.

Seiya aparece con una nueva Armadura.

- "... Se transforman en Kamei (Armadura de Dios), que sobrepasa todo" termina Hypnos.

Y entonces...

? "Es imposible... su Armadura... Su Armadura de Bronce que reduje a cenizas revive en tal forma..." dice Thanatos.
- "Se... Seiya" dice Shun.
- "Esto..." dice Hyoga.
- "¿Qué...?" pregunta Shiryu.
- "Nunca había visto ni oído de tal Armadura... Además, miren su apariencia sublime...
- "La digna divinidad que emerge de toda su Armadura... Parece..." dice hanatos.
- "Estás en lo cierto. Es Kamei" interviene Hypnos.
- "..." se quedan sorprendidos Shiryu e Ikki.
- "¡¡Hypnos!! Hypnos, ¿qué acabas de decir? La súbitamente revivida Armadura de Pegaso es..." se sorprende Thanatos.
- "Kamei... ya te lo dije" dice Hypnos.
- "¿¡Kamei?!" se sorpenden los Caballeros.
- "Es imposible. Kamei... Kamei, de acuerdo a su nombre, es lo que los Doce Olimpianos, a quien dirige Zeus, les han permitido vestir a los Dioses. Eso...
¿Porqué está eso en el cuerpo de un mortal como ese gusano?" pregunta Thanatos.
- "¡Cálmate, Thanatos! Ellos han sido capaces de cruzar la hiperdimensión que alguien que no es Dios no es capaz de hacer, y llegaron a los Campos Elíseos. ¿Y todo porqué?" le pregunta Hypnos.
- "Por la Sangre de Atena... Oh..."
- "¡Correcto! Ya recordaste. Una Armadura revivida por la sangre de un Dios está cerca del ilimitado Kamei... Así que, se convierte en una Santa Armadura de Dios.
¡Sólo las hemos visto una vez en los tiempos mitológicos!"

Todos están pasmados.

- "¡Armadura de Dios!" exclama Ikki.
- "Una Armadura cercana al ilimitado Kamei, que trasciende al Bronce, la Plata, el
Oro... todo eso..." dice Shiryu.
- "Seiya hizo que su propia Armadura reviviera pidiendo la ayuda de la sangre de Atena e incrementando su cosmos hasta el máximo nivel" entiende Hyoga.
- "... La legendaria Armadura de Dios..." dice Shun.
- "No solo eran para cruzar la ultradimensión... El gran secreto escondido en la
Armadura revivida por la sangre de Atena..." dice Seiya.

Interrumpe Thanatos.

- "Hmmm, Hypnos. ¿Quiere decir que viniste porque estabas preocupado?" le pregunta
Thanatos.
- "Sí. Ahora Pegaso no es un simple Caballero. Si lo subestimas, ¡Cometerás una gran equivocación!" le advierte Hypnos.
- "Hmmm, no estoy de acuerdo."
- "¿Qué?"
- "A pesar de que la Armadura de Dios está realmente cerca del ilimitado Kamei,
sigue siendo una Armadura... ¿Qué tenemos nosotros, Dioses, que temer? Además, ¿qué puede hacer una persona casi muerta?"
- "¡¡Detente, Thanatos!!"

Thanatos ataca a Seiya pero él salta y lo esquiva facilmente, su fuerza ha regresado junto con la Armadura. Le ordena a Thanatos regresarle la Armadura de Atena. Thanatos lo incita a venir y quitársela, así que Seiya lo ataca y le patea la Armadura de Atena fuera de las manos de Thanatos.

Thanatos cae. Seiya atrapa la Armadura de Atena. Thanatos no reconoce al hombre que hace unos momentos estaba al borde de la muerte. Seiya le ordena quitarse para que pueda ir y darle su Armadura a Atena. Su falta rudeza enfurece a Thanatos. El libera su Terrible Providencia.

Pero su ataque lo detiene el cosmos de Seiya. Seiya le dice a Thanatos que es un Dios de Segunda Clase que sólo juega con la Muerte. Hypnos le advierte a Thanatos otra vez.

Seiya libera su Puño de Meteoro de Pegaso.

Su ataque destruye el Sapuri de Thanatos y lo derriba.

- "Es... Está hecho... Al fin... Al fin maté a Thanatos..." dice Seiya, ya sin aire.

Pero...

Thanatos se levanta otra vez, frente a Seiya, listo para golpearlo. Pero Seiya reacciona rápidamente, y atraviesa el cuerpo de Thanatos con su puños.

- "Es... Es imposible... Yo, un Dios... he sido derrotado por un mortal... Un Dios... Por un Mortal..." dice Thanatos mientras cae.

Seiya les dice a sus amigos que debe seguir y darle su Armadura a Atena. Hypnos está en su camino. Seiya lo amenaza con matarlo también si no se quita. Hypnos no se mueve, así que Seiya ataca.

Pero su Puño de Meteoro de Pegaso sólo rompe el casco de Hypnos. Hypnos se sorprende del poder de Seiya. Seiya no tiene tiempo de pelear, así que se va. Hypnos quiere detenerlo, pero...

Ikki lo golpea, sin efecto, diciendo que él será su oponente hasta que Seiya llegue al templo de Hades. Hypnos se deshace de él con un simple golpe.

Hypnos le dice, que a diferencia de Seiya, él no está a la par para ser su oponente. Pero Ikki se levanta de nuevo, decidido de pelear hasta que Seiya llegue al templo de Hades, aunque muera. Hypnos se prepara para cumplirle su deseo.

Pero su brazo es detenido por la cadena de Shun. El le dice que reemplazará a su hermano como oponente de Hypnos. Hypnos jala la cadena pero no se rompe. El recuerda que Thanatos la destruyó. Shun le recuerda que él también recibió la sangre de Atena. Su cuerpo desaparece detrás de su cosmos.

¡Y reaparece con la Armadura de Dios de Andrómeda!

Mientras tanto, Seiya corre dentro del templo de Hades buscando a Atena. Se detiene frente a un gran jarrón de tamaño humano.


Capítulo 41

¡Apresúrense! Al Templo de Hades

El jarrón contiene a Atena. Seiya nota que se está poniendo de un color rojo oscuro. Esto significa que está absorbiendo la sangre de Atena.

Seiya lo golpea para romperlo, pero está demasiado fuerte. Así que libera el poder de su Puño de Meteoro de Pegaso.

Desafortunadamente su propio ataque es reflejado y lo derriba. Alguien le dice que es mejor que pare porque es inútil: Siempre que trate romper el jarrón, su poder se regresará contra él y lo herirá. Seiya mira que a una columna, y mira que una esfera de energía se acerca a una estatua. Seiya comprende que es el alma de Hades.

Fuera del templo, Shun está con su Armadura de Dios. Le dice a su hermano que vaya a ayudar a Seiya. Ikki accede y se va.

Hypnos le dice a Shun que él es diferente a Thanatos. Entonces tira de la cadena y lanza a Shun en el aire. Desde ahí, Shun ataca con la Onda Relámpago.

Desafortunadamente, Hypnos la esquiva. Recuerda sus propias palabras: El ratón puede morder al gato. Decide no perder más tiempo: Pondrá a dormir a Shun.

La Somnolencia Eterna lleva a Shun a un profundo sueño.

Hyoga y Shiryu atestigüan la derrota de Shun. Hypnos les dice que Shun ha caído en un sueño profundo y sin fin. Así que nunca más volverá a despertar. Agrega que no le gustan las muertes violentas, pero Shun, con la Armadura de Dios, es peligroso. Así que lo matará. Sin embargo, Hyoga y Shiryu llaman su atención. También están desapareciendo detrás de sus cosmos. Hypnos recuerda que ellos también recibieron la sangre de Atena, como Seiya y Shun.

¡Las Armaduras de Dios de Dragón y Cisne!

Hypnos les recuerda lo que le dijo a Shun: No importa que usen las Armaduras de Dios, no pueden igualarlo.

Los pondrá a dormir. Somnolencia Eterna.

Pero Hyoga y Shiryu no se duermen.

- "Ya nos has mostrado tu técnica" dice Shiryu.
- "La misma técnica no sirve contra un Caballero dos veces" acompleta Hyoga.

Atacan juntos: Dragón Ascendente y Polvo de Diamantes.

Derriban a Hypnos.

En el templo, Seiya falló en destruir el gran jarrón. Hades le dice otra vez que se rinda. Por supuesto que Seiya no lo hace. Se prepara para atacar pero su poder es regresado contra él y lo derriba. Seiya vuelve a levantarse, así que Hades decide matarlo.

De repente Ikki entra en el templo. Seiya le dice lo de Atena. Ikki mira la columna y reconoce al alma de Hades. Hades dice: "otro estúpido mortal ha llegado". Ikki decide deshacerse de Hades. Seiya le trata de advertir.

Ikki lanza el poder de sus Alas Ardientes Despegando, que por supuesto se regresa y lo arroja contra el gran jarrón.

Seiya corre hacia Ikki. El entiende que es como con Poseidón. Seiya le explica todo. Hades le dice que va a matarlo. Seiya le sugiere combinar sus poderes. Desafortunadamente Ikki no puede hacer uso de todo su poder con su cuerpo al descubierto. Se lamenta de no tener su Armadura. Sin querer, sus dedos tocan la sangre filtrándose fuera del jarrón. Ocurre una transformación.

¡¡La Armadura de Dios de Fénix aparece!!


Capítulo 42

¡Hades! Despertando de la mitología

- "¡¡Ikki!!" exclama Seiya.
- "Seiya... Parece ser que la sangre de Atena también me ha dado una Armadura de Dios..." dice Ikki.
- "¡Ikki...!"

Ahora pueden combinar sus dos cosmos y salvar a Atena. Lanzan sus mejores ataques: Alas Ardientes Despegan y Puño de Meteoro de Pegaso. Pero el jarrón actúa de nuevo...

... y los derriba. Seiya se pregunta si Hades estaba en lo cierto cuando dijo que era imposible salvar a Atena del gran jarrón. Nota que el alma de Hades está girando y descendiendo por la columna, así que le informa a Ikki que Hades viene a matarlos. Ikki le responde que con toda seguridad serán asesinados. De repente, mirando la columna, Ikki nota algo. Le pregunta a Seiya qué piensa que puede ser el templo bajo la columna.

Seiya sólo se da cuenta que hay un templo. Parece una bóveda. Ikki le dice a Seiya que oyó que Hades deja que su verdadero cuerpo duerma desde los tiempos mitológicos.

Así que, obviamente, ese es el lugar donde el verdadero cuerpo de Hades duerme, esperando el día en que gobierne la Tierra. Pero si matan a su cuerpo durmiente, ¡Hades nunca será capaz de revivir! Hades se pregunta porqué corren hacia él. Súbitamente entiende.

Trata de detenerlos, pero llegan a su bóveda y abren las puertas con sus técnicas.

En la pradera, cerca del templo...

Hypnos es despertado por el sonido de una explosión. Presume lo que Seiya e Ikki están tratando de hacer. Les aconseja a los Caballeros que los detengan, o este mundo será completamente destruído. Hyoga y Shiryu están sorprendidos.

Mientras tanto.

El alma de Hades acaba de desaparecer en la estatua arriba de la columna.

Debajo, en la bóveda, Seiya e Ikki han descubierto su ataúd. Seiya se prepara para reabrirlo con su puño pero, repentinamente, son expulsados de la bóveda por un poderoso cosmos.

Hades ha regresado a su cuerpo y lo ha despertado. También, usa un Sapuri negro.

En pocos segundos, el cielo es cubierto por nubes oscuras y relámpagos. Hypnos les dice a los Caballeros que el cuerpo de Hades ha sido revivido. Ahora todo cambiará a oscuridad y los seres humanos serán destruídos. Finalmente, Hypnos cae muerto.


Capítulo 43

¡Hacia un mundo rebosante de luz... !

Hades sale de su bóveda, sosteniendo una espada en su vaina. Seiya e Ikki aprecian el verlo al fin. Bajando las escaleras...

... libera una vez más su cosmos, que los derriba. Ven al gran jarrón flotar en el aire. Aterriza en el fondo de las escaleras.

Hades termina de bajarlas y se detiene frente a Atena. Desenvaina su espada y la ataca.

Ikki salta para bloquearlo pero la espada lo atraviesa y rasga el gran jarrón. Ikki se colapsa, herido. Seiya corre a ayudarlo pero Hades lo amenaza con su espada. Le dice a Seiya que Atena está sufriendo porque el gran jarrón le está absorbiendo toda la sangre, pero no puede morir. Así que, a manera de misericordia, ¡La enterrará con sus propias manos!

Pero Seiya salta y detiene la espada con sus manos. Desafortunadamente, la espada se llena de energía, que lo lanza hacia abajo. Seiya se levanta una vez más, determinado en no dejar que Hades mate a Atena.

Mira a Hades.

- "Qué bello color de ojos... ¿Son esos los ojos de la persona que es temida como el rey del país de los muertos?... Son como el fondo de un profundo lago" dice Seiya.
- "Es triste" dice Hades.
- "¿Qué?"
- "Ustedes... los mortales. No saben nada del límite de su poder y de sus cuerpos, e intentan hacer cosas demasiado grandes para ustedes. No se contentan con la
Tierra que les dieron los Dioses y tratan de estirar sus manos hacia el universo para ensuciarlo. Al final, hasta tratan de pelear en contra de los Dioses. Para ustedes, seres humanos, los Dioses deben de ser a lo que temen y a lo que honran. Cuando olvidan su espíritu de fé, su existencia es más triste que estúpida."

Seiya se sorprende de las palabras de Hades. Le pregunta si quiere decir que se considera un Dios que merece ser honrado. ¡Un Dios debe ser justo! ¿Dónde está la justicia en un Dios Maligno que está a punto de acabar a los seres humanos y ocupar la Tierra? Seiya intenta atacar pero Hades lo ataca y le hace una cortada al estómago de Seiya a pesar de la Armadura de Dios. Seiya se retira hacia el gran jarrón para proteger a Atena. Hades decide matarlo junto con Atena.

De repente, Hades es atacado por tres cosmos con la forma de una cadena, un cisne y un dragón.

Hades se protege con su espada. Shun, Hyoga y Shiryu van con Seiya e Ikki. Revisan si sus dos amigos están bien. Ikki se levanta al fin.

Se dan cuenta que Hades parece paralizado por su último ataque. Deciden no dejar escapar esta oportunidad de matar a Hades. Una vez más, combinan sus vidas y sus cosmos.

Se concentran, incendian y elevan sus cosmos al máximo nivel, y entonces lo combinan en uno para derrotar a Hades.

Hades reacciona tardíamente y no se puede proteger del ataque. Sin embargo, no parece herido. Además está más y más enojado con estos mortales.

Su contraatque es temible: Rasga un poco sus Armaduras de Dios, y los derriba a todos.

Hades se da cuenta que su ataque combinado rompió un poco su Sapuri.

Además, ¡¡Seiya se está volviendo a levantar!! Hades no lo puede creer. Entonces recuerda que ya lo había visto antes: En los tiempos mitológicos, ese mismo hombre había herido al cuerpo de Hades y también era el Caballero de Pegaso. Seiya le recuerda que la batalla aún no acaba.

Hades decide deshacerse del Caballero de Pegaso para que ya no pueda reencarnar. Seiya no entiende de qué está hablando Hades, excepto que quiere matarlo. Así que ataca primero.

Desafortunadamente su poder no es suficiente, y es lanzado por su propio ataque, lo que le hace soltar la Armadura de Atena. Cuando está a punto de volverla a tomar, Hades atraviesa su mano con la espada. Hades le dice que, como Atena está muerta, no necesita de cuidarla tan preciosamente.

Hades les dice que todo ya acabó. Les muestra una visión de la Tierra para que puedan ver que el eclipse ya es total: El gran eclipse está terminado, los nueve planetas permanecerán alineados y ya no volverán a moverse. La Tierra se ha vuelto un mundo de oscuridad eterna.

En la Tierra.

Los Caballeros también notan la desaparición completa del Sol. Marín se pregunta si su resistencia no fue, de hecho, en vano. Seika la reconforta, anunciando que ella todavía oye la voz de la vida de Seiya.

- "Aún ahora, no se han rendido a la Muerte. La voz de sus vidas... Es una anción de regocijo... Esa es una luz de esperanza... Mientras Seiya y los otros continúen
cantando la canción de sus vidas... Yo tampoco abandonaré la esperanza... Nunca..."


dice Seika.

Su fé en Seiya y los demás los sorprende.

Hades decide deshacerse de los Caballeros, ¡¡Ahora!! Primero de Seiya, que ya no tiene fuerzas. Hades lo ataca con su espada pero Seiya está protegido por una esfera indestructible.

Seiya no está solo: Sus amigos también están protegidos por esferas similares. Están flotando fuera del alcance de Hades. Hades sabe que esa ayuda proviene de Atena. Ella se comunica, explicándoles que los encerró en las esferas para protegerlos de Hades.

Ella planea teletransportarlos a la Tierra. Súbitamente, el gran jarrón cambia color, de rojo oscuro a blanco, porque toda su sangre regresa a su cuerpo. Hades se apresura a atacar el jarrón para matarla.

Seiya reacciona más rápido y le lanza a Atena su Armadura. Cuando entra en contacto con su Armadura, Atena obtiene el poder de romper el gran jarrón. Aparece vistiendo su Armadura de Diosa.

Hades entiende que ella dejó que Hypnos la pusiera en el gran jarrón para hacer que sacara a su cuerpo. Atena le dice que han peleado desde tiempos mitológicos, así que es mejor acabarlo todo ahora. Esto hace furioso a Hades. La ataca con su espada. Ella se protege con su escudo. Hades le pregunta porqué pelea así por los mortales, porqué impide que los Dioses castiguen a los estúpidos mortales.

Ella lo empuja con su escudo, diciéndole que está equivocado: Los mortales no son estúpidos como el piensa. Pero Hades no le cree. No hay existencia más estúpida que la de los mortales. De todas maneras, si los deja hacer lo que quieran, ¿Hasta dónde llegarían? Así que los Dioses deben de enseñarles que si siguen acumulando maldad, ellos caerán en el Infierno después de su muerte y sufrirán eternamente. Hades agrega que la vida en la Tierra es posible gracias al miedo a la muerte que él creó. Atena le responde que es demasiado arrogante.

Ella le pregunta si en verdad piensa si hay un ser humano que no haya matado a un insecto o tomado una flor. Los Humanos no son Dioses. Así que cualquier gente buena puede cometer una pequeña maldad, pero no a propósito. Entonces agrega que ella piensa que un mortal debe ser purificado de todos sus crímenes al morir, y que todos los seres vivos, tanto buenos como malos, deben de tener un sueño eterno y tranquilo. Así que es un error el que Hades les dé agonía después de su muerte por los crímenes cometidos durante sus vidas. Por supuesto, Hades no está de acuerdo.

Hades golpea furiosamente su escudo y la derriba. La amenaza con su espada, diciendo que tal conversación es innecesaria. ¡¡Será mejor que muera por los mortales!! Seiya reacciona y rompe su esfera.

Se interpone frente a Atena tanto para atacar a Hades como para proteger a Atena de la espada de Hades. Su golpe arroja a Hades en contra del pilar.

Los Caballeros están felices de ver que es posible herir a Hades. Notan que la espada está clavada en el pecho de Seiya. El cae en brazos de Atena. Ella le dice que resista, que su hermana lo espera en la Tierra.

- "¡Seiyaaaaa... ! ¡No te mueras! No puedes morir... Por favor, ¡vive por aquellos que te quieren, Seiya... !" le grita Atena.
- "¡El cosmos de Seiya... ! ¡¡Su cosmos ha desaparecido!!" dicen los otros Caballeros.

Súbitamente, la espada sale del cuerpo de Seiya por sí misma y se aleja. Hades le dice a Atena que ella se volvió estúpida entre los mortales: Ella dejó escapar su única oportunidad de matarlo y, ahora, ha desperdiciado su pequeña oportunidad de salvar a Seiya.

Hades atrapa su espada. Le dice que Seiya murió inútilmente. Además, fue particularmente estúpido al apresurar su propia muerte. Atena lo mira:

"Hades, ¿Conoces el Amor?" le pregunta Atena.
- "¿Qué?" pregunta Hades.
- "Desde el punto de vista de un Dios, es posible que los humanos tengan una existencia estúpida y no respetable. Pero los humanos, cualquiera de ellos, tienen lo que se llama Amor. Por ese amor, los humanos pueden ser infinitamente bondadosos. ¡E infinitamente fuertes! A pesar de que eres un Dios, no se te permite castigarlos porque no conoces el Amor."

Hades se rehúsa a seguir escuchando y la ataca. El quiere mostrarle que el Amor no puede ayudar a nadie. Los Caballeros rompen sus esferas y se apresuran a proteger a Atena.

- "¡¡No lo dejen atacar a Atena!!"

Hades los ve.

- "¿Qué? ¿Qué es ese cosmos de ellos? ¡¡No lo puedo creer!! Que haya fallado en matarlos... ¡Que sus cosmos me superen!" dice Hades.
- "¡Es el Amor, Hades! ¡¡Un poder gigantesco que tienen los seres humanos!! ¡El poder del Amor hierve desde el origen de la vida!"

Atena lanza su báculo a Hades y, con ayuda del cosmos de los Caballeros, lo atraviesa.

- "¡¡El Amor no puede ser derrotado por nada!!" grita Atena.
- "Lo hicimos" dice Ikki.
- "Al fin... ¡¡Al fin derrotamos a Hades!!" dice Shiryu.
- "¿Lo viste, Seiya?" pregunta Hyoga.
- "¡¡Ganamos!!" se alegra Shun.

Hades no puede creer que lo hayan derrotado.

Les dice que tanto el Infierno como los Campos Elíseos desaparecerán junto con él. Ellos también morirán con la destrucción de este mundo. Finalmente, Hades desaparece. Los Caballeros rodean a Atena. Ella mira a Seiya y les sugiere regresar al mundo de la luz.

En la Tierra.

Los Caballeros ven que el Sol reaparece. Un momento después, está brillando como antes. Están esperando a que Seiya regrese, desconociendo su sacrificio final por la victoria del Amor y la Justicia...





cecytlogo1.jpg

Nombre: Seiya
Edad: 13 años
Peso: 53 Kgrs.
Lugar de Nacimiento: Japón
Lugar de Entrenamiento: Santuario de Grecia
Constelación: Pegaso
Descripción: Siempre se ha destacado por su gran valor y porque nunca se dá por vencido frente a ningún adversario. Estas características lo convierten en el protagonista principal de la serie.

pag. en construccion